Karol Espinoza.8 agosto, 2017
Los nacionales irían ante el ganador de la serie entre el Chorrillo de Panamá y el Honduras Progreso, que está a favor de los panameños 1 a 0, y se define este miércoles. Rafael Murillo
Los nacionales irían ante el ganador de la serie entre el Chorrillo de Panamá y el Honduras Progreso, que está a favor de los panameños 1 a 0, y se define este miércoles. Rafael Murillo

El trabajo del Santos de Guápiles, comandado por el técnico Johnny Chaves, sigue ganando elogios ahora a nivel internacional.

Los guapileños se convirtieron este martes por la noche en el primer equipo costarricense que logra ganar  los dos juegos a un club de Trinidad y Tobago, en Concacaf, según datos del estadígrafo Joseph Fernández.

Los nacionales vencieron 2 a 1 al San Juan Jabloteh, en el juego de vuelta de los octavos de final de la Liga Concacaf.

Hay que ser claros y recordar que los santistas prácticamente habían cocinado la serie la semana pasada en suelo tico, donde golearon 6-2 a los trinitenses. Sin embargo, también querían dejar en claro que tenían cuadro para traerse otro triunfo y lo lograron.

Eso sí, apenas al minuto dos, ya los guapileños habían recibido una falta de penal en contra cuando Pablo  Arboine botó en el área a Nathan Lewis y el central Gladwyn Johnson la señaló acertadamente.

El 1-0 lo concretó Adrian Reid al lanzar el balón arriba y al lado izquierdo del portero tico Alejandro Gómez, que se la jugó a su derecha.

La ventaja con un equipo como el Santos, que se conoce tan bien y trae un proceso de varios años con el técnico Chaves es que la anotación no los desconcentró y al 8' Wílmer Azofeifa mandó un remate de media distancia que pasó pegado al palo.

El Santos terminó ganando la serie con global de ocho goles a tres, después de haber vencido 6-2 a los trinitenses, el martes pasado, en Tibás. Archivo /Rafael Murillo
El Santos terminó ganando la serie con global de ocho goles a tres, después de haber vencido 6-2 a los trinitenses, el martes pasado, en Tibás. Archivo /Rafael Murillo

De hecho, pese a ciertos ataques de los locales que agarraron desprevenidos a los ticos y los hizo cometer faltas cerca del área, el empate del Santos llegó al 32', cuando Wílmer Azofeifa cobró un tiró libre y José Garro empujó de cabeza para tranquilidad de los caribeños.

En la segunda parte, el San Juan intentó meter presión y puso a trabajar de más al portero Alejandro Gómez y a la defensa santista con ciertas llegadas de peligro, sin embargo, a los visitantes les alcanzaba para responder ante un equipo que si no consiguió más fue por Gómez y hasta por los palos.

Cuando parecía que el empate sería definitivo se vino un ataque guapileño al 71', que empezó con un remate de Juan Diego Madrigal, el portero Shemel Louison parecía que lograba controlar la bola, sin embargo, la soltó frente a Leonardo Adams, que solo tocó hacia atrás y Edder Solórzano empujó al fondo de la red para el 2-1.

El San Juan Jabloteh dejó ir el empate al 75', con un remate de Lewis, quien le dio como venía a la pecosa solo frente al marco y la envió por encima.

Después fue Jevon Morris al que Gómez le desvió el balón al tiro de esquina y por último un balón pegó en el horizontal.

Al final, Santos sigue  merecidamente con vida en la Liga Concacaf  a punta de buen fútbol y de un proceso que hace rato está dando resultados.