AFP .28 agosto

El partido Niza-Marsella, por la tercera jornada de la liga francesa, fue interrumpido brevemente este miércoles por dos pancartas y cánticos de carácter considerado homófobo, en medio de la lucha contra ese tipo de comportamientos de los aficionados en las gradas.

Los aficionados del Niza no destacan por ser los más educados del mundo. AP
Los aficionados del Niza no destacan por ser los más educados del mundo. AP

El encuentro se reanudó diez minutos más tarde.

El árbitro Clément Turpin interrumpió el duelo en el minuto 28, después de varios avisos realizados por los parlantes del estadio.

A partir del minuto 17, los ultras de la Populaire Sud (ex Brigade Sur) comenzaron a entonar cánticos homófobos contra el Marsella (“Los marselleses son maricones") y otros contra la Liga de Fútbol Profesional Francesa (LFP).

10 minutos fue suspendido el juego.

Por megafonía se hizo un anuncio en el minuto 22: “Solicitamos que cesen esas manifestaciones insultantes, si no el partido será interrumpido", dijeron.

En el minuto 25, el árbitro paró la mejenga y habló con los dos capitanes, Dante (Niza) y Steve Mandanda (Marsella).

En la grada se habían desplegado dos pancartas igualmente consideradas homófobas.

“No se van a parar todos los partidos porque haya idiotas", lamentó el mediocampista del Niza Wylan Cyprien en declaraciones a la televisión Canal Plus.

El 16 de agosto, el Nancy-Le Mans de la Ligue 2 también estuvo detenido unos minutos. El pasado fin de semana, el Brest-Reims y el Mónaco-Nimes, de la primera categoría, también fueron brevemente detenidos por cánticos de esta naturaleza.