Agencia AFP.15 abril

La Federación Venezolana de Fútbol (FVF) sancionó a dos clubes profesionales y sus capitanes por haber boicoteado un partido del Torneo Apertura, en protesta por la falta de condiciones a causa de un apagón masivo.

El Consejo de Honor de la FVF impuso el castigo al Zulia FC y al Caracas FC, cuyos futbolistas se negaron a jugar el pasado 10 de marzo, según una comunicación dirigida al equipo capitalino, a la que tuvo acceso la AFP este lunes.

La entidad anuló los resultados del encuentro, “quedando como juego celebrado sin asignación de puntos”, y multó a ambos clubes con el equivalente a unos 110 dólares. (¢66 mil)

El fallo, que reconoce la acción como “una protesta colectiva no violenta” castigó además al capitán del Zulia, Leo Morales, y al del Caracas, Rubert Quijada, con un partido de suspensión y una multa individual de 30.000 bolívares (¢5 mil).

Los jugadores simplemente se quedaron hablando entre sí y no quisieron jugar en protesta. Foto: Twitter @Johann182
Los jugadores simplemente se quedaron hablando entre sí y no quisieron jugar en protesta. Foto: Twitter @Johann182

El pasado 10 de marzo, el cuarto día de un megaapagón que golpeó a toda Venezuela, ambos clubes debían enfrentarse por la séptima fecha.

Al sonar el pitazo inicial, los jugadores permanecieron inmóviles sobre el campo del estadio José Pachencho Romero de Maracaibo, cuyas instalaciones no tenían luz ni agua. Después se limitaron a mover y pasarse la pelota de lado a lado sin atacarse.

Así transcurrieron los noventa minutos reglamentarios, con un empate 0-0.

“No hay condiciones para que haya fútbol”, escribió entonces en Twitter el centrocampista Evelio Hernández, uno de los futbolistas de mayor jerarquía del Zulia.

4 días de apagones llevaba el país en el momento del partido.

La decisión del Consejo de Honor consideró que incurrieron en el incumplimiento “inexcusable” de su obligación, aunque reconoció la existencia de situaciones que influyeron en el “desacierto” de no jugar a ganar, como obliga el ‘fair play’.

Las sanciones podrán ser apeladas, de acuerdo con el reglamento disciplinario de la FVF, señala el escrito.