Sergio Alvarado.29 septiembre
Casi nada, con Bosh, LeBron y Wade, tres figurones de la NBA. Foto: Cortesía Mari Monge
Casi nada, con Bosh, LeBron y Wade, tres figurones de la NBA. Foto: Cortesía Mari Monge

Este miércoles inician las finales 2020 de la NBA entre Los Ángeles Lakers y el Miami Heat, equipos que desde la burbuja en Orlando, Florida, buscarán dejarse el anillo que los acredite como campeones.

En medio de toda esa algarabía y locura que depara un evento de tal magnitud, hay una costarricense que está va por su tercer título con la franquicia de Miami, donde trabaja hace nueve años.

Mari Monge, oriunda de Limón, trabaja en un lugar donde muchos soñarían estar, con algunas leyendas de la NBA que lucen inalcanzables, pero que ella ha tenido la suerte de tenerlos como compañeros y amigos.

Además de ser entrevistadora oficial del Heat, asiste con el equipo a muchos eventos de todo tipo, como sociales y de caridad, por lo que tiene una relación cercana con los jugadores.

El trabajo de las cámaras siempre le gustó, su papá es Luis Alberto “Lucho” Monge, reconocido productor nacional que en la década de los años 70 y los 80 fue el encargado de llenar de sonrisas a los niños con el programa El ratoncito Miguel

Desde su casa en Miami, donde ha tenido que trabajar lejos de la burbuja por la pandemia, esta tica habló con La Teja y nos contó lo emocionada que está por vivir una nueva final, como las que vivió en el 2012 y el 2013 cuando recién llegaba al equipo.

Monge estuvo en dos de los tres campeonatos del Heat. ¡Qué dichosa! Foto: Cortesía Mari Monge
Monge estuvo en dos de los tres campeonatos del Heat. ¡Qué dichosa! Foto: Cortesía Mari Monge

-¿Cómo vive el llegar de nuevo a una final de NBA?

Esa es una de las cosas más difíciles, yo entré justo cuando LeBron (James) ganó su primer título con nosotros por lo que entré con el pie derecho, me tocó esa suerte, lo más extraño fue repetir eso, uno ya se estaba acostumbrado a vivir esa fiesta hasta que después paró.

Se fue LeBron y cambiaron muchas cosas en la organización, tuvimos que reconstruir el equipo, ya se necesitaba del arquitecto de Pat Riley y todo ese talento que fuera valioso para el equipo, volver a estar acá es como un milagro, un sueño, porque nadie se imaginó que esto iba a suceder, menos este año, hay equipos que duran décadas consiguiendo de nuevo esta oportunidad.

Mari ha compartido con leyendas de la NBA como Pat Riley, exjugador, exentrenador y ahora gerente del Heat. Foto: Cortesía Mari Monge
Mari ha compartido con leyendas de la NBA como Pat Riley, exjugador, exentrenador y ahora gerente del Heat. Foto: Cortesía Mari Monge

-Tiene dos anillos de campeón con Miami, ¿qué significa para una tica tener algo así?

Son mis bebés, son mi orgullo, yo les doy besitos en la noche y los guardo. Es algo que todavía no me explico, acá en Miami no hay mucho tico como en New Jersey, California y Houston, siempre que me encuentro a un tico es como ver a un primo o un tío.

Al ser la única que está en esta organización, representando a nuestro país, es algo maravilloso. Yo de niña y adolescente veía las celebraciones de Michael Jordan en los camerinos, con champaña y pensaba que quería ser parte de eso algún día, pero no sabía en que rol o lugar.

Mari se lleva muy bien con el Rey, pero su equipo le quiere quitar la corona. Foto: Cortesía Mari Monge
Mari se lleva muy bien con el Rey, pero su equipo le quiere quitar la corona. Foto: Cortesía Mari Monge

-En estas finales en la cera de enfrente tiene a LeBron James, con quien se lleva muy bien, ¿cómo es esa sensación en enfrentarlo?

Será muy duro, todos dirán que LeBron se llevará el campeonato, como dijo Jimmy Butler (actual estrella del Heat), todos saben que para llegar al campeonato tienes que pasar por LeBron James, es quien está en ese portón y que te deje pasar depende de cómo esté jugando.

Cuesta un poquito al ser fanática suya, de su persona, de su manera de ser, pero también mi lealtad está con mi equipo, de quien he sido fan aun antes de empezar a trabajar con ellos, antes llegamos a la final por él, pero ahora lo logramos sin él, una cosa es tener piezas importantes en el equipo y otra es tener un buen equipo formado y una banca profunda como lo tenemos nosotros.

Salió de Costa Rica muy niña, ¿cómo es que llega a un trabajo así?

Yo me vine de Costa Rica cuando tenía seis años, soy de Limón, crecí en los Estados Unidos, volví allá un tiempo, estuve en el María Auxiliadora y después volví a Miami.

Sabía que me gustaban mucho las cámaras, la vida me llevó de una u otra manera adonde estoy hoy, empecé a trabajar en un estudio de grabaciones y de ahí pasé a Disney Channel, luego a trabajar con los Estefan, Gloria y Emilio, ellos tenían un programa que se grababa en la arena (gimnasio donde juega el Heat) y al estar adentro dije que podía hacer esto.

Empecé a tocar esa puerta una y otra vez, pasaron cinco años de mandar demos, currículums y todo lo que te podés imaginar hasta que por fin se abrió, para el momento que ganaron el título con LeBron, yo no me iba a dar por vencida, aunque sabía que es lo que podía hacer.

 Entrevistar a figurones como al entrenador de Miami, Erik Spoelstra, es el trabajo de la tica. Foto: Cortesía Mari Monge
Entrevistar a figurones como al entrenador de Miami, Erik Spoelstra, es el trabajo de la tica. Foto: Cortesía Mari Monge

-¿Los ticos deberíamos ir con Miami por que este anillo sería un poquito para Costa Rica?

Claro, ojalá que sí, como lo he dicho antes, cualquier victoria mía es victoria de ustedes también, si yo estoy ahí es representando a Costa Rica, es muy importante saber que se cuenta con ese apoyo de gente que tal vez ni te conoce, a los fanáticos allá les pido que por favor manden sus buenas vibras.

No se sorprendan si ven que llegamos hasta el final y levantamos el título y si perdemos dimos nuestro mejor esfuerzo y caímos ante un gran equipo.

Compartir con sus compas del brete es lo que más extraña. Foto: Cortesía Mari Monge
Compartir con sus compas del brete es lo que más extraña. Foto: Cortesía Mari Monge