Ricardo Silesky.29 junio
Así es Wálter Centeno como entrenador, difícilmente se queda quedito. Foto: Rafael Pacheco
Así es Wálter Centeno como entrenador, difícilmente se queda quedito. Foto: Rafael Pacheco

“Vamos a tratar de darle no solo un campeonato a Saprissa, ojalá que sean muchos”, esas fueron unas de las primeras palabras de Wálter Centeno al asumir las riendas del Monstruo el 4 de febrero del 2019.

A diferencia de otros técnicos que son más conservadores y solamente prometen trabajo cuando asumen un nuevo reto, Paté ofreció títulos e incluso se dejó decir que le encantaría dirigir a Saprissa rumbo a otro hexacampeonato.

El nuevo técnico campeón nacional tiene una personalidad inconfundible que hace que la mitad del país lo idolatre y la otra mitad lo odie. Le calza muy bien aquel dicho de que es genio y figura hasta la sepultura.

Para unos es arrogante, para otros es un hombre con una mentalidad ganadora al extremo.

“Saprissa tiene algo a favor, y es que todos los equipos le tienen miedo”, fue otra de las frases que soltó el día de su presentación y que muestra cómo es el exvolante.

Una anécdota que no se olvidará es cuando botó los quequitos que tenían para el café. Fue en Jicaral el 10 de noviembre del año pasado. Foto: Rafael Pacheco
Una anécdota que no se olvidará es cuando botó los quequitos que tenían para el café. Fue en Jicaral el 10 de noviembre del año pasado. Foto: Rafael Pacheco
Hasta cumplir un sueño

Pero, ¿cómo fue su camino para sentarse en el banquillo morado y alzar este lunes la copa 35?

El 23 de mayo del 2012 Paté anunció que colgaba los tacos.

Fiel a su estilo, aquel día dijo lo siguiente: “Wálter Centeno lo ha ganado todo. Yo creo que no me queda nada por ganar y todo en la vida tiene un ciclo”.

Pero de inmediato reveló sus planes: “Ya no soy figura pública hasta que vuelva a aparecer como entrenador del Saprissa o de la selección”.

La primera experiencia de Centeno como estratega fue con Puntarenas FC en la Liga de Ascenso, equipo al que dirigió entre junio del 2015 y febrero del 2016. Tuvo un paso sin pena ni gloria, ya que de los 16 partidos que dirigió, obtuvo siete victorias, cinco derrotas y cuatro empates.

Su primer logro como entrenador fue lograr el ascenso de Grecia a primera división. Foto: Alonso Tenorio
Su primer logro como entrenador fue lograr el ascenso de Grecia a primera división. Foto: Alonso Tenorio

Lo que sí es claro es que desde entonces hablaba de su famoso estilo de juego.

“Pueden esperar la misma filosofía que tuve como jugador, siempre jugar bien al fútbol. Voy a proteger el espectáculo”, dijo en su presentación con los chuchequeros.

El 29 de junio del 2016 asume la dirección técnica del Municipal Grecia, igualmente en la Liga de Ascenso, y menos de un año después obtiene el boleto a la primera división al vencer 3-0 a Jicaral el 28 de mayo del 2017 (el global fue 4-2).

Su debut como técnico en la máxima categoría fue el 30 de julio del 2017 ante Alajuelense en el estadio Nacional, y desde entonces su Grecia se presentó como un equipo ofensivo y que le gustaba tener la bola, aunque en ese duelo cayeron 3-0. Algo que se repetiría mucho en su etapa con los griegos.

“Cuando fui jugador, la Liga me metió 4-1, pero yo les pegué un baile. La afición siempre espera algo grande de mí. Soy muy perfeccionista. Hoy me metieron tres y ¿ustedes que vieron?”, aseguró en su debut en primera, un discurso que se haría característico en sus conferencias.

“Medford hoy me tiene que decir: ‘Novato, me pegaste baile, así de fácil, le pegué baile en su casa, con su gente, con Jafet”, dijo el 20 de agosto del 2017 tras perder 2-0 ante Heredia.

Y así llegamos al 3 de febrero del 2019, cuando Saprissa anunció en redes sociales que Wálter Centeno sustituiría a Vladimir Quesada como técnico morado. Paté, según datos del periodista Luis Quirós, dirigió a los griegos en 73 partidos y al jalar tenía al equipo alajuelense en la primera posición del Clausura 2019.

“Es imposible dormir cuando he esperado siete años esta oportunidad”, dijo Paté cuando fue presentado el 4 de febrero del año pasado como técnico tibaseño.

En noviembre del año pasado ganó su primer título como entrenador con los morados: la Liga Concacaf. AFP
En noviembre del año pasado ganó su primer título como entrenador con los morados: la Liga Concacaf. AFP

Paté suma ya tres torneos al frente del Monstruo, ha dirigido 70 partidos. Perdió la final ante San Carlos en el Clausura 2019 y quedó fuera en semifinales ante Herediano en el Apertura 2019. Su primer título con los morados fue la Liga Concacaf 2019 y este lunes llegó a lo más alto al conquistar la anhelada estrella número 35.

El Rey

“Ya no soy el jugador al que llamaron ‘el Rey’, ahora soy el entrenador Wálter Centeno”, fueron otras de sus palabras el día que inició como técnico morado.

Y es cierto, incluso ahora con un título de campeón nacional y uno de Liga Concacaf, todavía está bastante lejos de acercarse a sus logros como jugador. Centeno se puso la chema morada en 573 partidos y conquistó nueve campeonatos nacionales, una Liga de Campeones de la Concacaf y participó en el Mundial de Clubes de Japón 2005, donde se dejaron el tercer lugar.

Uno de sus principales logros fue disputar el Mundial de Clubes de Japón 2005. Archivo
Uno de sus principales logros fue disputar el Mundial de Clubes de Japón 2005. Archivo

Sin olvidar que jugó cuatro partidos de fase de grupos de la Champions League con el AEK de Atenas, en los que incluso le anotó al Real Madrid en el Santiago Bernabéu y a la Roma en el Olímpico de Roma.

Igual de destacado fue su paso en la selección nacional, con la que disputó los Mundiales de Corea y Japón 2002 y Alemania 2006, de hecho, es el jugador costarricense con más partidos en la Tricolor, con 137.

“Aquí en Saprissa me enseñaron que esta es una universidad en la que solo te hablan de ganar, no hay derecho a perder, no hay excusas. Queremos ganar y marcar una nueva era, ojalá se pudieran repetir esos 6 campeonatos”, dijo también al iniciar su etapa como técnico, palabras que reiteran ese chip ganador, que sin duda caracteriza al Saprissa y que Wálter Centeno representa a la perfección.

Con la Sele disputó 137 partidos y jugó dos Mundiales. Archivo
Con la Sele disputó 137 partidos y jugó dos Mundiales. Archivo