Bryan Castillo.5 abril
Neshy Lee y su mamá se fajan para entrenar. Foto: CON.
Neshy Lee y su mamá se fajan para entrenar. Foto: CON.

Neshy Lee es una taekwondista costarricense, de 17 años, que no pierde el tiempo a pesar de las dificultades que le ha causado el coronavirus a su rutina de entrenamientos, por lo que no ha aflojado sus entrenamientos con el fin de lograr su objetivo de clasificar a las Olimpiadas de París 2024.

Ella no obtuvo el pase para las justas de Tokio, pero eso no la desmotivó en la lucha por alcanzar su sueño de participar en próximas ediciones.

Neshy entrena con la ayuda de su madre, Marianela Álvarez, quien le ayuda con la parte técnica y, además, la motiva constantemente.

“Mi mamá es mi gran asistente, no solo me ayuda en los entrenamientos de los lunes, miércoles y viernes, que son técnico-tácticos, sino también con los de martes y jueves que son físico-cardio. Además, tengo la supervisión, vía correo electrónico, con la nutricionista Paola Ávila del Comité Olímpico Nacional, quien me giró un plan de alimentación balanceada para mantener mi peso”, mencionó la atleta.

Esta joven promesa entrena en su casa en San Rafael Abajo de Desamparados, debido a la emergencia mundial causada por el coronavirus. Ahí tanto ella como su mamá han movido los muebles de la sala para que esta empunchada deportista entrene sin problema.

“Entrenar en mi casa es igual de duro que entrenar junto a los compañeros de la selección nacional en Pavas. Igual tengo un programa rudo (risas) que debo de cumplir de la misma forma como si tuviera a mi entrenador a mi lado”, manifestó.

Neshy fue medallista de bronce en los Juegos Panamericanos Lima 2019 en la categoría de los 56 kilogramos.