Sergio Alvarado.17 enero
La bandera de Costa Rica es una de los artículos infaltables en la maleta de Brisa Hennessy Fotografía: Cortesía
La bandera de Costa Rica es una de los artículos infaltables en la maleta de Brisa Hennessy Fotografía: Cortesía

Costa Rica tiene una surfista sembrada para las Olimpiadas de Tokio 2020 y no queda ahí, ya que es la primera clasificada en el ranking de la WQS (una segunda división del circuito de surf mundial), por lo que muchos se ilusionan con las aspiraciones de esta joven nacida en Matapalo, Puntarenas.

Cuando la gente escucha su nombre, Brisa Hennessy, jamás la relacionaría con Tiquicia, pero ella es más tica que el gallo pinto, una tica de alma y de palabra, a pesar que su español no sea perfecto porque ha vivido la mayor parte de su vida en Estados Unidos.

Brisa también cuenta con la nacionalidad gringa, pero pudo más el pura vida que palpita en su corazón que todas las bondades que le ofrece Gringolandia.

Como ha vivido muchos años en Estados Unidos es lógico que se le olviden algunas palabras en español durante una entrevista, pero cuando pone un pie en el país solo desea hablar la misma lengua de sus compatriotas pues se siente una de nosotros.

“Para mí esto es un sueño que no puedo creer, representar a un país tan hermoso como Costa Rica es increíble, es donde encontré mi amor por el mar y por el surf”, nos explicó de primera entrada.

La surfista Brisa Hennessy (en la fila de abajo de pie, la más pequeña a la derecha) asistió a la escuela de playa Carbonera en Matapalo, de Puerto Jiménez, Golfito. Cortesía: Katie Hennessy
La surfista Brisa Hennessy (en la fila de abajo de pie, la más pequeña a la derecha) asistió a la escuela de playa Carbonera en Matapalo, de Puerto Jiménez, Golfito. Cortesía: Katie Hennessy

La decisión de representar a la tierra en la que nació, en lugar de la sus padres, tiene sus raíces desde que era una niña y asistía a la escuela de playa Carbonera, en Matapalo.

Brisa vivía con sus papás que eran instructores de surf, ella era la pequeña niña rubia y tierna que crecía feliz de la vida en Tiquicia, hasta que a sus nueve años sus papás decidieron jalar a Hawái, donde vivían sus abuelos.

“Yo nací y crecí en Matapalo, este es mi país, es donde aprendí a surfear junto a mi papás y mis amigos, jugando con todos los animales. Yo tengo a Costa Rica en el corazón, por todas esas cosas es que decidí representar a Costa Rica”, indicó muy convencida.

A pesar de la lejanía, Brisa nunca se olvidó del pedacito de tierra en el que nació, ni del gallo pinto con coliflor que le gusta comer, ni de la salsa Lizano o de los plátanos maduros con aguacate.

De lejos, ella hasta se acuerda con cariño y orgullo de lo hecho por la selección tica en Brasil 2014 y de ver a Keylor Navas jugando en el Real Madrid.

“Tengo los más increíbles recuerdos de Matapalo, es un lugar muy natural y lindo, vivíamos una vida muy simple, muy tranquila, pasaba en aventuras todos los días, era una vida muy especial. Todavía recuerdo a muchos amigos de puerto Jiménez y zonas cercanas", nos contó.

Brisa (quien se ubica de quinta, de izquierda a derecha ) además asistió a la escuela Bilingüe de Puerto Jiménez de Golfito. Cortesía: Katie Hennessy
Brisa (quien se ubica de quinta, de izquierda a derecha ) además asistió a la escuela Bilingüe de Puerto Jiménez de Golfito. Cortesía: Katie Hennessy

Por esas cosas de la vida, Brisa desarrolló gran amistad con Leilani Mcgonagle, otra destacada surfista nacional quien creció en playa Pavones en Golfito, aunque se conocieron cuando ya estaban más grandes.

El día que clasificó a las Olimpiadas (domingo 1 de diciembre del 2019) afirma que fue uno de los más lindos de su vida y resaltó que es cuando más orgullosa se ha sentido de ser costarricense.

“En Tokio es la primera vez que habrá surfistas en las Olimpiadas y será un gran momento para surfear, una gran oportunidad. En Costa Rica hay excelentes surfistas y tengo la confianza que otros clasifiquen, pero de mi parte me siento muy honrada”, explicó.

“Yo no puedo explicar qué significa para mí ser tica, es solo algo que me nace del corazón, por lo que ando mi bandera en las competencias y me siento orgullosa mostrándola”, indicó.

La naturaleza es una de las cosas que más ama Brisa de Costa Rica Fotografía: Lilliam Arce.
La naturaleza es una de las cosas que más ama Brisa de Costa Rica Fotografía: Lilliam Arce.

Brisa conoce y hasta ha competido y triunfado ante muchas de los rivales que se topará en las Olimpiadas en varias ocasiones por lo que llegará a Tokio con el panorama muy claro sobre lo que enfrentará.

Para dar una muestra de su capacidad, la porteña arrancó el 2020 como campeona del WQS de China y se puso a la cabeza del tour clasificatorio con cinco mil puntos, logro que por primera vez consigue una costarricense de forma individual.