Sergio Alvarado.27 septiembre
Katherine Alvarado tiene medida a la Liga, le ha anotado tres goles en este torneo. Foto: Saprissa.
Katherine Alvarado tiene medida a la Liga, le ha anotado tres goles en este torneo. Foto: Saprissa.

Saprissa dio un golpe directo a Alajuelense en la lucha por el primer lugar de la primera división del fútbol femenino al triunfar 1-0, con lo que se mantiene en la cima del torneo con 27 puntos.

Para las leonas el golpe es más duro, porque cayeron al tercer puesto de la tabla, con 23 unidades, las mismas que Sporting. Heredianó, que empató a dos con Sporting, es segundo con 24 puntos.

Ya lo habíamos dicho: este Saprissa es muy diferente al que jugó el clásico de la primera vuelta en el Morera Soto y que aún no había tomado forma. Después de aquel juego fue mejorando hasta llegar al liderato.

Las moradas enfrentaron el duelo ante las manudas con seis victorias seguidas y una buena dosis de motivación, lo opuesto a las rojinegras, que han venido experimentando dificultades.

Después de perder su invicto de 28 juegos, al caer ante Pococí, Alajuelense solo ganó uno de sus últimos cuatro partidos. Eso le costó que se lo apearan de la cima.

Se veía ruda

La visita a la Cueva se veía muy complicada para las leonas y así fue.

Fueron víctimas de su imprecisión en el marco contrario, un pecado capital ante un rival con tanta pegada.

Ser líder es muy importante, porque el equipo que se lleve la cima en la fase regular quedará sembrado de una vez en la gran final. Es un premio bien gordo.

Los primeros compases del duelo fueron para las moradas, que entraron mejor a la cancha y apenas en siete minutos dieron el primer aviso con Catalina Estrada, quien se enredó en la última jugada y perdonó.

El partido fue realmente reñido con opciones en ambos marcos. Foto: Saprissa.
El partido fue realmente reñido con opciones en ambos marcos. Foto: Saprissa.

Por un rato las imprecisiones mandaron y los remates directos no aparecían, hasta que llegó la número diez morada, el fichaje estrella de esta temporada: Katherine Alvarado.

La volante tomó un gran pase que envió Valeria del Campo desde su propia área. Fue un pelotazo muy bien dirigido que les robó la espalda a las manudas y que Katherine definió con clase al lado izquierdo. Así sumó su quinto gol del torneo.

El pepino incluyó un homenaje para María Paula Porras, jugadora saprissista que se perderá el resto de la temporada por una operación del ligamento cruzado. Por eso se perderá también el Mundial sub-20 que se jugará en Tiquicia el otro año.

Para las leonas el golpe sirvió para que reaccionaran y empezaran a acosar el marco de Dinnia Díaz.

El problema era la mala definición, tanto así que se fueron en el primer tiempo sin un remate directo. Pateara Priscilla Chinchilla, María Paula Salas o María Fernanda Brenes, todos los tiros iban desviados.

Nada salió

En la etapa complementaria las manudas continuaron el acoso al arco morado, pero a su falta de puntería se sumó una Dinnia Díaz inspirada.

Del minuto 50 al 60, Alajuelense fabricó seis jugadas de peligro, unas más claras que otras y por todos los frentes, pero el gol simplemente no caía.

La más clara fue un cabezazo de Brenes al 56 que como que iba para adentro, pero Díaz salvó de manera heroica. Hasta la rival terminó reconociéndole el tapadón.

Ojo, que las tantas llegadas manudas no significaba que no estuvieran sufriendo atrás; Saprissa llegaba de contra con mucha rapidez y hasta pudo ampliar la ventaja si la árbitra Marianella Araya hubiera pitado un claro empujón en el área sobre Catalina Estrada y que era penal.

Katherine Alvarado dedicó su gol a su compañera María Paula Brenes. Foto: Saprissa.
Katherine Alvarado dedicó su gol a su compañera María Paula Brenes. Foto: Saprissa.

Las moradas también tuvieron sus opciones en el segundo tiempo, pero la arquera manuda Yalitza Sánchez hizo un tapadón a Katherine a los 65. Ya se gritaba como gol.

Araya demostró lo poco acertada que estaba en el silbato porque ahora fue un penal que no sancionó a favor de la Liga tras una mano de Daniela Cruz en el área.

Al final Alajuelense fue víctima de sus propios fallos ante un Saprissa que sigue mostrando que está para pelearlo todo en este torneo.