Sergio Alvarado.10 febrero
Wilmer y Walter se enfrentaron en el Apertura 2018 cuando ambos estaban en el cuerpo técnico de Alajuelense y Grecia respectivamente. Foto: Rafael Pacheco.
Wilmer y Walter se enfrentaron en el Apertura 2018 cuando ambos estaban en el cuerpo técnico de Alajuelense y Grecia respectivamente. Foto: Rafael Pacheco.

Este sábado Wilmer López pasó cruzando hasta los dedos de los pies para que la Liga se llevara el clásico ante el Monstruo, a pesar de su buena amistad con el Rey Paté.

El Pato se aferró a la conocida frase de que estos partidos son campeonatos aparte para llenarse de fe pues a su querida Liga le ha ido como un quebrado en este Apertura.

Al final se tuvo que conformar con el empate, en un partido que en el segundo tiempo los manudos tuvieron para matar si no fuera por la pésima noche del RORO que se comió tres pepinos.

Wálter Centeno y Wilmer López son muy buenos amigos, hombres de fútbol, entrenadores y hasta se volvieron “compañeros de equipo” cuando ambos colgaron los tacos como profesionales, pero la rivalidad más grande que existe en el deporte costarricense siempre se encarga, de una u otra manera, de mantenerlos en alerta y con dientes apretados.

Hace unos cinco años, el Pato y el Paté “ficharon” con el “Team OK”, un equipo de fútbol integrado por exjugadores que se dedicó a visitar comunidades para realizar mejengas con fines benéficos. Además compartieron mucho, gracias a un programa de radio que nació por medio del equipo, “Los Campeones del Team Ok”, en el que se juntaban durante las tardes para hablar de fútbol.

Todas esas cosas sirvieron para acercarlos mucho y fortalecer una amistad en la que siempre ha imperado el respeto que cada uno le tiene al otro. Es por esa razón que a Wilmer le dé gusto que Centeno haya asumido como técnico del Saprissa, puesto que el Pato considera que el Paté se ganó por méritos y en el que tendrá de demostrar de todo lo que es capaz.

Pero el Pato tampoco es hipócrita y reconoce que él es incapaz de engañar a su corazón, por lo que ni le pasa por la mente desearle a Centeno que se proclame campeón nacional con la "S" y mucho menos que se le haga realidad la idea de montar una época de dominio del Monstruo.

“Yo lo que quiero es ver a mi Liga campeón, con el entrenador actual, con otro o con el que sea. Ver a la Liga campeón es lo que más me llena, me motiva y me alegra. Uno sabe que quedar campeón por muchos años seguidos es algo que ninguna institución va a lograr acá, pero durante los años que no salga campeón la Liga, pues que gane cualquiera, eso me es indiferente”, tiró de manera inteligente López.

Wilmer afirma que estaba seguro que tarde o temprano Paté sería técnico del Saprissa y que lo hecho en Grecia le allanó el camino para que se diera más rápido de lo que muchos pensaron.

El Pato destacó al plantel del Saprissa como un equipo experimentado y con rodaje. Foto: Rafael Pacheco
El Pato destacó al plantel del Saprissa como un equipo experimentado y con rodaje. Foto: Rafael Pacheco

“Yo creo que todos veíamos el momento en el que Wálter llegaría a Saprissa, primero porque en Grecia venía haciendo un buen trabajo, muy fiel a su mentalidad de juego y estilo de fútbol, lo que permitió que se fijaran en él, sobre todo en este año en el estaba de primero y con su equipo jugando muy bien, sin abandonar su estilo de juego”, afirmó el Pato.

Según López, la planilla del Saprissa le ayudará a Paté a mantener su filosofía de juego, porque si en Grecia logró mantenerse con menos recursos, en el Monstruo podrá conseguirlo sin muchas dificultades.

19 partidos dirigió Wilmer a Alajuelense en el 2017
Evitar comparaciones

Para el Pato hay que evitar las comparaciones de su paso por el banquillo manudo en el 2017, sustituyendo al español Benito Floro, con la oportunidad que ahora se le presentó a Centeno, porque son dos situaciones muy diferentes.

“Son situaciones muy diferentes, en mi caso estuve al frente de la Liga, porque soy empleado de planta del club y la institución me solicitó que les ayudara y debo hacerlo a pesar de que uno piense que no es el mejor momento o no dispone del mejor equipo, así que hay una gran diferencia entre Paté y yo en ese sentido".

Wilmer López dirigió a la Liga en el Apertura 2017 y derrotó al Saprissa en su primer partido en el banquillo. Fotografía José Cordero
Wilmer López dirigió a la Liga en el Apertura 2017 y derrotó al Saprissa en su primer partido en el banquillo. Fotografía José Cordero

Para López, el actual equipo de Saprissa es mucho más curtido y tiene más figuras que la Liga cuando a él le tocó dirigir a los manudos, ya que asumió a un equipo que arrastraba mucha presión por no ser campeón por varios años y con jugadores poco acostumbrados a disputar títulos.

“Considero que Saprissa tiene un muy buen plantel, con jugadores que hace un torneo atrás salieron campeones y que en el pasado estuvieron en la final, eso le da más peso a la planilla y mayor tranquilidad a un técnico para tomar las riendas del equipo”, destacó.