AFP .24 agosto

Al parecer el Real Madrid se confió antes de tiempo, por lo que tuvo que tragar grueso y ver al Real Valladolid anotar en el cierre del juego el 1-1 definitivo en el estadio Santiago Bernabéu.

El inesperado resultado le impidió al cuadro merengue igualar en lo alto de la tabla con el Sevilla, tras el inicio de la segunda fecha del torneo español.

Con cuatro unidades, el Real Madrid podría ver este domingo cómo el FC Barcelona se pone a un punto, siempre y cuando el conjunto culé derrota, en el Camp Nou, al Real Betis, partido en el que no verá acción el astro argentino Lionel Messi, quien está lesionado. la emejnga iniciará a la 1 p. m., hora tica.

Karim Benzemá adelantó al Madrid frente al Valladolid, pero los blancos se durmieron y su rival les empató 1-1. AFP
Karim Benzemá adelantó al Madrid frente al Valladolid, pero los blancos se durmieron y su rival les empató 1-1. AFP

En su primer partido de la temporada en el Santiago Bernabéu, el Real Madrid de Zinedine Zidane se adelantó con un buen gol del delantero francés Karim Benzema (81). Pero el Valladolid, propiedad del brasileño Ronaldo Nazario, se mostró intenso, disciplinado y la pulseó hasta el final para llevarse un merecido punto, gracias al pepino que marcó Sergi Guardiola (87).

La dinámica del partido fue ver a un Valladolid montando una muralla defensiva, sobre todo porque jugón sin Alcaraz, el centrocampista que mejor organiza el juego. Debido a lo anterior, al portero Masip le tocó rudo y lo demostró a sacar con los pies un remate a Benzema, quien no desaprovecha oportunidad para pegarle a la pecosa.

La única respuesta del equipo visitante antes del descanso fue un zurdazo que se fue por arriba de Óscar Plano. Y es que el Madrid, como lo hizo en Vigo, se ordenó muy bien atrás, especialmente por la tranquilidad que le da Carvajal como lateral derecho.

La segunda mitad fue otra cosa. El Madrid se mostró perezoso en la recuperación y descuidado sin la pelota, por lo que se notó expuesto, incluso ante un Valladolid temeroso que perdió la oportunidad de castigarlo en contra golpes con superioridad.

Una vez más, Thibaut Courtois, realizó mal el achique y por ello Sergi Guardiola del Valladolid, le acomodó facil la pecosa entre las piernas al guante de oro del Mundial. AP
Una vez más, Thibaut Courtois, realizó mal el achique y por ello Sergi Guardiola del Valladolid, le acomodó facil la pecosa entre las piernas al guante de oro del Mundial. AP

Zidane cambió a James cuando el que parecía que merecía salir era Isco. El partido pedía un alborotador y llegó Vinicius. Su entrada coincidió con la lesión de Javi Moyano, su centinela, lo que obligó a Sergio a retrasar a Pedro Porro para reducir la amenaza.

El reordenamiento del Madrid solo creó desorden. Vinicius se perdió en la derecha y el Valladolid fue animándose. Tuvo incluso una ocasión clarísima, cuando Sergi Guardiola se le atravesó a Enes Ünal y le quitó el gol por falta de coordinación.

Y de pronto, de la nada, Benzema le dio un gol al Madrid. Recibió un pase de Carvajal, controló la bola con la derecha y la mandó a la red de media vuelta. Hay un mundo entre el francés y el resto.

Pero su gol sirvió de poco, porque el Madrid se durmió en su ventaja y Sergi Guardiola le castigó con el empate casi de inmediato.