Yenci Aguilar Arroyo.22 marzo
Pinto siempre ha correspondido el cariño de la afición. Carlos Borbon
Pinto siempre ha correspondido el cariño de la afición. Carlos Borbon

A casi 7 años del Mundial de Brasil 2014, el nombre de Jorge Luis Pinto sigue despertando pasiones entre los aficionados ticos.

De un lado, están quienes no comulgan con la forma de ser del técnico colombiano, pero por otro están los “pintolovers”, ese grupo de fanáticos que lo defienden a capa y espada y destacan del entrenador cafetero su disciplina y la forma en la que trabaja.

Pero ¿por qué después de tanto tiempo, los ticos no dejan ir la figura del sudamericano?

Para Guillermo, muchos chocan con Pinto por ser tan disciplinado. Cortesía.
Para Guillermo, muchos chocan con Pinto por ser tan disciplinado. Cortesía.

La Teja conversó con el sociólogo Guillermo Acuña, quien analizó las razones por las cuales, los pintolovers no desaparecen.

“Creo que se le reconoce algo que a nosotros como sociedad nos hace falta y es el tema de la disciplina, que muchos le reconocen a Pinto. Nos falta disciplina, no es un valor que tenemos como sociedad y cuando viene al país una figura así puede ser que se le reconozca por tener tan presente este valor.

“Por otro lado y no sé si todo el mundo lo sabe, es que Jorge Luis Pinto es una persona muy preparada, se formó universidades de Brasil y Alemania de forma rigurosa y así como yo me preparé para ser sociólogo, él se preparó para ser el mejor entrenador y alguna gente lo reconoce, no todos, porque en el ambiente de fútbol estamos rodeados de mucha gente que asume roles y no está preparada para hacerlo y ejemplos de esos nos sobran”, expresó.

Otro aspecto que según el sociólogo es destacado por los ticos es su franqueza a la hora de comunicarse.

“A nivel de relaciones sociales nos cuesta decir las cosas de frente y en eso Pinto ha sido muy llano, creo que en sus pasos por Costa Rica eso le pudo cobrar factura, su forma de hablar directa.

“Creo que en ambas oportunidades, cuando dirigió a Alajuelense y a la selección salió mal, porque me parece que hizo un buen trabajo y a pesar de los años la gente le sigue teniendo un lugar especial”, manifestó.

Para el académico de la Universidad Nacional, otra cosa por la que el entrenador colombiano sigue presente en los corazones de los ticos, es por el cariño que le guarda al país.

“Obviamente hizo un trabajo y recibió su paga de acuerdo al contrato, pero más allá de eso, el respeto que sigue guardando es por admirar y dice mucho de su integralidad como persona, no cualquiera se refiere a sus retractores de una forma tan respetuosa, cuidando mucho el detalle de las palabras”, añadió.

El técnico cafetero es muy estricto y riguroso a la hora de trabajar. Rafael Pacheco.
El técnico cafetero es muy estricto y riguroso a la hora de trabajar. Rafael Pacheco.
No se lo bajan

El analista comentó que muchos no se bajan a Pinto por la forma en que planifica su trabajo y por lo exigente que puede ser en los camerinos que dirige.

“Habrá gente que quizás probó sus métodos y no fue exitosa y le roza la personalidad del entrenador. Mi papá, Guillermo “Tierra” Acuña jugó con la Liga y participó en un convivio de exjugadores cuando Pinto era entrenador de la Liga llegó, saludó a los exjugadores y lo invitaron a quedarse en la actividad, pero él nada más fue a conocer lo que dijo era la historia del club.

“Otro entrenador se hubiera quedado, pero eso es parte de su cultura, se formó en escuelas rigurosas y eso lo determinó para todo, trabajó como entrenador y formador”, comentó.

“Una cosa que me parece interesante es el respeto que guarda por el país, pese a lo que le ha pasado en los últimos días se sigue refiriendo al país con mucho respeto, en sus palabras guarda mucho cariño”. Guillermo Acuña, sociólogo.

Para Guillermo, el colombiano no deja nada al azar, cada una de las actividades que realiza en sus equipos es planificada y hasta tiene medido lo que podría salirse fuera del rol.

Esa forma de trabajar, en donde cumple al pie de la letras horarios y actividades choca con la forma de pensar del tico, porque en Tiquicia a muchos les cuesta seguir reglas, cumplir horarios y mantener conductas. En pocas palabras: al costarricense no le gusta que lo tengan a mecate corto.

Hasta en el programa La Pensión estuvo el técnico colombiano. Foto Pablo Montiel
Hasta en el programa La Pensión estuvo el técnico colombiano. Foto Pablo Montiel
¿Qué podemos aprender?

En criterio de Guillermo, además de la disciplina, otro aspecto que podemos rescatar de la forma de trabajar de Jorge Luis Pinto es su forma de comunicarse.

“Creo que podemos destacar la persistencia, como parte de su método. Si nos proponemos hacer algo, se debe aplicar, seguirlo.

“Por otro lado, pienso que sobre el juicio, en el caso de los jugadores, que son la parte acusadora, no supieron manejar el tema de la comunicación. Me extraña sobre todo en el caso de Keylor, que tiene un departamento de prensa, se le chispoteó el elemento de comunicación, porque ni él ni su esposa se han comunicado bien”, afirmó.

Acuña agregó que otro tema al que se le puede sacar el jugo a raíz del paso de Jorge Luis Pinto por el país es fortalecer los conocimientos en materia de fútbol.

“Su metodología de trabajo le dio resultado, fue un proceso integral, deportivo, sicológico, alimentario y también hay que reconocerle a los jugadores su parte.

“Lo vemos cuatro años después, con los mismos jugadores, pero con diferente técnico y se vio un fracaso estrepitoso. Tengo la impresión de que para el fútbol tico trascienda tiene que fortalecerse en su parte académica, plantear algunos procesos de formación continua y que estos modelos se implementen y den resultados”, manifestó.

Jorge Luis Pinto fue el dedicado del tope de Palmares del 2014. Fotografia Marcela Bertozzi
Jorge Luis Pinto fue el dedicado del tope de Palmares del 2014. Fotografia Marcela Bertozzi