Alejandra Portuguez Morales.21 febrero

Jack Donald Lewis era un estadounidense multimillonario que amaba Costa Rica, hasta tenía propiedades en Bagaces, Guanacaste y decía que le gustaba vivir en suelo tico, pero de pronto desapareció en 1997, un día antes de viajar al país.

El magnate enamorado de los grandes felinos, era conocido como Don Lewis y tenía 59 años cuando se le perdió el rastro.

Lewis tenía un santuario de felinos salvajes junto con su segunda esposa Carole Baskin, llamado Big Cat Rescue, cerca de Tampa, Florida, Estados Unidos.

Una de las versiones es que fue asesinado por su segunda esposa, quien utilizó los restos para alimentar a los felinos.

Días antes de desaparecer Don Lewis dijo que viajaría a Costa Rica, el fin de semana del 16 de agosto de 1997, así lo aseguró su mecánico Dale Lively.

“Trató de convencerme para acompañarlo, me dijo la gente es amable, es hermoso, pero yo no podía ir”, contó Lively.

Sin embargo, no hay señales de que haya viajado, el 18 de agosto de ese año se confirmó su desaparición, mientras que el 19 de agosto del 2002 oficializaron su muerte, a pesar de que nunca apareció el cadáver.

Los familiares de Jack Donald Lewis siguen buscando respuestas del paradero de su ser querido. Foto: limaohio.com
Los familiares de Jack Donald Lewis siguen buscando respuestas del paradero de su ser querido. Foto: limaohio.com

El 20 de agosto de 1997, encontraron su carro parqueado en el aeropuerto de Pilot Country, al norte de Tampa, pero lo extraño es que tiempo antes había discutido con el administrador de ese aeropuerto y dijo que nunca más lo usaría.

Algunas versiones decían que él tomó un avión privado hacia Costa Rica y quizá el avión se estrelló en el Golfo de México, pero nunca aparecieron rastros de la aeronave en este lugar.

El estadounidense multimillonario amaba los felinos y tenía un santuario con estos animales. Foto: Hillsborough County Sherriff's Office
El estadounidense multimillonario amaba los felinos y tenía un santuario con estos animales. Foto: Hillsborough County Sherriff's Office

El amor de Don Lewis por nuestro país fue confirmado por la Dirección de Migración y Extranjería de Costa Rica, ya que según sus registros Lewis entró por primera vez a suelo tico el 12 de julio de 1992.

Luego en 1996 regresó ocho veces en las que se quedaba aproximadamente una semana por visita, en 1997 vino en igual cantidad de ocasiones, la última fue el 30 de julio de 1997 y salió el 6 de agosto de ese mismo año y no hay más movimientos.

El último viaje a Costa Rica fue apenas 10 días antes de que desapareciera.

Medios estadounidenses afirman que en 1997 pidieron ayuda a las autoridades ticas para investigar la desaparición de Lewis. Al consultarle La Teja al OIJ explicaron que en esa época la oficina de Interpol estaba adscrita a la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS).

“Por lo tanto no tenemos registros de este caso”, aseguró el OIJ.

Carole Baskin y Jack Donald Lewis se casaron en 1991, él desapareció en 1997. Foto: Filmdaily
Carole Baskin y Jack Donald Lewis se casaron en 1991, él desapareció en 1997. Foto: Filmdaily
Se enamoró de una joven

Lewis se hizo millonario comprando hipotecas y revendiendo casas, pero su pasión eran los felinos, llegó a tener unos cien animales entre leones, tigres y leopardos.

Él era padre de cuatro hijos, tres mujeres y un varón.

Tuvo un romance con Carole Baskin durante diez años, según un documental de Netflix llamado Rey Tigre, Baskin era 22 años menor que él, Lewis tenía 42 y ella 20 años cuando se conocieron.

Lewis se enamoró de ella luego de verla llorando en la acera después de una discusión con su entonces esposo; mantuvieron un romance y se casaron en 1991.

Pero el 12 de junio de 1997 Lewis pidió una orden de alejamiento contra Carole porque sentía que su vida estaba en peligro.

Según la declaración el documento dice “esta es la segunda vez que Carole amenaza con matarme, tuvimos una gran pelea y dijo que sino me iba, me mataría y si volvía me mataría”.

Tres semanas después de la desaparición de Lewis, Carole fue al Tribunal con un poder notarial que le daba el control de la fortuna de él, pero este resultó ser falso; pero ella maneja un patrimonio de casi $7 millones (¢4.375.000.000) que era de Lewis.

Jack Donald Lewis tenía 42 años y Carole 20, cuando comenzaron el romance. Foto: Netflix
Jack Donald Lewis tenía 42 años y Carole 20, cuando comenzaron el romance. Foto: Netflix
Investigación seguirá en suelo tico

Jim Rathmann es un investigador de homicidios pensionado de Estados Unidos que retomó este extraño caso por petición de las hijas de Lewis.

Rathmann habló con La Teja y aseguró que apenas pase la pandemia por el covid-19 viajará a Costa Rica, en busca de más pistas por la desaparición.

“Pensó que era un buen lugar para traer sus animales (Costa Rica) y también quería iniciar y administrar otros negocios”, mencionó.

