Sergio Alvarado.25 noviembre, 2019
Los gritos de Carevic incomodaron a algunos sancarleños. Fotogafía: John Durán
Los gritos de Carevic incomodaron a algunos sancarleños. Fotogafía: John Durán

A Andrés Carevic, técnico de Alajuelense, difícilmente se le olvidará el partido contra San Carlos del pasado domingo y no precisamente por el resultado.

El argentino estaba sancionado para esta mejenga, luego de salir expulsado en el partido ante Jicaral en la jornada 22 de la primera fase del Apertura 2019, por lo que tuvo que ver la mejenga en la gradería, donde tuvo una acalorada discusión en media mejenga.

Carevic discutió en un momento del partido con Ronald Solís, expresidente del cuadro norteño, que dejó el cargo en el 2014.

A Solís le molestó que el técnico manudo subía y bajaba de su asiento hasta una baranda para dar indicaciones.

La Teja estaba en la misma gradería norte donde se dio la situación y vio de forma clara lo sucedido. Además grabamos toda la discusión en la que terminó metido el gerente deportivo erizo, Agustín Lleida.

(Video) Aficionados sancarleños se encararon con el técnico manudo Andrés Carevic y Agustín Lleida

Carevic no se quedó quedito y le pasó gritando instrucciones al portero y a los defensas de su equipo desde ahí. Eso hizo que a veces le tapara a algunos aficionados.

El ángulo en ese sector no es el mejor por estar detrás del marco y arriba, por lo que hay algunos puntos muertos, motivo por el que los aficionados sancarleños gritaban ‘Suelo, suelo’, cada vez que el entrenador se iba para ahí.

Cerca del fin del primer tiempo, el argentino bajó una vez más a dar indicaciones, ahí Solís explotó, se levantó y se fue hasta donde estaba el manudo y se le metió al frente sin decirle nada, situación que incomodó al entrenador.

Cuando Carevic vio eso, le reclamó al expresidente y cruzaron algunas palabras, ante la escena, Lleida bajó como un miura, se le salió lo español y con los brazos al aire y los ojos pelados le realizó un fuerte reclamo a Solís.

Al ver que el asunto se calentó, la gente perdió de vista el partido y se puso a chiflar y gritar lo que pudo. El ambiente estaba mucho más tenso en las gradas que en la cancha.

Cuando se acabó el primer tiempo, Carevic se salió totalmente de la discusión, siguió concentrado en lo suyo y los reclamos ahora seguían entre Lleida, Solís y sus acompañantes. En un momento hasta se acordaron de las mamás de cada uno.

Ronald Solís presidió a los Toros del Norte hasta el 2014. Foto: Archivo.
Ronald Solís presidió a los Toros del Norte hasta el 2014. Foto: Archivo.
1 partido era la sanción de Carevic
Ánimos bajaron

Para el segundo tiempo, los ánimos bajaron, la discusión acabó, aunque Carevic seguía bajando a dar instrucciones, esta vez a los delanteros que podía ver cerca.

La táctica para el segundo tiempo cambió, ahora cuando el entrenador erizo quería dar instrucciones, la afición de ese sector se ponía a gritar, “Oe, oe, oe, oe, Toros, Toros”, para que la bulla impidiera a los manudos escuchar las instrucciones.

Jugadores como Junior Díaz y Adonis Pineda reconocieron, al final del partido, que en el primer tiempo escucharon alguito de lo que les indicaba el técnico a la distancia.

“Sí claro, yo lo escuchaba, en una ocasión incluso me voltee a ver qué era lo que me decía, yo sí lograba escuchar, creo que todos estábamos atentos a eso y a acatar las órdenes que él diga, aunque estuviera afuera”, dijo Pineda.

Mientras que Díaz explicó que entre tanta bulla sí reconoció la voz de su jefe.

“En una vez que andaba por esa zona si tuve la oportunidad de escucharlo, uno ya le reconoce un poco la voz y lo nota, es parte de que él estuviera expulsado, pero eso no era problema porque ya teníamos un trabajo base muy bueno”, indicó Díaz.

Lo sucedido en San Carlos se queda en anécdota, pero es muestra clara cómo se está peleando el Apertura 2019.