Por: Sergio Alvarado.   11 noviembre
De lejos se ve bonita, pero de cerca es otra cosa. Foto: Tomada de Mapio.net

La mejenga del próximo jueves 14 contra la selección de Curazao podría ser una prueba muy dura para la Tricolor.

Además del juego físico y rápido que caracteriza al cuadro caribeño, el partido será en una cancha que no está en las mejores condiciones.

La gramilla sintética del estadio Ergilio Hato, en Willemstad –una de las principales ciudades de la isla– está desgastada, con mucho caucho y puede que la bola no ruede o rebote como se debe. Todo eso lo saben los seleccionados.

Costa Rica haría el reconocimiento de la cancha este miércoles y al fin la Sele se dará cuente del estado real, pero las referencias son malas. La mejenga será a las 5:30 de la tarde, hora tica.

“Es cierto que la cancha no está en muy buenas condiciones. Estuve allá hace como mes y medio y no es la mejor, es una cancha parecida a la que hay en Haití, es sintética y no es nueva, está un poco gastadita, tiene mucho caucho”, explicó Álvaro Herrera, encargado de logística de la Fedefútbol.

El estadio cuenta con capacidad para 15 mil espectadores, es el más grande de la isla y su reparación más reciente fue en el 2013. No es exclusivo para jugar fútbol, también lo usan para otros deportes.

A diferencia de la cancha, Herrera comentó que Curazao, como país, lo dejó gratamente sorprendido.

“Las condiciones me parecieron muy buena. Fue una muy linda sorpresa, se siente uno como si estuviera en Holanda”, indicó.

Están advertidos
La cancha de Curazao es muy similar a la de Haití, explicaron en la Fedefútbol. Foto: Archivo/ AFP

Integrantes de la Sele comentaron que con una cancha como esta al frente hay que ser prácticos y no jugársela mucho para evitar algún chasco.

“Es una cancha sintética y sé que no muy linda (risas), son cosas que debemos tener en cuenta. A veces en la cancha natural usted puede jugar de una manera, pero solo estando allá vamos a saber qué tal”, comentó Kendall Waston.

Para el espigado defensor del Cincinnatti FC de la MLS, ante Curazao habrá que cuidarse mucho del juego de centros y de velocidad que les gusta a los caribeños.

“Si la cancha se presta para jugar, pues bien, pero si no, el resultado que nos va a importar son los tres puntos. Si se juega bonito o feo, ya es otra cosa, pasa a un segundo plano”, agregó Waston.

Jonathan Moya, atacante de Alajuelense, coincide en que el estado de la cancha no ayudará mucho al espectáculo.

“Son partidos más físicos, de más roce, dada esta situación es el profe el que determinará qué planteamiento y estilo va a usar; son partidos difíciles, pero es un rival que ya conocemos, hay que jugar contra todo”, indicó el delantero.

Costa Rica viajará este miércoles a Curazo y regresará el viernes a las 7 p.m. mientras espera el partido del domingo 17 contra Haití.

Sele completa
Este martes la selección quedará completa con la incorporación de los volantes Celso Borges, del Goztepe de Turquía, y de Dylan Flores, del CSM Politehnica Iași, de Rumania.