Franklin Arroyo.22 enero

Saprissa despedazó este viernes al Arcahaie de Haití 5 a 0 en la semifinal de la Liga Concacaf y enfrentará a su archirrival, Alajuelense, en la gran final.

El partido fue un sparring para el Monstruo, pues era impensable que el equipo haitiano ganara la serie.

De hecho, en media hora los morados ya tenían resuelto el partido con dos pepinos. Aún así, el Arcahaie le pegó unos sustillos.

Saprissa despachó sin problemas a los haitanos. Foto: Prensa Saprissa
Saprissa despachó sin problemas a los haitanos. Foto: Prensa Saprissa

La diferencia entre ambos cuadros fue muy evidente, pues simplemente la liga costarricense tiene más nivel que la haitiana. Los caribeños presentaron algunas pinceladas en ataque, pero en defensa realmente son muy débiles, salvo el portero Guerry Romondt.

Apenas al minuto del partido, Jimmy Marín tuvo la primera ocasión, pero el portero achicó bien y logró rechazar la acción, en el rebote, Mariano Torres remató por fuera.

Al once, un cañonazo escandaloso de Barrantes sacudió el vertical de los visitantes cuando Sapri dominaba a placer y al 13, Cristian Bolaños casi anota de jupita, pero el buen portero Romondt tapó.

Pero un minuto después, Esteban Espíndola ganó una bola en las alturas y con certero cabezazo abrió la cuenta después de un tiro de esquina.

Segundo partido en que Espíndola anota para Saprissa. Fotografía: prensa Saprissa.
Segundo partido en que Espíndola anota para Saprissa. Fotografía: prensa Saprissa.

Arcahaie reaccionó al 24 con un gran pase de Dorvilien a Jolicoeur que apenas pudo salvar Aarón Cruz. Tres minutos después, la misma conexión haitiana, pero esta vez definiendo Dorvilien obligó al portero morado a intervenir y salvar a la “S”.

Ante esos sustos, Sapri tuvo que apretar clavijas y pronto encontró el segundo pepino cuando Hernández centró pasado, Bolaños la devolvió de seguido al área y Ariel Rodríguez, como típico goleador, de rodilla, la mandó a guardar.

Jolicouer, al 40, volvió a tener una posibilidad en un error de la zaga morada, le hizo varias fintas a Aubrey David y su remate salió ligeramente desviado.

En el complemento, en la primera jugada los morados pusieron el 3 a 0, en una buena combinación que culminó con un centro preciso de Bolaños a Jimmy Marín. Allí acabó el juego.

Ariel Rodríguez volvió a sacudir redes. Foto: Prensa Saprissa
Ariel Rodríguez volvió a sacudir redes. Foto: Prensa Saprissa

Después fue un dominio casi insultante de los morados, que si hubieran acelerado le meten 20 al Arcahie. Pero a media máquina les bastó para ampliar la cuenta.

Bolaños al 58 puso el 4 a 0, cuando quedó solo frente al arquero después de un gran pase de Michael Barrantes y definió como nos tiene acostumbrados, con gran calidad.

Hasta Daniel Colindres volvió a sus andanzas y provocó el quinto tanto cuando desbordó por la derecha y se la puso a Mariano Torres que definió con un remate en seco.

Y pudieron caer más, pero los morados teminaron el juego de forma tranquila y firmaron su pase a la final, con sed de revancha que lleva ya 16 años.