Andrés Mora.17 agosto

Bajo el mando de Wálter Centeno la famosa Saprihora está en peligro de extinción y por puro gusto del técnico morado.

La última vez que Saprissa usó la Saprihora, fue contra la Liga y en el Morera; golazo de Marvin Angulo . Foto Alonso Tenorio
La última vez que Saprissa usó la Saprihora, fue contra la Liga y en el Morera; golazo de Marvin Angulo . Foto Alonso Tenorio

El técnico del Monstruo aprovechó después de ganar sobrado 4-0 a Jicaral, el miércoles por la noche en la Cueva, Centeno bien sonriente indicó que así es como le cuadra ganar, ya en el primer tiempo estaba todo cocinado y en la segunda parte solo manejaron la mejenga.

“Creo que ahora por dicha estamos trabajando para que eso desaparezca”, Wálter Centeno.

La Saprihora nació en la temporada 2004-2005, cuando el equipo era dirigido por Hernán Medford y a cada rato resolvía la mejenga en los últimos minutos, cuando el equipo rival ya estaba listo para celebrar.

“Antes aquí esperábamos la Saprihora. La afición estaba ahí silbando ‘que vamos, vamos, vamos’ y aparecía la Saprihora. Creo que ahora por dicha estamos trabajando para que eso desaparezca”, dijo Wálter en conferencia de prensa.

1 vez ha recurrido Paté a la Saprihora como técnico.
Hora tica

La Saprihora ya no solo es de los saprissistas, es un término que adoptaron los fiebres del fútbol. ¿Quién no ha llegado apenas a tiempo a una actividad y le dicen que llegó en la Saprihora? También es muy común ir tarde para el brete y llegar a marcar justo en la Saprihora.

El término se hizo tan popular, que, incluso, en el apertura del 2012, los tibaseños tenían un programa informativo llamado “Saprihora”.

Rubilio marcó una vez al 81, casi casi, pero todavía no es Saprihora. Foto: Rafael Pacheco
Rubilio marcó una vez al 81, casi casi, pero todavía no es Saprihora. Foto: Rafael Pacheco

La afición sabe que ganar tan ajustado no es lo ideal, pero lo rico que sabe definir una mejenga así, ojalá contra la Liga, los haría extrañar la Saprihora.

Y es que justamente en la era Paté, solo una vez han usado este método para resolver un juego y fue en el estadio Alejandro Morera Soto ante el cuadro erizo.

Todos recuerdan como el pasado 6 de abril al 90+8 Marvin Angulo clavó un golazo de tiro libre que significó el empate 1-1.

En los otros partidos, los pupilos de Wálter, o pierden o definen sin llegar tan ajustados. El más al límite fue el 2-1 que metió Rubilio Castillo al Herediano al minuto 81.

Morados en un gran dilema

Los aficionados quedan en medio de un gran dilema. Porque disfrutan mucho la Saprihora, pero tienen claro que se sufre mucho.

“La Saprihora es un tema mental o emocional. En el estadio es algo que se vive diferente, hasta nos da un impulso de seguir alentando. No creo que la extrañemos, solamente es algo que de darse mejora el ánimo y nos recuerda que la lucha por ganar es hasta el último minuto”, señaló la aficionada morada Brenda Castro.

Brenda dice que siempre hay momentos claves para ganar y deja un muy buen sabor hacerlo al final y ver la reacción de los rivales y de los mismos morados.

Que dice Paté que le pongan ganas porque no quiere Saprihora. Fotografía José Cordero
Que dice Paté que le pongan ganas porque no quiere Saprihora. Fotografía José Cordero

Pero Fernando Rawson, otro saprissista de hueso colorado, dice que si el equipo gana sobrado no la va a extañar.

“No caería mal de vez en cuando sentir esa ansiedad y tensión de estar empatando en los últimos momentos y que en la Saprihora logremos ganar el partido. Esa sensación de victoria al puro final es emocionante y muy grata, aunque, claro está que lo idóneo sería ganar los partidos con contundencia”, señaló Fernando.

Eso sí, Rawson asegura que jamás la desaparecería del glosario de los morados.

“Significa un momento de confianza y de mucha fe, donde en los últimos minutos del partido tenemos la certeza de que el equipo puede afrontar cualquier adversidad e inclusive darle vuelta a un marcador”.

El morado Mario Rojas dice que sí se extrañaría porque se siente muchísima emoción y sí quiere que se repita de vez en cuando.

“Pero es mejor ganar como contra Jicaral, ahora si es un clásico es bonito la Saprihora. Pero la idea es ganar y sacar los tres puntos”, comentó Mario.

Habrá que darle chance a Centeno a ver si lo logra. A ver si este sábado sigue tan sonriente y sin Saprihora después del enfrentamiento contra Cartaginés en el estadio Ricardo Saprissa.