Andrés Mora.22 agosto

Aunque Herediano no logró venirse para la casa con la victoria, el empate 1-1 ante el Waterhouse de Jamaica, por la ida de los octavos de final de la Liga Concacaf, termina siendo bueno por el gol que anotó de visitante.

Keyner salvó el día para el cuadro rojiamarillo. Foto: Rafael Pacheco
Keyner salvó el día para el cuadro rojiamarillo. Foto: Rafael Pacheco

Todo se definirá el próximo jueves (8 p.m.) en el Estadio Eladio Rosabal Cordero. Si los florenses ganan por cualquier marcador avanzan a los cuartos de final. En caso de empate a cero también siguen con vida en el torneo regional, gracias al gol visita; en caso de empate a un gol habrá penales para desempatar. Si empatan por dos o más goles los ticos quedan fuera.

“Fue un partido duro y peleado, condiciones no tan normales para nosotros, pero tuvimos y llevamos el peso del partido”, Jafet Soto.

El ganador de esta serie enfrentará al vencedor de la llave que disputan Motagua de Honduras y Managua de Nicaragua. Por el momento van arriba los catrachos 2-1.

Fue un juego duro para el Team en el Estadio Nacional de Kingston y no solo por el pesado clima que se topó, pues había mucha humedad, también porque el cuadro caribeño se le plantó bonito.

Y la cosa se puso peor porque Freddy Álvarez entró dormido y eso le costó un gol en contra a los rojiamarillos.

“No es un mal marcador para cerrar en casa. El gol nos da ventaja, pero no define la serie”Jafet Soto.

Apenas al minuto dos Shaun Dewar entró con comodidad por el costado derecho, centró de pierna derecha con buena fuerza y en el segundo palo, justo detrás de Álvarez que no despejó y dejó pasar el balón, llegó Andre Fletcher para empujar el balón y dejar congelado a Esteban Alvarado con el 1-0.

El enojo de Esteban es el reflejo de todos los heredianos contra Álvarez que por alguna extraña razón nunca reaccionó.

Después del regalo del cuadro florense vino la reacción de los pupilos de Jafet Soto. Dos minutos después de recibir el golcito, reventaron la pecosa en el palo, como avisando que iban con todo por el empate.

El portero jamaiquino Akeen Chambers tuvo que ponerse las pilas. Al minuto catorce Francisco Rodríguez se encontró el balón al borde del área chica y fusiló de derecha, parecía gol, pero se interpusieron de manera extraordinaria las manos del caribeño.

Fue dura la presión rojiamarilla y tuvo su fruto cuando el reloj marcaba el minuto 17. Freddy tapó la torta y fue protagonista en el tanto de la igualdad, gracias a un gran centro de tiro libre que cobró.

La bola voló hasta el área, donde gracias a un bomberazo de Akeen, Keyner Brown pudo elevarse por los aires y aprovechar que el marco estaba vacío para cabecear y poner el 1-1.

Se puso buena la mejenga y le llegó la oportunidad a Esteban para mostrar sus condiciones.

Al minuto 24 se fue solo Colorado Murray y el portero herediano le achicó como los grandes, de tal manera que cuando intentó rematar a marco, la pecosa pegó en Alvarado y se fue al tiro de esquina.

Prácticamente eso fue todo lo de real peligro en la primera parte, siguió la fuerte disputa del balón, pero en los marcos ya no fue tanta la emoción.

Nada de nada

En el segundo tiempo los equipos se fueron en un puro mate y el marcador no se movió más.

La mejor jugada, incluso, de todo el partido sucedió al minuto 55. El Team armó un ataque a puro fútbol, tocaron de pie a pie dentro del área, le quedó muerta a Keysher Fuller, pero la agarró con tantas ganas que la mandó a volar.

No le salió tan fácil como se podría pensar el cuadro caribeño al Team. Foto: Rafael Pacheco
No le salió tan fácil como se podría pensar el cuadro caribeño al Team. Foto: Rafael Pacheco

Después Chambers se lució con un zurdazo de Freddy que llevaba sello de gol, pero el portero lo tapó.

Los rojiamarillos se pagaron el susto del día al 80, cuando Murray cabeceó y pasó el balón muy cerca, Alvarado ya estaba vencido.

Al final, el árbitro panameño José Kellys repuso cuatro minutos, pero por lo cambios y el tiempo de hidratación, no porque el juego estuviera mucho rato detenido.

Jafet deberá tomar precauciones para la vuelta, no vaya a ser que los jamaiquinos se jalen una torta en la casa de don Eladio la próxima semana.

La salvada del cuadro florense es que no tendrá partido del campeonato nacional este fin de semana y podrá recuperar como se debe a sus jugadores después del fuerte desgaste en Jamaica.

El juego de la jornada 8 lo jugará el domingo 15 de setiembre contra San Carlos. Ambos juegan la Liga Concacaf y por la regla del tiempo mínimo entre un partido y otro es imposible que jueguen en este fin de semana.