Sergio Alvarado.14 abril
Rapan es todo un show a la hora de conversar, con sus amigos futboleros siempre está sacando a sus personajes.. Foto: Rafael Pacheco
Rapan es todo un show a la hora de conversar, con sus amigos futboleros siempre está sacando a sus personajes.. Foto: Rafael Pacheco

Dentro del camerino del Club Sport Herediano es normal escuchar de repente la voz de Hernán Medford, Odir Jacques, Carlos Watson, Orlando De León, Guilherme Farinha, José Carlos Cancela, Jozef Miso, Froylán Ledezma, Aquil Alí, David Patey, Everardo Herrera, Yashin Quesada, la lista sigue y sigue.

No necesariamente estos personajes de nuestro fútbol están todos juntos en el "estuche" Rosabal Cordero, sino es que se los trajo con su voz Rándall Alemán, quien bretea como fisioterapeuta en el Team.

Rapan, como llaman todos en el club al protagonista de esta historia, acepta hasta complacencias, constantemente sus compañeros le están pidiendo al Pelícano, a Odir, a Tío Carlos, a don Orlando, que en paz descanse, para recordar anécdotas.

Desde que llegó a trabajar al equipo en el 2001, con solo 23 años, siempre le gustó hacer voces e imitar a sus compañeros, con lo que pronto se volvió famoso en la casa de don Eladio, sin necesidad de practicarlo mucho.

"Esto fue algo más espontáneo que entrenado, en el fútbol nosotros pasamos mucho tiempo juntos entre concentraciones, viajes, entrenamientos, entonces empezamos a molestar, pero eso de remedar gente lo hago desde pequeño, ya lo traía, de repente te das cuenta que los hacés bien, porque la gente se ríe", explica Alemán.

39 años tiene Rándall

Tal como sucede con comediantes o imitadores de la vida real, a Rapan le pasa que ya no puede contar una anécdota sobre alguien sin hacer su voz, o al menos intentarla.

Cuando uno está hablando con él, de repente hace un cambio y se termina charlando con cualquiera de sus 14 personajes que le salen igualitos.

"Todo empieza muy cotidiano, empezamos a conversar y decimos, "uuyyyy mae, se acuerda aquel día que Farinha tal cosa", y empezamos en la payasada en los ratos libres, siempre tenemos identificado cada momento, cuándo se puede vacilar y cuándo no", destacó Alemán.

Todo un show.
Alemán tiene bien estudiados a sus compañeros y a mucha gente del fútbol, no solo la voz sino que también gestos y frases. Foto: Rafael Pacheco.
Alemán tiene bien estudiados a sus compañeros y a mucha gente del fútbol, no solo la voz sino que también gestos y frases. Foto: Rafael Pacheco.

Para Rapan la imitación va más allá de hacer una voz similar, es igualar los gestos, frases y hasta los dichos de una persona, para que los demás se den cuenta a quién está imitando.

"El primero fue don Odir, luego Farinha y hasta don Orlando, porque tienen voces muy particulares, entre más particular sea la voz es más sencillo hacer la imitación y llegar a un tono, cómo llegaba, cómo caminaba, algún gesto, que uno hace y te lo hacen ver: "mirá, sí es cierto, Hernán daba la charla así'", comentó.

Uno de los que más cariño le tiene es a don Carlos Watson, quien fue el segundo entrenador con quien trabajó en el Herediano y es de sus favoritos. "Yo no sé si él sabe, ojalá no se enoje", asegura entre risas.

La mayoría de sus imitaciones son personajes que han estado ligados al Team, aunque reconoce que hay uno al que le ha intentado llegar, pero como no ha trabajado nunca con él, se le dificulta más. Se trata de Johnny Chaves, técnico del Santos.

"Por ejemplo, la de Roberto Carpio, compañero del equipo, tiene uno voz muy particular y no le llego y hasta me lo ha dicho, "buen intento, pero no le llegás", entonces nos vacilamos por ahí", destacó.

Los mejores chascos es cuando los personajes se enteran que los imitan, como la vez que don Orlando lo agarró in fraganti y lo sacó del camerino, aunque después se arreglaron o cuando Jozef Miso le "reclamó".

"Usted es bien malo, usted espera que yo diga algo para hablar como yo", me dijo en su particular sentido del humor, ese tan seco que tienen los europeos"

14 personajes imita el fisioterapeuta

Con Aquil Alí, vicepresidente florense, le pasó algo parecido, el directivo le pidió que hablara como él, cuando lo tenía enfrente, al principio no quería, pero por insistencia de don Aquil lo hizo.

"El jefe terminó muerto de risa, decía que es como si le hubieran arrancado la lengua y la usara yo para hablar como él", explicó. A Rapan Dios libre darle cuerda, porque puede durar horas de horas contando anécdotas y haciendo reír a los compañeros.

Se hizo famoso
A la hora de los partidos, Rándall es otro, se concentra del todo en su trabajo como fisioterapista florense. Foto José Cordero
A la hora de los partidos, Rándall es otro, se concentra del todo en su trabajo como fisioterapista florense. Foto José Cordero

Este talento ya no pasa inadvertido como era antes, que se limitaba únicamente para sus compañeros y conocidos. La aparición de Alemán a finales de febrero en el programa Visión, junto a Andrey Campos, Athim Rooper y Alonso Solís fue toda una revelación, casi, casi como si hubiera nacido una estrella. Que se cuide Julio Sabala.

"Un compañero de trabajo hasta me dijo que por qué no me hacía un showcito, me pongo un sombrerillo, una camisa y me tiró a pista, pero no, ¡qué va!, lo mío es otra cosa, es por el vacilón, no es con fines de lucro. A mí si me invitan a algún programa voy más por gusto que por cualquier cosa", indicó.

"Chope me decía cuando era entrenador de Heredia: 'Mae, yo lo voy a llevar a 'Pelando el ojo', algo se gana ahí con esos maes'", recordó.

Ha sido tanto el pegue en aquellos programas que en el estadio los aficionados le piden personajes o hasta fotos.

"Esto yo no lo hago por ganar una imagen que no es la relativa a mi trabajo, me ha pasado que futbolistas de otros equipos se me acercan y hasta me felicitan. Ahora que fuimos a México se me acercó un aficionado tico y me pidió una foto, yo pensé que era por ser del Herediano y me dijo: 'usted es muy bueno imitando, mi hijo lo vio en el programa y me dijo que si veía al muchacho de las imitaciones, mándeme una foto', a mí hasta vergüenza me dio, ha sido muy curioso", comentó.

Mientras Rapan aumenta su repertorio de personajes, su fama seguirá haciendo reír a sus compañeros con sus salidas y bromas al montón.

Загрузка...