Andrés Mora.12 octubre
Ulises Segura ha sido fundamental en el esquema del D.C. United. Fotografía: Facebook D.C. United
Ulises Segura ha sido fundamental en el esquema del D.C. United. Fotografía: Facebook D.C. United

La aventura de Ulises Segura en la capital estadounidense, Washington D.C., inició en enero del 2018 y ha tenido un poco de todo.

Momentos alegres, tristes y hasta lamentables, como el día que por media hora no pudo conocer al presidente gringo, Donald Trump, en la propia Casa Blanca.

“Uno quisiera verse en la selección, pero hay que tomarlo con tranquilidad. Se siente un poco triste, pero para eso está la familia, que lo levanta a uno, ya al siguiente día uno pasa la página”, Ulises Segura, jugador del DC United.

Aunque no fue convocado por Rónald González a la selección para los enfrentamientos contra Haití y Curazao, está feliz porque su equipo, el DC United, después de este parón por las fechas FIFA, enfrentará al Toronto en el arranque de los play-off de la MLS.

- Está muy cerca de Trump, ¿ya lo conoció?

El año pasado, como aquí se celebra el “Happy Easter” (Fiestas de Pascua), como equipo fuimos invitados a la Casa Blanca. En un patio están los invitados, entregan huevos y los niños se toman fotos. Nosotros tuvimos la oportunidad de estar a un metro de la Casa Blanca, había mucha seguridad.

Ulises, su esposa Carolina y la pequeña Luciana conocieron un lugar al que pocos tienen acceso. Foto: Cortesía Ulises Segura
Ulises, su esposa Carolina y la pequeña Luciana conocieron un lugar al que pocos tienen acceso. Foto: Cortesía Ulises Segura

Pero llegamos tarde, si hubiéramos estado media hora antes habríamos escuchado el discurso (de Trump), fue algo que no todo mundo tiene acceso, fue muy bonito.

Van con todo
La primera ronda de los play-off se disputará el 19 y 20 de octubre, será un partido de eliminación directa. Ulises Segura y el DC United tendrán que jugarse la vida de visita en el estadio BMO Field, casa de Toronto.

- ¿Fue usted el que llegó tarde o todo el equipo?

Era una invitación, pero no obligatoria, era opcional. Teníamos un horario de apertura, o sea, podíamos llegar entre 8 y 11 de la mañana, después de esa hora no se podía. Yo llegué, por decir algo, a las 10 a.m. y Donald Trump salió a las 9:30 a.m. De hecho yo fui uno de los que llegó temprano.

Si me hubieran dicho que iba a salir a esa hora, obviamente habría llegado a tiempo (entre risas). Nadie sabía la hora por lo mismo de la seguridad, no dan mucho detalle.

Fue una experiencia muy bonita porque estar dentro, en el patio de la Casa Blanca, es asombroso. Generalmente cuando se toman fotos, los turistas lo hacen al lado contrario y es muy largo, yo estaba supercerca. La casa no parece ser tan gigante como en realidad es.

- ¿Cómo han sido estos casi dos años en la capital gringa?

Vieras que lo más bien, desde que llegamos el club nos recibió con los brazos abiertos, siempre con las mejores condiciones, nos hizo sentir como en casa. Hemos conocido bastante, es una ciudad que tiene muchos museos y monumentos, una ciudad para vivir seguro.

Hay mucho que hacer en el tiempo libre.

- ¿Ya tiene una hija norteamericana?

Sí, Paulina nació en Virginia el 9 de julio, es norteamericana. Por ahorita, como no hemos ido a Costa Ria, tiene solo el pasaporte americano, pero queremos hacer el trámite par que tenga la doble nacionalidad. (La pareja tiene otra hija llamada Luciana).

- ¿Y le gustan los museos?

Vieras que nunca he sido de museos porque siento que me aburren, pero aquí hay unos muy interesantes, que tienen mucha animación, que sí me parece interesante. Hemos ido a algunos y los monumentos sí nos gusta visitarlos.

