Sergio Alvarado.11 marzo, 2018
Sebastián y Sara viajaron con sus mamás a Barcelona para vivir una experiencia única gracias al fútbol y a Scotiabank. Foto: Facebook Scotiabank.
Sebastián y Sara viajaron con sus mamás a Barcelona para vivir una experiencia única gracias al fútbol y a Scotiabank. Foto: Facebook Scotiabank.

Sara Téllez tiene solo once años y todos los días se levanta a las 5:30 de la mañana para caminar desde el precario Los Pinos en Tejarcillos de Alajuelita hasta el Genesis Christhian School, una escuela privada donde tiene una beca y su mamá trabaja como conserje.

Como la menor de los cuatro hijos de doña Conny Téllez, una madre soltera que saca adelante a su familia a puro esfuerzo, su vida no ha sido sencilla, pero ha encontrado en el fútbol una pasión que desde pequeña ya le esta permitiendo cumplir muchos sueños.

El caso de Sebastián es similar, con solo ocho años dejó su casa en Palmar Norte de Osa, luego que un visor de Alajuelense lo vio y habló con su mamá, Cindy Sequeira, para que dejara ir a su hijo único a la Liga y pulsear una oportunidad en el club.

Dejar su pueblo natal no fue sencillo, de viaje sintieron el cambio, la vida en el Valle Central es mucho más cara y el hecho de que la mamá de Sebas esté desempleada empeora la situación, aunque viven con sus abuelos, la ven ruda. En este caso el fútbol también ha sido una llama que mantiene encendida la ilusión del chico de 12 años.

Estas dos historias son parte de la serie documental "Soñanado con el fútbol" la cual se transmitirá por el canal de cable National Geographic con el patrocinio de Scotiabank.

Soñando con el Fútbol

En abril podrás ver la historia de 14 jóvenes de 7 países, incluidos Sara y Sebastián de Costa Rica, en "Soñando con el Fútbol" por National Geographic. ¡No te lo perdás! #PotencialInfinito ⚽🇨🇷

Posted by Scotiabank Costa Rica on Wednesday, March 7, 2018

Hay más. La serie no solo trata sobre las historias de 14 niños de siete países de América: Perú, México, El Salvador, Colombia, Chile, Costa Rica y Canadá, sino que muestra como cumplieron un sueño y viajaron hasta la ciudad de Barcelona, donde conocieron el estadio del conjunto azulgrana.

Sus relatos de superación y pasión por el fútbol fue el componente clave para entrar, lo que los dos protagonistas de esta historia cumplen sin discusión.

Sacrificio

Sara sabe lo que es el sacrificio y el esfuerzo, pero también conoce la solidaridad que ha tenido su familia con ella, sus tres hermanos mayores la ayudan a cumplir el sueño de ser futbolista a pesar de las dificultades.

Sara en Soñando con el Fútbol

¡Conocé más acerca de la historia de Sara en abril en el documental "Soñando con el Fútbol" por National Geographic! ⚽🇨🇷#PotencialInfinito

Posted by Scotiabank Costa Rica on Monday, March 5, 2018

Gracias al profesor de educación física de la escuela, Sarita juega como lateral derecha en el cuadro femenino de Moravia Consultans, al que va entrenar tres veces por semana

Uno de sus hermanos debe acompañarla a los entrenamientos porque por lo conflictivo de la zona ni los buses, taxis y hasta la propia policía se anima a entrar al precario.

"Salimos de la casa a las 6:30 a.m y regresamos a las 5:30 pm, tiene que esperarme a que yo salga, va adelantando tarea y nos vamos caminando a la casa, martes y jueves tiene que ir a entrenar, ella es prácticamente, casa, escuela y fútbol", dijo doña Conny.

Tanto esfuerzo empieza a rendir frutos porque para ambas subirse a un avión por primera vez en su vida fue una experiencia muy emocionante, tanto como el conocer la ciudad de Barcelona y las instalaciones del Camp Nou.

Sara y su mamá, Conny Téllez han visto mediante el fútbol una herramienta para salir adelante de la mano del estudio. Foto Facebook Scotiabank.
Sara y su mamá, Conny Téllez han visto mediante el fútbol una herramienta para salir adelante de la mano del estudio. Foto Facebook Scotiabank.

"Yo como mamá no esperaba esto, ver cosas que ha logrado por su esfuerzo, constancia y pasión, me ha demostrado que ella no teme perseguir sus sueños", indicó.

Sarita está tan decidida a alcanzar sus metas que el día que salían hacia España la mamá tuvo problemas con la visa para pasar por Colombia, por lo que ella siguió solita.

