Deportes

Sergio Ramos se despide entre lágrimas y frases picantes del Real Madrid

Defensor español afirma que el club le retiró la oferta para que renovara

Con lágrimas Sergio Ramos se despidió este jueves del Real Madrid, un momento que definió como uno de los más difíciles de su vida, después de 16 años en el club blanco y 22 títulos.

“Uno nunca está preparado para decir adiós al Real Madrid, pero ha llegado el momento de despedirme“, dijo en un acto de homenaje Sergio Ramos, rodeado de su esposa, Pilar Rubio, sus cuatro hijos, sus padres, su hermana Mirian, y su hermano René, que también es su agente.

A lo largo de 16 temporadas, el defensa disputó 671 partidos y marcó 101 goles, y será recordado como uno de los grandes del club merengue, con un palmarés que incluye cuatro Champions y cinco ligas españolas.

La polémica llegó con una frase en la que el capitán explicó que él sí aceptó una oferta para seguir en el club, pero el equipo le dijo que ya había pasado el tiempo para aceptarla.

“Nunca me he querido ir del Madrid, ese ha sido mi propósito. Me remonto a la Liga del confinamiento, que la ganamos. A raíz de ahí el club me ofreció la renovación, pero se dejó ahí por el covid. Ahora, el club me hace una oferta de un año y bajada de sueldo. Yo solo he pedido dos años.

“El tema no ha sido de dinero. Llegados a este punto, acepto la oferta con rebaja y el club me dice que ya no hay oferta. Me dicen que la oferta tiene fecha de caducidad y yo no me había enterado”, confesó.

El futbolista de 35 años, quien no estuvo en su mejor forma esta pasada temporada, no acordó finalmente una prolongación de su contrato, por lo que el 1 de julio queda libre. De momento no dijo adónde se va.

“Llegué de la mano de mis padres... (guardó silenció y soltó el llanto) de mis hermanos, con 19 años, era sólo un niño”, recordó el jugador, que fichó por el Real Madrid procedente del Sevilla FC el verano de 2005, por 27 millones de euros (32 millones de dólares).

En cuanto a su futuro, se mostró de momento evasivo: “Se cierra una etapa maravillosa, una etapa única en mi vida, pero se abre una etapa de ilusión, de futuro, con muchas ganas de querer demostrar mi mejor nivel durante muchos años”.