Deportes

Sele sigue en caída libre en la sufrida era de Rónald González

Tricolor volvió a perder en penales este domingo

¡Ay Ronítal! Ya no hay discurso que valga. La Sele quedó última en la Liga de Naciones tras empatar a dos contra Honduras y perder, otra vez, en penales.

La Tricolor de Rónald González llegó a 10 partidos sin conocer la victoria. Los números del entrenador, desde que asumió el equipo, realmente dan pena porque acumula siete empates, cinco derrotas y solo una victoria.

Lo más increíble del nuevo fracaso es que si a un equipo le cuesta ganar en los 90 minutos y el torneo tiene posibilidades de lanzamientos de penal, uno esperaría que no duerman practicando desde el manchón blanco, pero ni eso. Hasta en ese apartado quedó debiendo y en dos partidos seguidos.

En la ruleta rusa fallaron Ariel Lassiter y Yeltsin Tejeda; ambos remates pegaron contra el buen portero hondureño Luis “Buba” López.

Ante la bicolor la obligación era ganar, en un clásico centroamericano nunca se acepta otra cosa más que eso, no valen excusas, cuentos o ver el “más allá” del resultado, las cosas como son.

Costa Rica, que no gana desde el 14 de noviembre del 2019, volvió a demostrar que es emocional, porque cuando tiene a un rival como México al frente saca pecho, pero cuando tiene a otro de la misma altura vuelve a una terrible zona de confort que nos tiene metidos en un zapato.

Además, la Honduras que se dejó el tercer lugar tampoco era la gran cosa, pues los catrachos llegaron a la mejenga de ayer arrastrando cinco partidos sin ganar.

Espejismo

La Tricolor comenzó ganado al minuto 7 con un gol de Joel Campbell, el único que parece acordarse de meter un gol con la nacional.

Desde el 13 de noviembre del 2020, cuando se empató a uno en un amistoso con Catar, la Sele no sabía lo que era hacer un gol, tanto que casualmente también anotó Campbell. De Joel a Joel.

Yeltsin Tejeda abrió un balón largo para Bryan Oviedo, el lateral zurdo metió un centro de derecha que Joel logró anticipar a dos defensas hondureños, la bola le dio en la rodilla y se fue para el fondo. No fue la definición más linda, pero gol al fin.

Con la velocidad de Joel y Alonso Martínez, los ticos apostaban a metérsele por las bandas a los catrachos, plan que funcionó hasta la media hora, cuando todo empezó a fregarse poco a poco.

La Tricolor tuvo otra opción de peligro a los 33 cuando Campbell se aprovechó de una mala devolución del catracho Hernán Ávalos y por un par de segundos no le llegó al tallado despeje del meta López.

Después de eso, podemos decir que Honduras se adueñó del juego.

El primer susto cayó con un bombazo que Edwin Rodríguez pegó en el palo derecho del marco de Leonel Moreira.

Para el segundo tiempo, la Sele volvió a su realidad, la que se ha venido criticando, un equipo sin muchas ideas al que los rivales le manejan el partido y la pecosa.

Por dicha Alex López entró hasta el medio tiempo, porque con solo 45 minutos se comió a la Sele, perdimos la bola y empezamos a hacer el papel.

A los 47 minutos nos igualaron, ahora sí Rodríguez la mandó al fondo tras recibir un centro desde la banda izquierda, el hombre la bajó de pecho y definió de derecha de muy buena manera.

Nos metieron atrás, caía un baldazo de llegadas sobre el marco de Osito, nos hacían lujos, bicicletas, no podíamos sostener nada, nos costaba horrores y ni de broma nos acercábamos al marco del Buba.

La ensalada de cambios de Ronítal tampoco sumó mucho. Metió a Ariel Lassiter, Johan Venegas y Allan Cruz, volante que, no contento con botar el penal contra México, entró a regalar el 2-1.

El exflorense del Cincinnatti de la MLS se ruleó en la salida y el ingeniero López se la robó.

El catracho de Alajuelense se la filtró al área a Alberth Ellis, quien definió sin ninguna bronca de derecha.

El marcador traía justicia a lo que estaba pasando en la cancha.

La derrota por todo lo visto en el partido era segura, sin embargo, al cierre la Sele pudo aprovechar un despiste tremendo de la zaga de la bicolor para poner el 2-2.

Johan Venegas mandó un tiro libre desde la derecha al corazón del área adonde apareció Francisco Calvo sin marcas de nada para de cabeza igualar a los 84.

¡Qué regalazo nos encontramos! Muy benévolo el premio, pero como sea, se empató. Como todo en esta Sele, ahí, como sea.

En los penales ya hasta pena da decir que no nos acompañó la suerte, porque si pateáramos bien, no hay mala suerte que valga.

Como dicen por ahí, uno de esta selección no esperaba nada y aún así logró decepcionar.

Sergio Alvarado

Sergio Alvarado

Periodista de La Teja, especializado en deportes. Graduado de la Universidad Internacional de las Américas.