"Estando en el aeropuerto nos dicen eso, teníamos dos opciones, se iba mañana conmigo, o se va con Cindy, la mamá de Sebastián, de inmediato dijo, 'no tranquila, yo me voy', yo esperaba que me dijera otra cosa y se fue, me sorprendió mucho", detalló orgullosa la mamá.

Sarita dígame una cosa, ¿qué fue lo que más le gustó de la experiencia?, le preguntamos a la niña.

"Montarme en el avión y estar en el estadio, primero me asusté y después ya me puse tranquila, la ciudad es muy bonita", contestó la pequeña.

Sarita estuvo en la casa de su ídolo en el fútbol, el argentino Lionel Messi. Foto: Facebook Scotiabank
Sarita estuvo en la casa de su ídolo en el fútbol, el argentino Lionel Messi. Foto: Facebook Scotiabank

El fútbol significa para ella algo más que un juego, es una felicidad que pocas cosas la igualan, por eso siempre anda con una bola en los pies.

"En el reportaje me preguntaban si me gustaba compartir con los compañeros, si me gustó el viaje, si me gusta mucho el fútbol", nos contó la niña.

Guardián del marco

Cuatro años en Alajuelense le ha permitido a Sebastián aprender de disciplina, esfuerzo y que con trabajo los sueños se cumplen.

Soñando con el Fútbol

¡Hoy te presentamos la historia de Sebastián! Muy pronto conocerás más en Soñando con el Fútbol. #PotencialInfinito ⚽🇨🇷️

Posted by Scotiabank Costa Rica on Monday, February 12, 2018

Casos como los de los porteros Adonis Pineda y Miguel Ajú ilusionan al chico, él vio con sus propios ojos el ascenso de estos jugadores hasta el primer equipo erizo y los conoce desde hace rato.

"Todo empieza por la oportunidad que le dan en la Liga porque a los ocho años, cuando él empezó a jugar ahí ni siquiera imaginábamos el pasarnos a vivir acá, cuando ya lo reclutan en el equipo, para nosotros la vida cambió, el que lo eligieran para un documental, que viviera una experiencia en otro país, que entrenara donde lo hacen las ligas menores del Barcelona, es algo que ni en nuestros mejores sueños imaginamos", dijo doña Cindy.

El fútbol ha sido en este caso un vehículo a oportunidades increíbles que no podían ofrecerle a Sebas.

Sebas es un fiebrazo del Barca por los cuatro costados y vivió esta experiencia con mucha emoción. Foto: Facebook Scotiabank.
Sebas es un fiebrazo del Barca por los cuatro costados y vivió esta experiencia con mucha emoción. Foto: Facebook Scotiabank.

Cambiarse de ciudad implicó algunos sacrificios porque en Osa quedaron todos sus tíos que han sido como sus hermanos mayores, dado que es el único sobrino de la familia.

"En la Liga a los que son mayores de 15 años les buscan alojamiento y una familia donde quedarse, cuando los niños son menores, les toca buscar casa, en ese momento él se vino con mis papás y estuvimos separados dos años hasta que yo me puede venir , en ese tiempo estuve viajando todo el tiempo", explicó la orgullosa mamá.

Por dos días, el equipo de National Geographic estuvo detrás de esta familia para filmar sus vidas y los entrenamientos de Sebastián, tanto en la casa que alquilan en el Llano de Alajuela como en el estadio Morera Soto y además, un par de sorpresas en el camino que no han revelado.

"Me da mucha curiosidad ver qué pasa, quiero ver cómo termina esto y después esperar otras oportunidades que vengan", dijo el jovencito.

Los 14 niños fueron elegidos por sus historias de superación, esfuerzo y dedicación al fútbol. Foto: Facebook Scotiabank.
Los 14 niños fueron elegidos por sus historias de superación, esfuerzo y dedicación al fútbol. Foto: Facebook Scotiabank.

Viajar hasta Europa también fue algo que dejó muy sorprendido a Sebas, quien en su visión describió Barcelona, "como una San José un poco más grande"

Admirador del alemán Marc André-Ter Stegen, Quesada vive el fútbol como un estilo de vida más que como un deporte más.

"El fútbol para mí es como el sueño de todos, lo que todo niño quiere hacer, algo que me encanta, cuando me dan algún regalo pido que sean guantes o bolas, todos queremos estar en un equipo de fútbol jugando", dijo Sebas.

A fin de cuentas el asunto se reduce a lo que decía el escritor uruguayo Eduardo Galeano sobre el fútbol:"Los niños no tienen la finalidad de la victoria, quieren apenas divertirse"