AFP, Israel.11 junio

Un grupo de ultras del club de fútbol israelí Beitar Jerusalén le exigieron este martes que un jugador que lleva un nombre musulmán que adopte un apodo para que pueda jugar en su equipo.

Este club de la primera división de Israel anunció este lunes la contratación por tres años del internacional de Níger Ali Mohamed para reforzar su ataque.

Los ultras del club israelí son bien extremos. Tomado de Google.com
Los ultras del club israelí son bien extremos. Tomado de Google.com

“Ali Mohamed tiene que buscar un sobrenombre para jugar en el Teddy (el estadio del club en Jerusalén)", reaccionó “La Familia”, la rama más radical de los hinchas del Beitar, en su página de Facebook.

Este jugador, de 23 años, lleva cuatro años en el campeonato israelí.

Pasó por el Beitar Tel Aviv/Ramla (segunda división) y luego por el Maccabi Netanya (primera división), donde destacó por su juego.

Según la prensa israelí, Ali Mohamed es de religión cristiana, pero su nombre, de tradición musulmana, no gusta nada entre los miembros de “La Familia".

El Beitar Jerusalén, que ha ganado seis veces la liga israelí, es conocido también por tener aficionados ultras que han protagonizado actos violentos antiárabes.

Es habitual que abucheen a los jugadores árabes de los equipos rivales y que griten insultos contra Mahoma.

Este club, heredero de la derecha nacionalista israelí, nunca ha fichado a un jugador árabe, algo raro en Israel, donde los árabes israelíes, descendientes de palestinos que se quedaron en sus territorios después de la creación de Israel en 1948, representan el 17,5% de la población.

El club ha defendido el fichaje de Ali Mohamed ante las críticas recibidas.

“Estamos orgullosos de haber fichado a Ali Mohamed, el mejor jugador extranjero de la liga", afirmó.