El detective basado en sus pruebas también asegura que Lewis fue asesinado.

“Don fue asesinado alrededor del 15 de agosto de 1997, creo que las personas asociadas con su asesinato aún están vivas”, señala.

Agregó que el multimillonario tenía una cantidad significativa de negocios y que lo habrían matado para adueñarse de todas sus terrenos, incluidos los que estaban en suelo tico.

“El propósito de ir a Costa Rica es por sus propiedades y sus negocios, muy bien puede haber una conexión entre sus negocios y su muerte”, expresó el investigador.

Historia llegó a Netflix

Netflix produjo un documental llamado Rey Tigre, en la que desarrolla una de las versiones de lo que le pudo haber ocurrido a Don Lewis.

La serie documental presentaba a Joseph Maldonado-Passage, también conocido como Joe Exotic un excéntrico excuidador de animales de zoológico de Oklahoma que también ama a los grandes felinos.

Maldonado-Passage fue sentenciado en 2020 a 22 años de prisión por contratar a alguien para matar a Baskin, quien había tratado de afectarlo al acusar al zoológico de Oklahoma de abuso de animales y venta cachorros de felinos.

En venganza, Maldonado-Passage sembró dudas sobre el destino Don Lewis.

El documental presentó extensivamente las reiteradas acusaciones de Maldonado-Passage sobre que Baskin mató a su esposo y posiblemente le lo dio a comer a sus tigres. Baskin no ha sido acusada de ningún delito y ha publicado varias declaraciones rechazando las acusaciones hechas en la serie.

La desaparición de Lewis impactó tanto en Estados Unidos que también fue contada en un documental de Investigation Discovery en Discovery Channel que se llama: ‘Joe Exotic, tigres, mentiras y encubrimiento’.

La visita de Rathmann a Costa Rica también servirá para continuar con el documental.

Rathmaan dice que los sospechosos están plenamente conscientes de que el mundo quedó cautivado con el documental que se estrenó a principios del 2020.

“Siento que realmente cuenta la historia y el final de los días de Don Lewis”, dijo el investigador.

Los hijos de Don Lewis han pagado investigadores, abogados y vallas 24 años después de la desaparición. Foto: Tampa Bay Times
Los hijos de Don Lewis han pagado investigadores, abogados y vallas 24 años después de la desaparición. Foto: Tampa Bay Times
24 años sin respuestas

El 23 de agosto del 2020 la familia le hizo un homenaje en la iglesia Riverhills en Tampa, Florida, en el que ofrecieron una recompensa de $100.000, unos ¢62 millones, para dar con su paradero o con información de lo que le ocurrió.

Han pasado prácticamente 24 años sin saber de Lewis, la familia contrató a un abogado para que la investigación de su desaparición no se olvide.

El abogado John Phillips informó que además de la recompensa, llevarán una investigación independiente sobre la desaparición, también a nombre de la familia de Lewis afirmó que presentó una demanda contra Carole Baskin en un intento por hacer que declare ante las autoridades.

La desesperación de la familia los ha llevado a pagar por vallas publicitarias en Tampa pidiendo información sobre el caso.

La hija de Don Lewis, Donna Pettis, la primera esposa de Lewis, Gladys Lewis Cross (con cubrebocas negro) las demás hijas Lynda Sánchez, Gale Rathbone. Foto: Tampa Bay Times
La hija de Don Lewis, Donna Pettis, la primera esposa de Lewis, Gladys Lewis Cross (con cubrebocas negro) las demás hijas Lynda Sánchez, Gale Rathbone. Foto: Tampa Bay Times

La hija menor de Lewis, Gale Rathbone, expresó su gratitud a aquellos interesados en el caso.

“Todos en la vida merecemos tener a alguien que nos quiera sin condiciones, sin juicios, ese alguien soy yo, papá, para mí siempre fuiste y siempre serás mi héroe”, dijo Gale.

Donna Pettis, otra hija, asegura que lo más difícil es no tener un lugar para visitarlo.

“Perder a un padre es difícil, pero perderlo sin saber qué le pasó, sin funeral para compartir ese dolor, sin tumba que visitar, a veces ha sido abrumador en los últimos veintitrés años recordar al hombre que llamaban Don y yo llamaba papá”, expresó Donna.

“Él tenía 59 años cuando declararon su desaparición, pero ahora todos superamos esa edad”, dijo Lynda Sánchez, su otra hija.

Familiares de Jack Donald Lewis, ofrecieron una recompensa y le hicieron un homenaje. Foto: Tampa bay times
Familiares de Jack Donald Lewis, ofrecieron una recompensa y le hicieron un homenaje. Foto: Tampa bay times

Eric Love, investigador principal del equipo, no deja de trabajar para que los hijos de Lewis sepan la verdad y encuentren al responsable para que esto les dé cierta tranquilidad.

Jack Donald Lewis amaba la naturaleza y por eso Costa Rica le encantó. Foto: Tomada de Sopitas.com
Jack Donald Lewis amaba la naturaleza y por eso Costa Rica le encantó. Foto: Tomada de Sopitas.com