Andrés Mora.11 marzo

Tras la decisión de jugar a puerta cerrada, por lo menos las siguientes dos fechas del clausura 2020 (fecha 15 y 16), por el coronavirus, Saprissa es el equipo que más plata va a dejar de recibir, pues el domingo 22 recibe al Club Sport Herediano en la Cueva.

La Cueva estará como para los entrenamientos del equipo cuando llegue el Team. Foto Cristian Brenes
La Cueva estará como para los entrenamientos del equipo cuando llegue el Team. Foto Cristian Brenes

Basándonos en los datos oficiales de la Unafut, registrados en el torneo Apertura 2019, el Monstruo, en el peor de los casos, se quedaría con las ganas de embolsarse cerca de ¢12 millones, que fue lo que hizo en taquilla cuando recibió a Herediano en la fase regular del Apertura 2019.

A esa mejenga llegaron 9.911 aficionados a Tibás, mientras que para la semifinal de la segunda vuelta, también ante el Team, la Cueva recibió a 20.545 personas y eso significó una taquilla de ¢61 millones.

“Sin duda alguna esto representa una gran pérdida económica para muchas industrias, estamos pasando por una crisis por la falta de negocio que esto genera. Jugar a puerta cerrada representa una gran pérdida y si esto se extendiera más, creo que muchos clubes la van a pasar mal, ahí ya tendremos que evaluar en su momento, pero desde ya todos deben ir preparando escenarios más pesimistas”, explicó el presidente morado, Juan Carlos Rojas.

“Además, un partido Saprissa Heredia sin público, pierde gran parte de la magia”, agregó el moradito.

Rojas confesó que ninguna de las soluciones era buena (suspender las jornadas o jugar a puerta cerrada) pero como el escenario estaba complicado, decidieron por el menos malo.

Después del cuadro tibaseño, los más sacrificados serán la Liga, Herediano, Pérez Zeledón y Cartaginés.

Los de la Vieja Metrópoli reciben al León el domingo 22 de marzo y para que saquen cuentas, la última vez que los manudos visitaron el Fello, llegaron 4.453 seguidores, lo que significó ¢17 millones para los brumosos.

Una cifra similar se le esfumó al cuadro manudo con la visita de La U - Universitarios de este sábado.

Se le fue una buena platica a los brumosos por el coronavirus. Foto: Rafael Pacheco
Se le fue una buena platica a los brumosos por el coronavirus. Foto: Rafael Pacheco

En la provincia de las brumas los aficionados se están poniendo la mano en el corazón para que no flaqueen las finanzas.

El grupo Fuerza Azul inició en sus redes sociales una campaña para que al equipo por lo menos le entre alguito.

“La afición brumosa podría colaborar con un monto simbólico de ₡2000 colones, para mitigar las pérdidas que tendrá el Club Sport Cartaginés por la decisión de realizar el juego ante Alajuelense a puerta cerrada. Presentaremos una nota formal a la junta directiva, para que habiliten una cuenta corriente del Club Sport Cartaginés oficial y que cada aficionado pueda colaborar”, señalaron.

Por otra parte, los florenses, que reciben a Limón este domingo, perdería la entrada de unas 3.855 personas, o sea, se dejaría de embolsar unos seis melones.

“Si no jugábamos y en quince días dicen que se empliaba esto, ya no iba a haber fechas para reprogramar, estamos pensando en el compromiso que tenemos por contrato con nuestros patrocinadores y el no haber partidos nos puede hacer más daño”, explicó el vicepresidente herediano, Orlando Moreira.

Muy salados

De los clubes pequeños, el que peor escenario tiene es el Municipal Pérez Zeledón, porque recibe al Sapri este sábado.

Bien pelado estará el estadio de los Guerreros del Sur para la llegada del Sapri. Foto Prensa Pérez Zeledón
Bien pelado estará el estadio de los Guerreros del Sur para la llegada del Sapri. Foto Prensa Pérez Zeledón

“Tendríamos una pérdida de entre tres o cuatro millones por organizar el partido y la taquilla puede andar en unos dieciséis millones de colones, estamos hablando de bastante dinero.

"Esa taquilla de Saprissa o la Liga son las que uno está esperando para ayudarnos y si no existe, es muy perjudicial, no se puede estar pagando salarios a todos jugadores y cuerpos técnicos si el equipo está parado, es difícil”, explicó Juan Luis Artavia, presidente de los Guerreros del Sur.

En la última visita de los morados al Valle de El General, el local hizo casi ¢10 millones en taquilla porque llegaron 2.243 aficionados.

Otro saco de sal es Grecia, que precisamente sus próximos dos partidos los tiene de local ante Cartaginés y Pérez Zeledón.

Entre los dos partidos podría dejar de embolsarse ¢1.1 millones.

La U también es local ante Santos, pero en el torneo pasado cuando recibió a los guapileños, la plata por venta de entradas fue apenas de ¢54 mil.

El que bajó todos los santos del cielo fue precisamente el equipo guapileño, porque sus próximas dos mejengas son de visita ante Jicaral y La U, por lo que no pierden ni un solo cinco.

Nada que hacer

El presidente de la Unafut, Julián Solano, explicó que el daño ya está hecho, pues hay chochosca para indemnizar a los clubes afectados.