Andrés Mora.9 marzo, 2020

El Monstruo anda inquieto no solo en la cancha, sino también en la parte administrativa, pues decidió mover sus fichas en altos mandos, sobre todo ahora que en la parte deportiva el cuadro de Wálter “el Paté” Centeno es líder solitario.

El banquero Alberto Blanco casi no tuvo exposición con los medios de comunicación. Foto: Archivo GN
El banquero Alberto Blanco casi no tuvo exposición con los medios de comunicación. Foto: Archivo GN

La primera en dejar el barco morado fue Marcela Trejos, gerente de comunicación y mercadeo. Ella llegó en 2015 a la institución tibaseña y el pasado miércoles 4 de marzo jaló pues le ofrecieron un mejor puesto en otra empresa.

"Para mí, llegar a Saprissa y encontrarme con la afición más leal y fiel del país fue lo que más me inspiró para llevar a la marca al lugar que merecía. Me enamoré de esta institución y logramos consolidar un extraordinario equipo profesional y humano, que sin duda le dará continuidad y respaldo a todo lo construido. Me voy de Saprissa, pero Saprissa no se va de mí”, fueron las palabras de despedida de Trejos.

Marcela fue la responsable de levantar la marca, con ropa morada no solo deportiva, sino también casual, sacó una colección de gorras y además los famosos uniformes conmemorativos como la chema que tenía los nombres de todos los futbolistas que han pasado por el club.

Marcela Trejos fue la gestora de las chemas emblemáticas. Foto: José Cordero.
Marcela Trejos fue la gestora de las chemas emblemáticas. Foto: José Cordero.

Junto con Trejos jaló el gerente general Alberto Blanco, salida que fue dada a conocer este domingo.

Según el anuncio saprissista, Blanco deja la gerencia por motivos de salud, pero permanecerá ligado a la institución.

El sustituto de Blanco será Gustavo Chinchilla.

A Chinchilla lo presentan como el mero mero, ya que es especialista en planificación estratégica, supervisión y control financiero, investigación de mercado y negocios, iniciativas de crecimiento, estrategia de marca y diseño de experiencia del cliente, entre otras aptitudes.

El Centro de entrenamiento Saprissa en Belén parece que está en muy malas condiciones. /Foto Ronald Perez
El Centro de entrenamiento Saprissa en Belén parece que está en muy malas condiciones. /Foto Ronald Perez

Los salidas se dan en medio de las polémicas críticas realizadas por algunos futbolistas, quienes pegaron el grito al cuelo por no contar con mejores condiciones para entrenar. Sin duda un filazo para el área admnistrativa que está en un proceso de renovación.

Uno de los que levantó la voz fue Johan Venegas.

“Creo que es difícil porque no tenemos un centro de entrenamiento donde podamos llegar y entrenar, estamos como nómadas, de un lugar a otro, con diferentes canchas para entrenar y que no están en buen estado. El cuerpo técnico ha hecho las cosas de la mejor manera para tener trabajos con bastante calidad y hacen lo que pueden, pero a nosotros y a la institución le vendría bien un centro de alto rendimiento.

La Liga lo está haciendo bien por tener un lugar donde se puede potenciar a los jugadores, Saprissa debería hacerlo y no tanto para nosotros, sino para las futuras promesas, al final el gran beneficiado no va a ser Saprissa, sino el fútbol nacional”, comentó el Cachetón.

Intentamos conocer la opinión de Juan Carlos Rojas, presidente del club, sobre estos movimientos administrativos y aunque no pudo atendernos tampoco nos ayudó a cuadrar una entrevista con el nuevo gerente general, porque este no puede atender prensa, al menos por el momento.