Sergio Alvarado.30 junio
Wilmer López fue claro y directo en afirmar que la principal responsabilidad de perder el título en la Liga es de los jugadores. Fotos de Diana Méndez
Wilmer López fue claro y directo en afirmar que la principal responsabilidad de perder el título en la Liga es de los jugadores. Fotos de Diana Méndez

Wílmer López, quien ocupa un lugar en el olimpo manudo, se levantó este martes con el mismo desconsuelo de muchos liguistas.

Desde buena mañana, el exvolante grabó un video en la gramilla del estadio Morera Soto en el que dice que está por los colores, no por los jugadores ni por cualquier directivo.

En La Teja llamamos al Pato para preguntarle sobre sus motivaciones del video y nos habló de muchos temas, le puso el cascabel al gato y no se anduvo con rodeos para contar lo que le parece mal.

¿Porqué grabó el video?

Porque me nació. Nadie me dijo que lo hiciera, uno como liguista tiene la oportunidad de entrar al estadio y poder grabarlo desde ahí y hacerle llegar el mensaje al aficionado, que los colores son los que perduran para siempre, ese sentimiento que tenemos hacia la institución no lo borra, ni un resultado, ni una mala racha, ese orgullo no te lo quita nadie.

¿A qué se refiere con que está por los colores y no por los jugadores?

Es que así es, uno está por eso, al igual que el aficionado, estamos por una sola causa, los colores rojinegros, sean quien sea que los porte. Tanta sequía sin títulos no es normal, no podemos hablar de siete años, sino de trece, catorce campeonatos, ya no podemos hablar de tiempo, nunca había visto que pasaran tantos campeonatos sin ser campeones.

Eso es lo que le duele al afición, de la cual soy parte, aunque también sea empleado (en el área de mercadeo) también soy aficionado, acá uno ve que pasan y pasan técnicos y no cambia nada, por lo que creo que muchas de las cosas también reposan sobre los hombros de los jugadores.

Entonces, ¿los jugadores han quedado debiendo?

Si usted no sale campeón queda debiendo, así es, yo no sé cuál jugador actual de la Liga, si mañana llega otro jugador al club, le dirá que acá lo único que vale es ser campeón, ser primero, si tenemos catorce campeonatos de no serlo.

Como liguista, ¿qué es lo que más le molesta?

No es que me molesta, es que lo que más duele que es no ser campeón de primera división cuando se les da todas las comodidades (a los jugadores), espacio, en la económico, todo lo necesario para ejecutar buenos trabajos, han tenido todo en las manos, eso es lo que más le duele a uno, con todo eso tenemos catorce campeonatos de no ganar.

Wílmer López destacó que en la época de Óscar Ramírez los líderes del camerino ayudaron mucho a ganar cinco campeonatos. Foto: Rafael Murillo
Wílmer López destacó que en la época de Óscar Ramírez los líderes del camerino ayudaron mucho a ganar cinco campeonatos. Foto: Rafael Murillo

¿Cree que falta liderazgo?

El liderazgo no es solo llegar a hablar a un camerino, es cómo te desenvuelves en un terreno de juego, es generar un liderazgo con tu accionar, no es solo llegar a un camerino a decirse las cosas y ya, pero a la hora de demostrar en el campo, aquel que habló mucho no es el que sirve adentro de la cancha.

Hay jugadores que no hablan mucho, pero con lo que hacen en la cancha suman más, demuestran un liderazgo que es más importante aún, la Liga siempre ha tenido muy buenos líderes como Óscar Ramírez, Mauricio Montero, Javier Delgado, o en la época de Óscar como entrenador. Ahora tal vez no es que no tengan la casta de ser líderes, sino que no han podido guiar bien al equipo.

¿Qué peso tiene el técnico en todo esto?

Él es parte de un todo y también tiene responsabilidad, pero el entrenador más que gritar u ordenar o hacer movimientos tácticos o técnicos no puede hacer nada más.

El técnico no puede hacer nada si se pierde un pase o una pelota, si un jugador se expulsa por una tontera o si el jugador falla en una cobertura o en un centro, son cosas que tiene que saber el jugador, se van a cometer errores, eso siempre, pero deben ser los menos, como institución hemos quedado debiendo porque sino tendríamos más campeonatos.

¿Qué le dice a usted la gente en la calle sobre la situación del equipo?

Muchas cosas, la gente cree que uno al ser liguista y ser lo que fue dentro de la institución, uno tiene un poder o puerta abierta para llegar al camerino y hablar con los jugadores o darles un consejo y no, eso no es así, a los jugadores uno ni los ve, es muy poca la relación que uno tiene con ellos.

Se lo puedo decir en el caso mío, o en el de Mauricio Montero, que somos figuras y seguimos en la institución en diferentes puestos, pero la relación con la gente de la primera es mínima, por no decir nula, uno no tiene ni arte ni parte en absolutamente nada en lo que son los jugadores de la primera.

Ni qué decir de jugadores que ya no son parte de la institución como Pablo Gabas, Cristian Oviedo, Pablo Izaguirre, menos, no tiene injerencia en nada. Es complicado, ayer la gente me mandaba videos que por favor se los enviara a los jugadores para que les dé coraje y motivación, pero no se puede, uno entiende a los aficionados, están con ese coraje y ganas de ser campeones.

Supongo que a los exjugadores les gustaría tener un poco más de voz en el equipo...

Uno quiere ver a la institución bien, con cosas positivas y eso significan campeonatos, decir algo para ayudar, pero le toca hacerlo desde la posición que uno está.