Deportes

Si Keylor Navas no llega a la final, el Real Madrid tampoco

Los merengues fueron eliminados por el Chelsea. La final será entre dos equipos ingleses

Si el portero Keylor Navas se quedó sin la final de la Champions League, su exquipo el Real Madrid también se quedó con las ganas de disputar el partido más importante a nivel de clubes.

Los merengues fallaron este miércoles en su intento de llegar a su final número 17 de la gran competencia europea.

El Chelsea se encargó de ponerle un alto en el camino al derrotarlo 2 a 0 en Londres, 3-1 en el global y llegar a su tercera final de la historia (ha ganado una y perdido otra).

De las tres finales a las que ha llegado el Chelsea, dos han sido contra equipos ingleses (la del 2008 que la perdió en penales con Manchester United) y en la que lo enfrentará al Manchester City.

La otra final se la ganó en penales al Bayern Munich en el 2012.

Mientras tanto, para el City será su primera final de Champions.

Timo Werner abrió el marcador a puerta vacía y Mason Mount hizo el 2-0 al 85.

Los merengues, en cambio, vieron esfumarse sus aspiraciones de meterse en su cuarta final de Champions en los últimos seis años y de alcanzar su décimocuarta Copa de Europa en un partido en el que sufrió mucho.

Tras el 1-1 de la ida, el equipo merengue llegó a Stamford Bridge obligado a atacar y a marcar, pero se encontró con un Chelsea que cerraba bien atrás y que apretaba delante, impidiendo el juego de los merengues.

Pudieron adelantarse los madridistas en un disparo a la media vuelta desde la frontal del área de Karim Benzema, pero se encontró con la mano del portero Edouard Mendy (26), convertido en un auténtico muro en las pocas ocasiones en que el Real Madrid superaba la defensa de los 'Blues'.

Werner, el faro

Los merengues no lograron encontrar los huecos en el dispositivo defensivo del Chelsea, que aprovechaba sus robos en el centro del campo para salir en velocidad y sorprender al Real Madrid con N’Golo Kanté de catalizador.

En el primer tanto Kanté descargó sobre Havertz que bañó a Courtois y la pegó en el horizontal, pero el rebote lo cabeceó Werner solito, solito para hacer el 1-0 al 28.

El tanto cayó como un jarro de agua fría sobre los merengues, que trataron de seguir en busca del tanto que ahora llevara al partido a la prórroga.

El equipo blanco pudo irse al descanso con el empate, pero Mendy volvió a sacar una buena mano a un cabezazo de Benzema (35).

Después de comerse al menos tres goles en el segundo tiempo, Christian Pulisic, que había entrado por Werner, puso un balón atrás para Mount que fusiló en boca de gol para hacer el 2-0 definitivo.

Fue mejor

Al técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, no le quedó más que admitiir que el Chelsea superó a su equipo y es justo ganador.

“El Chelsea fue superior y hay que felicitar a este equipo; felicitar a mis jugadores por lo que hicimos hasta ahora en la Champions, lo hemos intentado, pero hoy no ha sido posible, hemos jugado contra un equipo que ha sido mejor”, dijo Zidane en rueda de prensa.

“Ahora hay que pensar en los últimos cuatro partidos de Liga”, añadió el técnico merengue.

“Pudimos marcar más”

El técnico del Chelsea, Thomas Tuchel, que llega a su segunda final consecutiva, estaba feliz de la vida. El alemán perdió la final del torneo pasado cuando dirigía al PSG, contra el Bayern Munich.

“Nos hemos merecido ganar. La primera parte fue difícil porque ellos tuvieron mucha posesión, pero fuimos peligrosos con nuestras contras, nunca perdimos el hambre y las ganas de defender”, dijo Tuchel tras el partido.

“Pudimos haber marcado muchos más goles para estar más tranquilos, pero no es momento para la crítica, ha sido una gran actuación”, insistió el técnico alemán.