Andrés Mora.21 febrero
La Ultra se quedó sin campo en la Cueva. Foto: Rafael Pacheco
La Ultra se quedó sin campo en la Cueva. Foto: Rafael Pacheco

La Ultra sí fue el miércoles por la noche al estadio Ricardo Saprissa, donde el Monstruo se enfrentaba al Impact Montreal por los octavos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf y que al final empató 2 a 2.

Lo que pasa es que no entró...

La barra morada llegó, digamos, como en plan de dar lástima y cantó desde las afueras de la Cueva, pero adentro prácticamente nadie se dio cuenta de que allí estaba dele que dele, desgalillada.

En la gradería sur, en la que algunos hicieron loco el día del clásico, quienes ponían sabor sano eran los 60 miembros de la Banda Municipal de Tibás, que se adueñaron de esa zona del Saprissa.

La Ultra recordó lo que pasa a veces cuando una relación termina y una de las dos personas se deja ver cerca de la casa de la que decidió cortar, poniendo buena cara, como pensativa y con la intención de pedir cacao.

Solo faltaron el ramito de flores, el peluchito comprado en un chino y la cajita de chocolates rellenos.

Posted by ULTRA MORADA on Wednesday, February 19, 2020

Los miembros de la Ultra que llegaron cantaban “¡Nooo, la Ultra no se va, no se va, no se va, la Ultra no se vaaaa”.

Pero como ya se había ido desde lunes siguiente al clásico, por supuesto que la dirigencia morada no le dio pelota. Esta es la consecuencia del pleito que armaron entre ellos mismos y con oficiales de la Fuerza Pública el domingo 9 de febrero.

Este miércoles en el sector sur del estadio morado hubo un buen operativo para evitar problemas, estuvo por completo a cargo de la Fuerza Pública, según informó el propio cuadro saprissista.

“Todo transcurrió con calma, sí hubo un grupo de unas ochenta personas que llegaron, ingresaron a un parqueo (privado) que está al costado norte del estadio. Estuvieron ahí cantando, nos mantuvimos ahí simplemente dando resguardo policial y finalmente se retiraron. No hubo enfrentamientos, no hubo detenidos”, explicó Daniel Calderón, director general de la Fuerza Pública.

Calderón aplaude la decisión tomada por la directiva del Saprissa de fumigar a la barra y hace un llamado a los otros equipos para que sigan el ejemplo.

“(El miércoles por la noche) fue totalmente un día diferente, es otra realidad estar en un operativo cuando hay barras y cuando no. Había muchas familias y muchos chiquitos en la zona que normalmente está ocupada por la barra, el ambiente fue diferente”, comentó.

Calderón contó que los oficiales de la Fuerza Pública llegaron listos, por si las moscas.

“Nos habíamos preparado en caso de que se complicara un poco, siempre tomamos previsiones. Hay una realidad que hemos venido haciendo ver a los equipos y es que dentro de esos grupos una gran cantidad de personas llegaba completamente en estado de ebriedad. Era muy difícil porque a pesar de los controles que tenemos siempre detectábamos drogas en esa gradería, a veces el olor era insoportable”, agregó.

Don Daniel comentó que en un juego como este fácil fácil podrían tener antes 15 o 20 detenidos y este miércoles se fueron en blanco.

Saprissismo reaccionó

La ausencia de la barra por primera vez en muchos años motivó la reacción de futbolistas y, como en una botica, hubo de todo.

“Quedó más que claro que con la Ultra o sin la Ultra ¡la Cueva es la Cueva”, posteó en sus redes sociales Joel Campbell, actual jugador del León de México.

Posted by ULTRA MORADA on Wednesday, February 19, 2020

Christian Bolaños se colocó en la otra acera.

“Son decisiones que toma la directiva. A mí, en lo particular, me encanta la Ultra, es la que nos mete (en el partido, motiva) a los jugadores, nos hubiera encantado que estuviera aquí. Entendemos la situación que sucedió y ahí no nos podemos meter nosotros. Cuando pasan esas situaciones hay que sentar cabeza y pensar que no da para tanto (pelear por un partido). Ojalá en un futuro esté (la Ultra) y nos siga apoyando”.

“Uno se acostumbra (a la Ultra), el empuje de ellos es totalmente diferente, pero son situaciones que suceden para que el fútbol sea sano y no vuelvan a suceder estas cosas (como la bronca del clásico)”, agregó Bola.

Este pleito entre ellos en el clásico hizo que la dirigencia del Sapri vetara a su barra organizada. Foto: Rafael Pacheco
Este pleito entre ellos en el clásico hizo que la dirigencia del Sapri vetara a su barra organizada. Foto: Rafael Pacheco

Marvin Angulo también dio su punto de vista. Dijo que la ausencia de la barra “es un tema complicado" pero que más allá de eso la afición morada llegó y que se lo agradecían.

Michael Barrantes, uno de los líderes del cuadro morado, hizo las de Pilatos. Dijo que en ese tema no se iba a meter.