Karol Espinoza, Andrés Mora.2 diciembre

Herediano volvió a festejar en la Cueva, su salón de fiesta favorito.

Festejar en Tibás se le ha vuelto costumbre al Herediano, equipo que eliminó el domingo al Saprissa, 5-4 en penales, luego de empatar a uno y dejar el global de la serie de semifinales del torneo 2 a 2.

Los rojiamarillos no llegaban como favoritos al juego, luego de ceder un empate en casa la semana pasada, y empezar perdiendo este domingo en Tibás con un gol de Johan Venegas.

No obstante, un cabezazo de Esteban Granados, a 14 minutos del final, los hizo llevar la serie a tiempos extra y penales, donde el arquero Esteban Alvarado le detuvo el lanzamiento a Rándall Leal y puso al Team en la final de segunda fase contra Alajuelense.

Un festejo mesurado ,pero festejo al fin, fue el que vivieron los rojiamarillos en la zona mixta y camerino del estadio tibaseño.