Sergio Alvarado.16 septiembre
El duelo entre morados y norteños de este miércoles será muy cerrado, con pocos espacios y de dientes apretados. Fotografía José Cordero
El duelo entre morados y norteños de este miércoles será muy cerrado, con pocos espacios y de dientes apretados. Fotografía José Cordero

El Apertura 2020 es como un tren bala que va soplado y no se detiene, por eso el tema de la clasificación es algo que los equipos deben resolver pronto o se pueden quedar botados.

Precisamente eso hace que el duelo de este miércoles entre San Carlos y Saprissa, en el estadio Carlos Ugalde, sea de alta exigencia y obligación para ambos equipos por su situación en la tabla de posiciones. Actualmente los morados son terceros con seis puntos en dos partidos y los Toros quintos con cuatro puntos en cinco mejengas.

El Monstruo ya empezó a reponer los duelos que no pudo jugar por la cuarentena que cumplió todo el equipo por los dos casos positivos de covid-19 en el plantel, una situación que le armó un apretado calendario.

Hace cuatro días, el campeón nacional la vio fea para derrotar a Jicaral, en el que fue su primer juego en un mes. Un duelo que, a pesar de que el Monstruo sufrió en lo físico, pudo ganar 1-0 dejando los pelos en el alambre.

Pero la exigencia este miércoles será mucho mayor porque el cuadro de Wálter Centeno se encuentra a un rival obligado, que en su casa se juega el que podría ser su último chance para pensar en la clasificación.

Los norteños perdieron el sábado pasado 1-0 ante Sporting, en lo que fue el debut de Jeaustin Campos como su nuevo entrenador, luego del despido de Carlos Restrepo por malos resultados.

Este martes, el técnico fue enfático en que, a pesar del ritmo que muchos dicen que le falta a Saprissa, sus individualidades pueden marcar diferencia, por lo que no pueden fiarse.

"Observamos el partido contra Jicaral, que por cierto hizo un muy buen partido. Siempre que un equipo tiene falta de ritmo o competencia, puede resolverlos con individualidades, como pasó en el juego anterior.

“Quizás no tuvieron un juego muy lúcido, y hasta tuvieron un poco de suerte, pero cuentan con jugadores de mucha jerarquía que atrás te pueden resolver situaciones apremiantes y adelante son capaces de inclinar la balanza”, explicó Campos.

Jeaustin sabe que aunque él apenas viene empezando con el equipo, no tiene margen de error, una situación que mete un poco de presión en el grupo.

“A nosotros solo nos importa ganar, aunque hemos tenido una semana complicada, pues se vino el cambio de entrenador y ahora debemos sacar el resultado.

“Hay cierta ansiedad y desesperación por ganar, lo que puede que sea perjudicial en el desarrollo de un partido. Vamos a tratar de que los muchachos se relajen, adquieran confianza y que no solo por lapsos se trabaje bien, sino que vayamos creciendo poco a poco”, explicó.

Apenas en su segundo partido en San Carlos, Jeaustin Campos tiene un encuentro crucial ante el Saprissa. Prensa San Carlos
Apenas en su segundo partido en San Carlos, Jeaustin Campos tiene un encuentro crucial ante el Saprissa. Prensa San Carlos

Por planilla, San Carlos será el rival más pesado al que se medirá el Monstruo hasta el momento, pero a pesar de los buenos nombres que tienen los norteños en ataque, les ha costado mucho el torneo.

“Tenemos jugadores importantes. Jorman (Aguilar), (Julio) Cruz, Albert (Villalobos) y (Rashid) Chirino, quienes tuvieron opciones ante Sporting. Nosotros hicimos un partido aceptable y con eso hubiésemos tenido para ganar, pero no fue así porque nos faltó el gol.

“No es fácil revertir la situación que vivimos sobre la marcha, pero debemos corregir la técnica, no solo para anotar, sino para dar un servicio, o una asistencia a gol, pero estoy seguro que vamos a cubrir esos detalles y mejorar”, comentó.

Exigencias

El entrenador Rándall Chacón cree que es un partido que puede determinar en buena parte el futuro del grupo B. Asegura que los norteños están mucho más obligados.

"Sí es la última oportunidad para pelear o pensar en clasificar para San Carlos. En cuanto a Saprissa, será un partido que, como lo lleva en su camisa, siempre debe ser protagonista, tendrá que pelear.

“Me parece que es un partido que va a determinar en la tabla para qué está Saprissa, aunque no podemos dejar de lado que es un equipo que viene de un parón bastante largo”, comentó.

Mejorar la parte física y el ritmo es uno de los retos del Saprissa de Wálter Centeno para este miércoles. Foto: Rafael Pacheco
Mejorar la parte física y el ritmo es uno de los retos del Saprissa de Wálter Centeno para este miércoles. Foto: Rafael Pacheco

Para Chacón, ante Jicaral al Monstruo el gas le dio para jugar unos 60 minutos y después empezó a decaer, un detalle que posiblemente trabajó en estos días.

"En San Carlos los vamos a ver en una cancha sintética, pero no es una cancha de dimensiones tan grandes como la del Saprissa, por lo que los recorridos van a ser más cortos, probablemente tenga la posibilidad de jugar unos diez minutos más con ese ritmo.

“La idea de Wálter Centeno es tener la pelota, basado en eso, San Carlos va a tener que recuperar el balón o tenerlo para poderle generar peligro al rival. Saprissa sabe que si lo presionan adelante tendrá espacios atrás y tiene jugadores determinantes para explotar eso”, finalizó Chacón.