Sergio Alvarado.6 febrero
Walter Centeno enfrentará este miércoles al club al que el domingo pasado su exequipo, Grecia, le zampó cinco goles. Foto: Mayela López
Walter Centeno enfrentará este miércoles al club al que el domingo pasado su exequipo, Grecia, le zampó cinco goles. Foto: Mayela López

Los morados tienen todo listo para darle hoy la bienvenida a Walter Centeno como su nuevo entrenador. Es una fiesta que esperan desde hace siete años. Deseab ver a uno de sus más grandes ídolos en el banquillo, todo suena y luce muy bonito, pero el otro invitado a la danza, el Santos, tiene planes distintos.

Muchos pensarían que un equipo que viene de recibir diez goles en dos partidos –cinco en cada uno– y mostrando un fútbol pobre es el candidato perfecto para ser el pato de la fiesta del Paté. Y súmele la motivación de la afición y los jugadores del Monstruo por el cambio en el banquillo. Una receta apenas para montar la pachanga.

¿Qué piensan en Guápiles?, ¿irán entregados para que cuando vayan por el Zurquí ya tengan dos pepinos en el saco? Claramente la respuesta es un rotundo no.

“Sabemos que jugaremos en una linda atmósfera y todo lo que rodea la llegada de Centeno es algo que respetamos, pero en un partido así queremos ser parte de lo bueno, que se hable de lo que haremos. Pero aparte de eso no le hemos dado más atención de la que merece”, dijo el técnico santista Johnny Chaves.

“Centeno es un ídolo de Saprissa y tiene facilidad de palabra para activar a sus seguidores, será un bonito partido. Nosotros tenemos que recuperarnos lo antes posible, hemos sido autocríticos y sabemos que podemos cambiar eso, es una linda oportunidad para mostrar otra cara”, añadió Chaves.

Revancha
Johnny Chaves sabe lo que es ganar en La Cueva y tratará a de aguar la fiesta para recibir a Paté. Foto: Melissa Fernández
Johnny Chaves sabe lo que es ganar en La Cueva y tratará a de aguar la fiesta para recibir a Paté. Foto: Melissa Fernández

Fiel a su estilo, el entrenador rojiblanco es muy honesto. Sabe y reconoce que muchos aciertan al imaginar al Santos de este miércoles en rol de victima, a diferencia de otras visitas que han realizado a la Cueva. Pero el que les tiren ese papel no significa que tengan que serlo.

“Es normal que se piense así, la situación lo describe bien, el equipo viene de dos partidos muy lejos de sus capacidades deportivas. El cambio para Saprissa puede ser bueno, pero tampoco es que ellos van a jugar como quiere Paté, eso le tomará tiempo, hemos estado en situaciones similares en las que hemos salido adelante como equipo”, contó.

Curiosamente el Santos enfrentará dos partidos seguidos ante Centeno luego de que el domingo pasado los derrotó 5-0 en su último partido en el Municipal Grecia. Fue un partido que Johnny reconoció como el peor que han jugado en mucho tiempo, pero no se trata de algo individual contra Paté, sino contra un rival como el Sapri.

“Ya no creo que cambie mucho respecto a lo que hacían con Vladimir, ambos juegan un sistema de 4-3-3. Lo que cambiarán son las tareas, funciones y el estilo, hay que ver cuánto puede influir en lo que quiere, no creo que sea un cambio radical”, opinó Chaves.

Hemos hablado de la fiesta que está montando Saprissa, pero no le damos más atención de la que merece", Johnny Chaves.
A robarse el show
Juan Diego Madrigal considera que sacar puntos en el Saprissa es una gran oportunidad para que el Santos se lave la cara. Foto: Mayela López
Juan Diego Madrigal considera que sacar puntos en el Saprissa es una gran oportunidad para que el Santos se lave la cara. Foto: Mayela López

Entre los jugadores santistas también hay ánimo de robarse el show. No se ponen en el papel de víctimas e irán a buscar algo que ya han hecho en Tibás: ganar.

“Sabemos que tienen una fiesta armada por la llegada de Paté, pero el torneo continúa y a pesar de que hemos tenido dos malos partidos en los que nos han goleado, saldremos a hacer un buen partido, proponer y buscar el resultado”, dijo Juan Diego Madrigal,

El Chino fue claro en su mensaje: si ellos llegan a la Cueva pensando que los golearán otra vez, es mejor ni salir de Guápiles.

“El profe nos dijo cuál es el panorama, Saprissa llenará su estadio para armar una fiesta. No es la primera vez que llegamos así, como el patito feo, y nos hemos llevado buenos resultados. Vamos con todo lo que tenemos”, dijo Madrigal.