Erick Quirós.28 febrero
Valeria celebró el gol con todo. Cortesía Saprissa.
Valeria celebró el gol con todo. Cortesía Saprissa.

Con un solo golcito en una jugada de táctica fija, el equipo de Saprissa femenino se dejó el clásico del fútbol nacional.

La mejenga estuvo bastante disputada, con las ganas y entrega que destacan en el campeonato femenino.

El triunfo de este domingo es el primero en el torneo para Saprissa y se da tras el regreso de Karol Robles al banquillo de las moradas.

Las tibaseñas ahora tienen 3 puntos, mientras que la Liga se queda con 4 unidades, detrás de Herediano, que va arrasando con 9 puntos.

Bien jugado

El clásico inició bastante movido con una oportunidad que tuvo Katherine Alvarado en los primeros minutos. La 10 de la “S” recibió la bola en el área y con un remate raso la pegó en el vertical del arco alajuelense. Se salvó la Liga.

Katherine Alvarado la tuvo al principio de la mejenga. Cortesía Saprissa.
Katherine Alvarado la tuvo al principio de la mejenga. Cortesía Saprissa.

Al 23 Gabriela Guillén la tuvo de cabeza luego de un tiro libre. Su remate pasó al lado del marco defendido por Dinnia Díaz, fue de las jugadas más peligrosas de las alajuelenses, que no estuvieron finas en esta mejenga.

Al 43 un tiro libre casi desde media cancha, ejecutado María Paula Elizondo, fue peinado por Daniela Cruz y llegó a los pies de la defensora Valeria Del Campo, quien con solo un toquecito marcó el primero.

El gol dio alegría a las moradas y agüevó a las manudas. Cortesía Saprissa.
El gol dio alegría a las moradas y agüevó a las manudas. Cortesía Saprissa.

Aunque de primera vista parecía fuera de juego, a la morada la habilitó Fabiola Villalobos.

El gol le cayó muy bien a las moradas, pues un minuto después un derechazo de Catalina Estrada se fue directo al vertical, hubiese sido un pepinazo, fulminante para las dirigidas por Wílmer el “Pato” López.

Al minuto 66 la cosa se puso complicada para las saprissistas, luego de que Marianne Ugalde viera la roja por una entrada bastante fuerte. La jueza Milena Zamora ni lo pensó y la mandó a bañarse.

A la que sí perdonó fue a Fabiola Villalobos, que ya tenía amarilla y se le barrió bastante fuerte a Katherine Alvarado al 77.

Después de eso, el partido estuvo dominado por las alajuelenses sin lograr mayor profundidad, algunos tiros desde lejos no inquietaron a Dinnia, quien poco a poco se fue ganando minutos para lograr terminar de forjar la victoria morada.

En ganas y garra nadie les gana a las muchachas. Cortesía Liga.
En ganas y garra nadie les gana a las muchachas. Cortesía Liga.
Cae apenas.

La victoria de la “S” les cae en el mejor momento a las muchachas, pues les da confianza después de las dos primeras jornadas en que no jugaron nada bien.

Según la goleadora del partido, estaban dolidas por haber comenzado tan mal el campeonato y quisieron reivindicarse en este partido.

“Logramos una victoria que significa muchísimo porque nos ayuda con el orgullo, aquí ninguna está acostumbrada a perder y es algo que nos incomodaba de las dos primeras fechas. Fuimos inteligentes, supimos controlar las fortalezas nuestras y las debilidades de La Liga y aprovechar la oportunidad de anotar”, dijo Vale.

Acerca del regreso de Karol Robles comentó que es una entrenadora que sabe aprovechar muy bien sus habilidades.

“Karol siempre ha estado ahí, nos conoce muchísimo y nosotras a ella entonces creo que la idea que ella quería la logramos hacer bien y eso se vio reflejado en el resultado. Ella nos da la oportunidad de jugar bien, nos indica dónde podemos aprovechar los espacios y por eso se da el resultado”, agregó.

Por su parte, la capitana manuda Karol Guillén dijo que el gol se dio por un error de marca a pesar de que lo habían estudiado bastante.

“Sabíamos que así nos podían hacer daño y justamente ahí fue donde fallamos, también nos faltó claridad y definición”, señaló la defensora.

La próxima semana las manudas viajarán a Pérez Zeledón para enfrentar a Suva Sports.