Ricardo Silesky.6 junio
Paté tiene mucho trabajo por hacer ya que le han empatado dos veces consecutivas en la Saprihora. Foto: José Cordero
Paté tiene mucho trabajo por hacer ya que le han empatado dos veces consecutivas en la Saprihora. Foto: José Cordero

A pesar de que a su equipo nuevamente le empataron en la Saprihora, el técnico morado, Wálter Centeno, llegó a la conferencia de prensa con una sonrisa de oreja a oreja y aseguró que se siente muy tranquilo.

Grecia y Saprissa igualaron este sábado 2-2 y el tanto del empate de los griegos cayó al 87′. Algo similar a lo que les pasó el miércoles cuando Jicaral les igualó la mejenga (2-2) al 89′.

“Nos sucede en una etapa en la que no pasa nada, pero entiendo que haya gente enojada. Después del miércoles esto no puede suceder. Por dicha no me pasó esto en el primer partido de la semifinal”, aseguró Paté.

Este sábado el entrenador se mantuvo más tranquilo y pasó mucho tiempo sentado en el banquillo, algo que no es normal en él y tiene una explicación.

“Ellos deben tomar sus decisiones, entonces hay que darles libertad para que tomen decisiones, busquen soluciones, que resuelvan. Vi a mis jugadores con rabia, autocriticándose y están alerta. Por eso no me vieron tanto de pie, quiero que tomen sus decisiones porque eso es necesario para ser campeones”, comentó.

El entrenador confía que sus jugadores superarán la seguidilla de tres partidos sin ganar y entrar de la mejor manera en la siguiente ronda.

Lo bueno para los morados fue que Bolaños anotó y por eso volvió a superar a Marcel Hernández, quien lo había empatado. Foto: José Cordero
Lo bueno para los morados fue que Bolaños anotó y por eso volvió a superar a Marcel Hernández, quien lo había empatado. Foto: José Cordero