Franklin Arroyo.18 diciembre, 2020

Herediano llegó a la final de la segunda ronda sin jugar ni un solo minuto en el estadio Eladio Rosabal Cordero, la gran fortaleza del equipo rojiamarillo en los últimos años.

Sin duda, un mérito que pocos han resaltado del cuadro dirigido por el entrenador Jafet Soto y que hoy lo tiene disputando la final contra Alajuelense.

La remodelación del Rosabal Cordero no fue factor para que el Team no llegara a la final. Fotografía: Carlos Lobo
La remodelación del Rosabal Cordero no fue factor para que el Team no llegara a la final. Fotografía: Carlos Lobo

Como la casa de don Eladio está en proceso de remodelación, los florenses han utilizado durante este torneo dos sedes en sus encuentros de local, el Cuty Monge, en Desamparados, y el Estadio Nacional.

A pesar de jugar de “visita” todo el torneo, los heredianos se han comportado a la altura.

El exjugador Kenneth Paniagua resalta la labor del equipo pues para él, el éxito del rendimiento del cualquier cuadro en el mundo radica en sacarle provecho a su cancha.

“La gente y los equipos contrarios dan fe que una cancha que pesa es la del estadio Rosabal Cordero. Hemos sacado títulos allí, partidos importantes, series”, dijo.

Según Paniagua, es beneficioso que los jugadores conozcan bien su cancha, el pique del balón y otros detalles propios relacionados a la gramilla.

“Los jugadores tienen allí su parcela, saben cómo moverse, dónde sopla el viento, por lo que cambiarse a una cancha ajena es diferente, pero el Team se adaptó a eso y ha llegado a la final por mérito propio”, dijo.

El dirigente de Fuerza Herediana, Orlando Moreira, expresó que el equipo sabía de esa condición desde el inicio y que pese a las dificultades se ha comportado a la altura.

“Sabíamos que eso jugaría en contra, pero si queremos llevar a cabo el proyecto del estadio teníamos que sacrificar esa parte. Hemos jugado todo el campeonato de visitantes y no es culpa de los rivales, es culpa de nosotros. Lo teníamos que hacer así”, explicó el dirigente.

Eso sí, dice que no quiere calificar la labor del equipo hasta que el torneo acabe para no sonar a justificación.

Levantaron

Los rojiamarillos dicen que el equipo levantó cabeza desde la dolorosa eliminación en el torneo de la Concacaf a manos del Real Estelí de Nicaragua, un traspié que nadie imaginaba.

Víctor ‘Mambo’ Núñez advirtió, luego de ese fracaso, que verían a un Herediano diferente, con otra actitud y levantando cabeza y la pegó, porque desde ese día, el Team cambió.

Derrotó a Limón 4 a 0, a pesar de que el equipo del Caribe necesitaba puntos para clasificar, empató con Jicaral de visitante, club que estaba urgido por sumar para evitar la liguilla.

“Ya teníamos previsto que no jugaríamos en el Rosabal, pero no voy a decir nada para no justificar, para que no suene a excusa”, Orlando Moreira, directivo de Fuerza Herediana

Luego, enfrentaron la semifinal con vapuleada a Saprissa (3-0) y empataron 1-1 en Tibás. El último juego fue el de la final ante Alajuelense, único que han perdido.

“Fue un golpe al ego, al heredianismo, a la institución, nadie se lo esperaba, no por ser el Estelí, sino porque estábamos iniciando la etapa de eliminatoria y fue doloroso.

“Allí nos dimos cuenta que si seguíamos así era mejor tirar la toalla, pero vino la parte de sentir que estamos vivos y de que debíamos ganar la semifinal. Ahora estamos en la final”, dijo el exjugador.

Don Orlando dijo que además del cambio de actitud, los jugadores mostraron mucha calidad a pesar de que algunos no habían jugado con regularidad.

El estadio Nacional ha servido de sede al Herediano en el año de la pandemia. Fotografía José Cordero
El estadio Nacional ha servido de sede al Herediano en el año de la pandemia. Fotografía José Cordero

“Fue un cambio total, hasta en las alineaciones y eso ha hecho la diferencia en el sentido de que la mayoría no venía jugando y lo hicieron muy bien”, dijo.

El aficionado Otto Madrigal, cree que la vergüenza deportiva que el equipo sintió por perder ante un equipo nicaragüense fue fundamental para que levantara su rendimiento.

“Va a ser difícil ganar en Alajuela, pero no imposible. Esos muchachos, desde el juego ante el Estelí vienen haciendo muy bien las cosas”.