Sergio Alvarado.29 junio
Wálter Centeno se consagró como entrenador este lunes. Fotografía José Cordero
Wálter Centeno se consagró como entrenador este lunes. Fotografía José Cordero

Evolución y sabiduría para cambiar las cosas en el momento que lo requerían para llegar al título 35, son los detalles que Wálter Centeno destaca lo ayudaron para lograr ser campeón.

Cuando al entrenador morado le preguntaron cómo se sentía, sacó a relucir uno de los episodios que más recuerda en su carrera en el fútbol.

“Es algo muy parecido a cuando le hice el gol al Madrid, es tan extraño, hay tantas emociones, ahora a meditarlo, he aprendido mucho de la vida y me siento muy feliz por los muchachos, ellos le dieron una gran alegría a los morados”.

Para Centeno el casi año y medio que lleva al frente del Monstruo ha sido también un espacio para conocerse mejor como profesional y como persona

“Sabiduría, le he pedido mucho a Dios que me diera sabiduría para corregir todo aquello que venía haciendo mal y tener otra postura como técnico.

“Hay mucha gente a mi alrededor que ha ayudado a evolucionar para hablar con ustedes (prensa), jugadores, ser un ejemplo para ellos de mi experiencia y de los errores que he cometido”, explicó.

Un Paté más sereno, cauto, con una sonrisa que transmitía paz y tranquilidad fue la tónica de sus primeras palabras como campeón nacional.