Por: Luis Quirós.  17 abril

Amante de la velocidad por donde se le vea y apegado totalmente a la marca Renault llegó Walter Corrales León al Parque Viva, para imponer su clase.

Es tal el gusto por la marca de su bólido que tiene un taller especializado en Zapote. Corrales logró especializarse en este tipo de carros y por eso todos los días le entra con cariño a su trabajo y los días de piques luce su máquina de color rojo a toda velocidad en el Circuito Sur del Parque Viva

Walter Corrales y su esposa July Lopez Campos, luciendo con todo orgullo en el Parque Viva a Waco. Fotografia John Durán
Walter Corrales y su esposa July Lopez Campos, luciendo con todo orgullo en el Parque Viva a Waco. Fotografia John Durán

"Desde niño tengo esta pasión por los carros y por eso todos los días le dedico el tiempo que sea a tener mi carrito como debe estar, para picar y competir", dijo Walter.

El motor del chunche de Corrales es F4R de Renault Sport original, está stock y posee juguetes como árboles de livio, y varias cosas más que le generan mucha potencia al carro.

"El venía con varias extras y nosotros en el taller lo hemos ido cambiando", comentó el piloto.

El 13 es el número de la suerte en el bólido de Walter Corrales. Foto John Durán
El 13 es el número de la suerte en el bólido de Walter Corrales. Foto John Durán

Cuando el josefino compró su vehículo, primero había tenido que ahorrar durante cinco años.

"El carrito tuvo un costo de seis millones y medio de colones fuera de lo que ya se le invirtió que son casi tres millones más y digo que aún quedan más cositas por ponerle" comentó.

Walter no ocultó que para llegar a donde desea con el carro todavía debe realizar una inversión más, cercana a los cinco millones de colones.

Waco está como un ajito por dentro y espera que su dueño le traiga más juguetes para que guste todavía más. Fotografia John Durán
Waco está como un ajito por dentro y espera que su dueño le traiga más juguetes para que guste todavía más. Fotografia John Durán

"Todo eso que acabo de mencionar lo he conseguido junto a mi familia, mi esposa July López, mis hermanos, mis cuñados, porque todos invertimos, por eso nos llamamos Team Waco y el carro igual".

El piloto siempre llega acompañado de todo el grupo de personas que mencionó anteriormente porque en conjunto analizan la labor del carro en la pista.

Los asientos de Waco son especiales y llevan un cuidado minucioso para que no se dañen. Foto John Durán
Los asientos de Waco son especiales y llevan un cuidado minucioso para que no se dañen. Foto John Durán

"El hecho de que nos guste mucho la velocidad no implica que vayamos a lo loco a la pista, porque la máquina hay que saber cuidarla para que el pique arroje resultados positivos y no se dañe, porque muchos por arrancar a lo loco terminan dañando su carro con solo una mala salida", explicó.

Cuando está al frente del volante, Corrales espera que la gente entienda que lo primero que se debe aprender es a ser un piloto inteligente y no un atarantado.

Los neumáticos de goma por supuesto que no faltan en Waco para ganar siempre en el circuito Sur del Parque Viva. Fotografia John Durán
Los neumáticos de goma por supuesto que no faltan en Waco para ganar siempre en el circuito Sur del Parque Viva. Fotografia John Durán