Sergio Alvarado.Hace 3 días
Johan Venegas marcó el pepino que hizo la diferencia este domingo. Foto Alonso Tenorio
Johan Venegas marcó el pepino que hizo la diferencia este domingo. Foto Alonso Tenorio

En una mejenga sumamente pulseada, de esas de taco a taco, Saprissa derrotó 3-2 al Herediano con un penal cerrando el juego para llegar a los 27 puntos y asumir la cima del grupo B a falta de una fecha.

Hasta el minuto 86, la S estaba desaprovechando otra oportunidad para desplazar al Cartaginés para asumir el liderato de su sector por primera vez desde la fecha uno, pero un penal anotado por Johan Venegas lo cambió todo.

Aunque el partido arrancó flojo para el Team, el juego no decepcionó, fue muy movido, con opciones en ambos marcos, dejando a los fiebres al borde del asiento y con el corazón en la mano.

Los morados abrieron el marcador apenas a los dos minutos. Un remate desde afuera del área lo desvió Johan Venegas, justo para que Marvin Angulo la metiera de barrida.

Sin duda fue una jugada que le metió otra dinámica al asunto, golpe al que los florenses les tomó su ratillo para acomodarse y reaccionar, periodo en el que el Saprissa fue mucho mejor.

Los morados pudieron ir 2-0 en los primeros 15 minutos, porque al 9 Michael Barrantes tuvo una clara, pero tiró encima del marco, algo raro en él porque siempre le pega bien.

Después apareció Jimmy Marín, cinco minutos después, con una buena incursión por la izquierda del área, que apenas pudo desviar la zaga herediana que la estaba viendo fea y sin respuesta.

Por dicha para los intereses de los locales y lo vistoso del juego, el Team se pellizcó y dio su primer aviso con un cabezazo que Yeltsin Tejeda pegó en el horizontal, luego de un tiro de esquina.

A los florenses se les veía con más confianza con la chocobola, empezaron a crecer y lograron igualar las cosas al 29 con un golazo de John Jairo Ruiz que dejó como locos a Johnny Acosta y a Ricardo Blanco.

El atacante florense se llevó la de gajos por la derecha, enfrentó a los dos morados, con una gambeta se los hizo un chicle, se metió al área y de derecha definió al primer palo del arco de Aarón Cruz. Pepino.

Bryan Segura fue uno de los principales protagonistas del duelo. Foto Alonso Tenorio
Bryan Segura fue uno de los principales protagonistas del duelo. Foto Alonso Tenorio

Claro, mientras los fiebres veían la repetición de la jugada se preguntaban en qué estado se encontraba la cintura de Acosta y qué diantres intentó hacer Blanco, pues quedaron retratados.

De hecho, a los tres minutos del gol, Johnny pidió cambio por un problema en un tobillo, por lo que entró Alexander Robinson, aunque con nada y lo que le quedó tocada fue la cintura.

Ante el empate, el Monstruo también se espabiló con un par de llegadas peligrosas, un tiro libre de Johan Venegas, al 36, que tapó Bryan Segura y en el rebote Robinson tampoco pudo con el meta.

A los 44 un tiro libre de Marvin Angulo movió las redes, pero por fuera, por lo que más de uno se fue pollo pensando que había sido gol.

Sigue la cumbia

El segundo tiempo la mejenga continuó el ritmo tallado de la etapa inicial y en la primera de peligro, el Monstruo se adelantó otra vez.

Ricardo Blanco guindó un muy buen centro al corazón del área, adonde apareció David Guzmán para meter un cabezazo imposible para Segura, a los 48 minutos.

La nueva camiseta del Monstruo está muy bonita y florenses como Keynner Brown se la querían llevar para la casa. Foto Alonso Tenorio
La nueva camiseta del Monstruo está muy bonita y florenses como Keynner Brown se la querían llevar para la casa. Foto Alonso Tenorio

Los palos también siguieron apareciendo, Mariano Torres pegó uno en el vertical derecho, cuyo rebote dio la impresión de que pegó en el brazo de Keisher Fuller, pero en la repetición quedó claro que no fue así.

En el Monstruo le seguían reclamando a Hugo Cruz sobre la supuesta mano, cuando les cayó otra vez la igualada en un tiro de esquina en el que se desacomodó la defensa morada.

Aarón Salazar se le perdió a Robinson y entró solo a cabecear y aunque la pecosa le quedó un toque atrás, siempre pudo mandarla al fondo a los 55 minutos.

El siguiente en enviarla al palo fue Aubrey David, otra vez al vertical derecho luego de un centro de Mariano Torres.

Marín tuvo el triunfo en sus pies antes de que cayera el tercero, en una contra que se llevó con mucha rapidez, se fue en un mano a mano con Segura, pero el remate del oriundo de Colima de Tibás fue malo y se fue muy encima del marco.

Cuando el duelo estaba cerca de terminar Marvin Angulo aprovechó una contra, remató a quemarropa, Segura detuvo espectacular, el rebote quedó a medio camino y cuando el 10 intentó volver a conectar, Kenner Brown le sacó la dientona. ¡Penal!

El Cachetón cobró y engañó al buen portero florense para el 3-2.

Por poco le igualan a la S por tercera vez con un cabezazo de Orlando Galo, pero Michael Barrantes sacó la pecosa de la línea al 92.