AFP .7 agosto, 2017
El momento más conmovedor fue cuando los sobrevivientes Follmann, Neto y Alan Ruschel recibieron el aplauso de todo el estadio. Foto AP
El momento más conmovedor fue cuando los sobrevivientes Follmann, Neto y Alan Ruschel recibieron el aplauso de todo el estadio. Foto AP

El Barcelona se midió este lunes al Chapecoense por el trofeo Joan Gamper y aprovechó para homenajear a las víctimas y sobrevivientes del accidente aéreo en el que perdieron la vida 71 personas, en noviembre de 2016, cuando el club brasileño viajaba a Colombia para disputar la final de la Copa Sudamericana.

Antes del partido, que terminó con victoria local por 5-0 con goles de Gerard Deulofeu (minuto 6), Busquets (11), Messi (28), Luis Suárez (54) y Denis Suárez (75), el capitán del equipo, Andrés Iniesta, pronunció un pequeño discurso con el que dio la bienvenida a la nueva temporada y, sobre todo, honró al equipo de Chapecó.

Primer golcito que celebran Messi y Suárez sin su compita Neymar. Foto: AFP / Josep LAGO
Primer golcito que celebran Messi y Suárez sin su compita Neymar. Foto: AFP / Josep LAGO

"Hoy es un día muy especial, recibimos en nuestra casa al Chapecoense, un rival muy especial. Espero que podáis disfrutar de un partido inolvidable", dijo el manchego, que quiso acordarse tanto de las víctimas como de sus familiares y de los sobrevivientes.

Dos de los futbolistas que sobrevivieron al accidente del avión, Jakson Follman y Helio Hermito Neto, fueron los encargados de realizar el saque de honor. Un tercero,Alan Ruschel, capitaneó al equipo durante el partido.

Antes, en el palco, los presidentes de ambas entidades intercambiaron regalos.

El Barça fue el primero en saltar al campo y, desde el medio de la cancha, esperó a que fueran saliendo uno a uno los rivales (alguno de ellos entre lágrimas), a quienes acogieron con un caluroso aplauso replicado en las gradas.

El conjunto catalán ya había donado al Chapecoense, el año pasado, 250.000 euros para ayudarle a recomponer la planilla.

El equipo brasileño, por su parte, lució un uniforme en el que se apreciaban 71 estrellas en recuerdo de cada una de las víctimas del accidente.

En el aspecto puramente deportivo, el nuevo Barcelona de Ernesto Valverde superó sin dificultades a su rival, en el primer encuentro que disputan los culés tras la marcha al París Saint-Germain del brasileño Neymar.

Un gran momento para el recuerdo, cuando Chapecoense visitó al Barcelona. Foto: AFP / Josep LAGO
Un gran momento para el recuerdo, cuando Chapecoense visitó al Barcelona. Foto: AFP / Josep LAGO