Deportes

Vochita de Tibás cruza el país viviendo aventuras

Vochita de 1982 está hecha un ajito que roba miradas por donde anda

Escuchar este artículo

La vocha 1982 de Pablo Morales Gómez, vecino de Llorente de Tibás, es todo un caso, tiene una historia bastante singular.

El modelo que más suele verse en la calle es más redondito, por lo que este llama mucho la atención por esa diferencia y por las condiciones tan buenas en las que la tiene su dueño.

Desde el 2019 esta nave ha cruzado casi todo el país en viajes que su dueño suele documentar en el perfil de Instagram llamado “La vocha de Pablito”, en el cual puede seguir sus aventuras.

-¿Cómo consiguió la vochita?

A mí me encantan los volkswagen, para mí son carros muy buenos y lindos, son una pasión. Un día fui donde el mecánico que tengo, que solo trabaja la marca y cuando llegué adonde él vi que la tenían en venta, estaba un poco descuidada, mecánicamente estaba bien, pero le hacía falta mucha inversión, principalmente en lo estético. Contacté al antiguo dueño y ahí hicimos negocio.

-¿Quién era el dueño?

El dueño era un gringo que vive en Monteverde, Puntarenas, tenía el carro, pero no maneja, la que manejaba la microbús era la esposa, pero a la señora como que no le gustaba mucho manejarla, además que les había ido mal con el tema de un mecánico que supiera trabajarla, se cansaron del proyecto y lo continué yo, tuve que trabajarle temas registrales, marchamos atrasados, ponerla al día.

-¿Qué le hizo a la vocha?

Se le ha hecho mucha inversión para que esté muy bien, pintura, carrocería, los golpes que tenía se le quitaron, le hicimos el piso de madera, que es superbueno para paseos, si la gente llega embarrialada, con arena; es muy fácil, es como limpiar un piso, incluso le pasa el palo de piso y queda limpio.

Se le hizo tapicería de asientos, techos, mi hermano le hizo un mueble adelante único para ella para poner el celular, vasos; le pusimos los cortineros, nos ha permitido ir a pasear a todo lado.

-¿Quién es el que más disfruta el carro?

El carro lo uso mucho para pasear con mis hijas, porque soy papá soltero, para pasear con mis sobrinos y hasta con mis amigos, pero a mis hijas les encanta salir en él, yo tengo otro automóvil y a veces les pregunto en cuál ir y siempre eligen la microbús. Cuando andamos en él, a la gente le llama mucho la atención y ellas también ven eso, que andan en un carro llamativo, que a la gente le gusta.

La vochita es muy cómoda, muy amplia, no viajan pegadas, por lo que viajan muy tranquilas, se pueden estirar, andan felices y además pueden llevar muchas cosas. No es un carro para andar haciendo loco, se viaja un poco más lento, pero muy tranquilo.

-¿Qué le dice la gente?

Las reacciones son muy variadas y gusta mucho, porque hay gente que no conoce este modelo, solo el modelo microbús redondita, pero este es el que le sigue, es más espacioso y grande que ese. Hace muchos años esta se vendió en Costa Rica, por lo que mucha gente la tuvo. Andamos de paseo y la gente se nos acerca y dice, “¡qué lindo recuerdo, mi papá tuvo una, andábamos por todo lado!”.

Ese tipo de recuerdos también son los que yo quiero generar con mis hijas y hasta con los amigos. Hacemos viajes y me dicen: “mirá, de los viajes más lindos que he hecho”. La llevo a las exposiciones del Vocho club y a la gente le gusta hasta tomarse fotos adentro.

-¿Le han ofrecido comprársela?

Un montón de veces, la gente me dice que andan buscando una así, pero para empezar tengo que recuperar la inversión que he hecho y, además, está el valor sentimental, entonces no la puedo vender solo así. La gente a veces se asusta cuando le he dicho un precio, pero es que por menos de eso, mejor me la dejo, para eso mejor busque una y arme su propio proyecto. La verdad, no quiero venderla.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.