Sergio Alvarado.30 noviembre, 2019
Alexandre Guimaraes vive un gran ambiente y momento de cara la final del fútbol colombiano. Fotografía: Cortesía
Alexandre Guimaraes vive un gran ambiente y momento de cara la final del fútbol colombiano. Fotografía: Cortesía

El América de Cali, dirigido por el costarricense Alexandre Guimaraes, tendrá un reto durísimo en el que deberá sudarse la chaqueta si quiere levantar el título número 14 de la máxima categoría colombiana.

Con los ánimos renovados, la Mechita, como le dicen de cariño al cuadro caleño, volvió a una definición por el título, en esta ocasión ante el Junior de Barranquilla, bicampeón vigente del fútbol cafetero.

En solo seis meses, Guima llevó al cuadro escarlata a su primera final en 11 años, cuando se proclamó campeón en el Torneo Finalización 2008. Este podría ser el primer título del brasileño/tico en ese país.

El entrenador considera que será una serie brava, en la que tendrán que competir al más alto nivel, por lo que deberán comenzar por sacar un buen resultado como visitantes este domingo a las 6 p. m.

“Veo un duelo parejo, los dos equipos hemos llegado a la final con mucho merecimiento, nosotros tendremos que aplicarnos mucho mejor aún, porque por algo ellos son los bicampeones y tienen un presupuesto muy superior al del América, pero vamos con la ilusión intacta de sacar un buen resultado en Barranquilla”, comentó Guima a La Teja desde el país cafetero.

El América de Cali vivió una noche mágica este jueves en el estadio Pascual Guerrero. Foto: Americadecali.co
El América de Cali vivió una noche mágica este jueves en el estadio Pascual Guerrero. Foto: Americadecali.co

América se metió a la final tras ganar, con 12 puntos, el grupo B de la segunda ronda del fútbol colombiano, mientras que Junior se dejó el A con 11 unidades, motivo por el que la Mechita se dejó la opción de cerrar la final en casa.

En el ambiente del fútbol cafetero Junior luce como favorito por su pasado reciente, pero América tiene con qué dar el golpe, cree Guima. Será la primera vez en ese balompié que estos dos equipos estén en el duelo por el título.

“Son dos equipos de mucha tradición acá, instituciones muy grandes, creo que en estas instancias nadie puede sentirse favorito, repito, incluso que es una serie muy pareja”, indicó Guima.

El Junior de Barranquilla será un rival durísimo en el camino de Guimaraes para obtener el título en Colombia. Foto: Twitter Junior.
El Junior de Barranquilla será un rival durísimo en el camino de Guimaraes para obtener el título en Colombia. Foto: Twitter Junior.

Cuando arrancó el torneo, los equipos que tenían el cintillo de favoritos eran Junior, el Millonarios que era dirigido por Jorge Luis Pinto o el Atlético Nacional, de Juan Carlos Osorio, extécnico de la selección de México en el pasado Mundial de Rusia.

“Nosotros no éramos los candidatos para la gran mayoría, porque por lo menos hay cinco o seis equipos con mayor presupuesto que nosotros y era un tiempo muy corto, había que adaptarse rápido”, comentó.

Con confianza

La afición del América está más ilusionada y optimista que nunca con este paso y ahora que se sienten tan cerca del título, están muy agradecidos con Guima.

“Desde la llegada de Guimaraes el equipo se acopló y mostró un cambio importante en su funcionamiento y fue así como logró en tan corto tiempo meterse en los primeros lugares con un fútbol simple y sencillo, pero contundente”, indicó el aficionado colombiano Rodrigo Durán, fanático de los escarlatas.

Este aficionado resaltó como el papá de Celso Borges cayó bocas a muchos aficionados que no le tenían fe, pero ahora bendicen la hora en la que se apareció por Cali.

“El técnico ha colmado las expectativas dentro del hincha americano, la directiva y la gente de fútbol en el país, ahora en esta final con Junior esperamos culmine con el título que sería increíble y muy exitoso, por lo que estamos agradecidos”, agregó Rodrigo.

El sentir de este fanático es del muchos en tierra cafetera, quienes cambiaron las dudas por los aplausos en el estadio Pascual Guerrero, la fortaleza escarlata en la que el sábado 7 de diciembre esperan montar de nuevo un fiestón y levantar otra copa luego de 11 largos años.

Va y viene
El rival de Guima, el uruguayo Julio Comesaña es todo un personaje en el Junior de Barranquilla. El entrenador tiene un largo historial de idas y venidas al cuadro barranquilleño, al que regresó por novena vez el año pasado para ganar su tercer título con el equipo rojiblanco. En los últimos dos años ha llevado al club a siete finales entre Copa, Liga y Superliga.