Franklin Arroyo.24 agosto

La Unafut planteará al Ministerio de Salud un cambio radical en el protocolo que se sigue en caso de casos positivos covid-19 en equipos de la primera división.

En la actualidad, con solo que un club tenga un caso, el equipo entero es mandado a catorce días de cuarentena, lo que automáticamente significa que se tenga que posponer al menos tres partidos.

La intención de Unafut es que se den menos suspensiones de partidos. Fotografía: John Durán
La intención de Unafut es que se den menos suspensiones de partidos. Fotografía: John Durán

Ya sucedió con Cartaginés y Saprissa, equipos que reportan tres y un caso respectivamente y sus mejengas fueron reprogramados.

Pues bien, Julián Solano, presidente del Comité Director de la Unafut dijo que trabajan en un protocolo para que, en caso de que un equipo reporte un caso positivo, el procedimiento establezca que el jugador sea aislado y cumpla la respectiva cuarentena, pero que el equipo mantenga sus actividades. Así funciona en otras ligas del mundo.

El nuevo protocolo será presentado esta misma semana y la Unafut espera que la respuesta de Salud sea en el menor tiempo posible.

Con las nuevas medidas, los clubes apenas sepan de un caso deben reportarlo a la Unafut y suspender actividades. Después de eso se les realizan las pruebas a todos los jugadores y con los resultados, en 48 horas como máximo según dijo Solano, los que salen negativos pueden volver a los entrenamientos.

De esta forma, el campeonato sufriría menos suspensiones.

“Los equipos tienen la obligación de notificar cuando haya un positivo, pero no solo un jugador, también la esposa, un hijo, un miembro de su burbuja social”, dijo Solano.

“Queremos establecer convenios con laboratorios para que las pruebas salgan en 24 o 48 horas”, agregó.

El presi de la Unafut cree que debe haber más rigurosidad en los protocolos de los partidos y de los entrenamientos.

Explicó que la determinación de mantener la programación de un partido bajo las circunstancias del nuevo protocolo dependerá de la cantidad de jugadores y el peso que tengan en el equipo.

“No es igual que salgan dos porteros en un equipo a que sean tres jugadores que casi no participan”, explicó.

Portillos abiertos

Se debe tomar en cuenta que los microciclos de la selección nacional provoca que los jugadores rompan las burbujas sociales y las burbujas de sus equipos.

En esos entrenamientos habrá jugadores de un club que a lo mejor ha tomado toda las previsiones del caso que se mezclarán con futbolistas de otra institución que no ha sido tan cuidadosa, lo que implica un riesgo.

El presidente del Santos de Guápiles, Rafael Arias, quien además es médico, dijo que riesgo siempre habrá, pero los protocolos lo reducen.

El Cartaginés fue el primer equipo que presentó casos covid-19. Foto: Rafael Pacheco
El Cartaginés fue el primer equipo que presentó casos covid-19. Foto: Rafael Pacheco

“La economía no se puede parar, se deben seguir aplicando protocolos para minimizar los riesgos, el fútbol es necesario, es parte de la economía, mucha familias dependen del fútbol, los medios, ¿se imagina que no vayamos al Mundial?”, dijo Arias.

Por eso comentó que es importante que los jugadores sean respetuosos y tengan compromiso. En Santos, asegura, les tiene prohibido ir a la playa o a tiendas o a actividades porque ponen en riesgo al fútbol.

Juan Carlos Retana, presidente del Herediano, confía plenamente en el protocolo que utiliza la Federación y no ve nada de malo en que los jugadores salgan tomando las medidas del caso.

“No veo porque no puedan siempre y cuando respeten las burbujas y anden con mascarilla”, explicó.

En las redes sociales algunos jugadores han demostrado que se han relajado y publican cuando van a la barbería, a lavar el carro, a comer, tomando las medidas, pero entre más salgan están más expuestos al virus por más que se cuiden.

Julián Solano tiene su opinión al respecto.

“El jugador debe estar más comprometido, no solo para mantener la actividad del fútbol que es su fuente de ingreso sino para proteger su salud y la de su familia, en este nuevo protocolo, el compromiso del jugador viene con mayor rigurosidad”, dijo.

Le preguntamos a Maria Luisa Avila, infectóloga, sobre la ruptura de las burbujas y de equipos en los microciclos y comentó que no hay nada de malo.

Pero dijo que los jugadores deben acatar las órdenes de los médicos del equipo y evitar romper las burbujas sociales en actividades que a lo mejor no son tan necesarias y así proteger al fútbol.