Es una ciudad que tiene mucha historia, está el Pentágono, el Capitolio, la Casa Blanca, el monumento de Abraham Lincoln, bastantes cosas que nos han llamado la atención porque es una zona muy turística.

Lo que más me ha llamado la atención son las estaciones del año, como se nota el cambio y lo bonito que se ven los árboles en otoño y primavera, cuando las hojitas se caen y cuando nacen.

Ulises Segura visitó la Casa Blanca y como era invitado especial pudo entrar a los jardines. Foto: Cortesía Ulises Segura
Ulises Segura visitó la Casa Blanca y como era invitado especial pudo entrar a los jardines. Foto: Cortesía Ulises Segura

- ¿Y con el club cómo va todo?

He encontrado un proyecto bastante bueno, desde que me contrataron era un proyecto muy serio. Ellos quieren volver a levantar el título, entonces todo ha sido enfocado en que el equipo sea campeón.

- ¿Y su adaptación?

Siento que fue rápida, me acoplé a los compañeros y al club, venía con un inglés bueno, entonces podía entender los trabajos sin traducir tanto y eso fue de gran ayuda.

La verdad me he sentido muy bien en el club. Durante los años hay circunstancias difíciles porque recuerdo que venía bien y tuve una lesión que me alejó del campo por dos meses, fue difícil volver a tomar ritmo y me tocó esperar, es parte de la paciencia que uno tiene que tener como jugador, eso lo forja a uno como ser humano.

- ¿Entonces lo salvó saber inglés?

Sí, no voy a mentir, es una ventaja. Venía con una base de inglés y, a diferencia de otros latinos que no sabían inglés, en los trabajo a mí no me tenían que poner una persona que me tradujera. Me podía comunicar con el técnico, los asistente y los compañeros para conocer más de ellos, eso me ayudó a desarrollarme más rápido

- ¿Y esa famosa lesión le permitió ser el primero del club en conocer a Wayne Rooney?

Para el tiempo que él llegó yo estaba lesionado y el equipo tenía un viaje en la otra conferencia. Yo estaba acá recibiendo las sesiones de terapia y todo eso, topé con la suerte de recibirlo y la verdad fue bastante especial.

Al principio no lo podía creer, pero conforme va pasando el tiempo ya uno se siente parte de la vida de él porque compartimos todos los días, cualquier duda o consejo uno se puede acercar a él y es una persona abierta a hablarte y darte consejos.

Ulises Segura junto a Rooney luego de una práctica del DC United. Fotografía: Cortesía Ulises Segura
Ulises Segura junto a Rooney luego de una práctica del DC United. Fotografía: Cortesía Ulises Segura

- ¿Y ahora cómo se llevan?

No voy a decir que es mi amigo amigo, porque él tiene su espacio y amigos, tiene buena relación con todos, pero se lleva mejor con el compañero de cuarto que es defensa central.

Sí he tenido la oportunidad de comer con él, hablar de fútbol, inclusive del Mundial del 2014 que le tocó contra Costa Rica. Hemos podido hablar de bastantes cosas, la relación es mucho mejor ahora, dentro y fuera de la cancha.

- ¿Cómo toma no estar en la Sele?

La verdad lo tomo con tranquilidad, sé que el jugador que está haciendo bien las cosas en su club va a ser tomado en cuenta, entonces me enfoco en hacer las cosas bien aquí en el DC.

Sería importante para el equipo cumplir los objetivos y luego todo viene por añadidura. Si en algunas (convocatorias) no te llaman, en alguna te van a tener que llamar, por eso estoy mentalizado que cuando me den esa oportunidad, aprovecharla.

- ¿Se ahueva o se pica cuando no ve su nombre en la lista?

Hay de los dos sentimientos, sí afecta porque uno trabaja para que le vaya bien en el club y para estar en la selección. Obviamente siempre espero mi llamado, siempre juego al máximo.

Uno quisiera verse ahí, pero hay que tomarlo con tranquilidad. Cuando uno no se ve en la lista se siente un poco triste, pero para eso esta la familia que lo levanta a uno, ya al siguiente día uno pasa la página.