Ana Luisa Monge.14 septiembre

La famosa Saprihora es una de las principales armas que tiene el Monstruo cuando las mejengas se le ponen cuesta arriba, ya que logra sacar triunfos y empates en tiempo de reposición o en los minutos finales del juego.

Esos pepinos salvatandas se disfrutan al máximo por parte de los fiebres morados, ya que es una forma de advertir a los rivales que a Saprissa nunca se le puede dar por muerto.

Esa extraordinaria capacidad ha llevado al club tibaseño y a sus seguidores a celebrar en 105 oportunidades durante los últimos 17 años (un promedio de 6 partidos por temporada) años que contempló el historiador Carlos Retana Orozco, durante el estudio que realizó.

“Esta Saprihora ha existido toda una vida porque revisé informaciones de los años setenta y ochenta, pero en esta ocasión me enfoqué en el nuevo milenio partiendo del campeonato celebrado durante la temporada larga 2001-2002”, explicó Retana Orozco.

Carlos Retana Orozco, rescató las últimas 105 ocasiones en que el Monstruo, logró celebrar con la Saprihora. Foto Facebook
Carlos Retana Orozco, rescató las últimas 105 ocasiones en que el Monstruo, logró celebrar con la Saprihora. Foto Facebook

Don Carlos utilizó para este estudio aquellos partidos en que, al llegar al minuto 80, la “S” estaba perdiendo o empatando la mejenga.

“Al llegar el minuto 80, ya los juegos tienen el 90 % del recorrido total y por eso busqué los partidos en los que Saprissa se vio obligado a empatar para rescatar un punto o bien para ganar alguno que estaba igualado, como el triunfo agónico que consiguió el miércoles pasado frente a Grecia, donde la salvada llegó al minuto 105”, comentó don Carlos, al respecto.

De esos 105 momentos de gloria, los saprissistas lograron celebrar la victoria en 71 oportunidades y consiguieron el empate 34 veces, unas cifras muy positivas sin lugar a dudas.

“Cabe destacar que los dos jugadores que más veces salvaron al cuadro morado durante ese tiempo son Álvaro Saborío y Wálter “Paté” Centeno, con nueve salvadas cada uno”, comentó el historiador.

Tassio Maia, está dentro de los 10 extranjeros que disfrutaron salvando a la S con la Saprihora. Fotografía José Cordero
Tassio Maia, está dentro de los 10 extranjeros que disfrutaron salvando a la S con la Saprihora. Fotografía José Cordero

Retana Orozco también señaló que Tássio Maia es el tercer brasileño que anota para el club durante la Saprihora y recordó que esta es la tercera vez que los tibaseños se la aplican a Grecia.

La de este miércoles fue la primera victoria, ya que en las dos anteriores oportunidades, los morados lograron sacar empates en los momentos finales ante los griegos.

“Junto a Maia, hay otros dos brasileños que también celebraron con esa camisa, se trata de Ricardo Costa y Henrique Moura. En total son diez los extranjeros que vivieron ese momento para favorecer al Saprissa”, manifestó.

Alvaro Saborío forma parte de los 38 jugadores ticos que inscribieron su nombre en la Saprhora, desde el año 2001 al 2018. Foto Archivo La Nación
Alvaro Saborío forma parte de los 38 jugadores ticos que inscribieron su nombre en la Saprhora, desde el año 2001 al 2018. Foto Archivo La Nación

Los foráneos que más anotaron en la Saprihora se agrupan en tres brasileños, dos uruguayos, dos hondureños, un colombiano, un boliviano y un argentino.

El club que más ha sufrido con este recurso morado es Liga Deportiva Alajuelense, ya que a los leones los tibaseños se la han aplicado en 13 oportunidades, de las cuales sacó 7 victorias y 6 empates.

“Otro dato curioso es que también entran a jugar los autogoles, ya que tres ocasiones han beneficiado a los morados”, contó Retana.

En torneos cortos, los cuales se disputan desde el 2007 al presente, el Monstruo rescató 69 partidos con la Saprihora.