Asistente técnico morado asegura que les faltó dar más en la cancha del Juan Gobán

Por: Andrés Mora 14 febrero

El asistente técnico, Víctor Cordero, le tiró duro este miércoles a su equipo después de haber perdido 3-2 en la visita al Juan Gobán.

Vladimir estaba ahí, sigue como estadígrafo aunque a Victor Cordero es el que le toca dar la cara en las derrotas. Fotografía José Cordero
Vladimir estaba ahí, sigue como estadígrafo aunque a Victor Cordero es el que le toca dar la cara en las derrotas. Fotografía José Cordero

Para el asistente saprissista el problema tuvo que ver con las ganas y no tanto con el fútbol. Además, Cordero comentó que analizarán profundamente la razón por la cual les cuesta tanto a adaptarse a las canchas sintéticas donde por lo general les va pa´l tigre.

"Es una gran pena para nosotros y el análisis que hacemos es que nos faltó corazón, porque aquí es lo que se vio. Hubo un equipo en la cancha que se esforzó más que nosotros y aprovechó las oportunidades. Nosotros después tuvimos fuerzas para empatar, pero no pudimos mantener la ventaja", señaló Cordero, quien habla en las conferencias de prensa, ya que como Vladimir Quesada no tiene licencia A no puede hacerlo.

Víctor gritaba desde la banca a sus pupilos para que se dieran cuenta de que sí es posible jugar 90 minutos poniéndole bonito en Limón, tal como lo hacen por ejemplo Joseph Mora o Johnny Gordon. Él explicó esta reacción al final de la mejenga.

"Cada uno tiene su forma de ser y yo soy muy emotivo, así que vivo el fútbol de manera pasional. Uno lo que intenta es que los que están afuera entiendan que ya sea en Limón, Tibás, Alajuela o en cualquier terreno tenemos un equipo preparado para correr mucho y más que el rival. Confío en la capacidad futbolística de los nuestros, uno espera que todos tengamos mente abierta y comprendamos lo que se observa", señaló el morado.

"Tuvimos que haber puesto más corazón", agregó.

Para Víctor, otro tema al que hay que meterle el bisturí es al de las faltas de penal que están cometiendo, pues los limonenses le clavaron dos pepinos de penal, uno por una falta de Henrique Moura y otra de Jaylon Hadden.

"No hemos tenido suerte con los penales en contra y tenemos que ver cómo marcamos dentro del área para no cometer penales. No es lógico que a un equipo le marquen tantos penales y no sé si será la ansiedad. Nosotros tenemos que hacer el esfuerzo para tratar de ser un equipo regular y constante. Nos duele mucho haber perdido", dijo Cordero.

El saprissista resaltó el trabajo de Limón, un equipo al que no le han podido ganar en las últimas visitas, ya que suman cuatro partidos en Juan Gobán sin poder triunfar.

"En esta cancha se puede jugar directo y pelear la segunda bola, pero no puedo hablar del rival. Ellos pusieron más corazón que nosotros y salieron con una buena victoria, nos queda aceptar la derrota", indicó.