Erick Quirós.27 marzo, 2019
En Cuba están en el mismo debate que en Tiquicia con el tema de los gais. AFP
En Cuba están en el mismo debate que en Tiquicia con el tema de los gais. AFP

La Asociación Internacional de Gais, Lesbianas, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (ILGA por sus siglas en inglés) publicó un informe en el que se destacan los dos grupos de países que hay en el mundo: los que califican de criminales a las personas LGBTI a través de sus leyes (sobre todo a lesbianas y gais), y a los que no lo hacen.

La nueva publicación “Homofobia de Estado 2019” dio a conocer los resultados que aunque van a paso lento, avanzan hacia la igualdad de derechos.

Según la edición 17 del informe, en 70 países ser gay o lesbiana aún se considera ilegal, mientras que en 123 no existen leyes que lo penalicen.

En el informe difundido en la reunión anual de la Organización de las Naciones Unidas que tiene lugar en Nueva Zelanda, destacan India, Trinidad y Tobago y Angola que eliminaron las penosas prohibiciones que aún mantenían en contra de la diversidad sexual hasta el 2017, año en que fue publicada la entrega anterior del documento.

El informe hace un análisis de cómo los derechos civiles avanzan hacia la equidad. En este sentido, desde el 2017, 26 países se han sumado a la lista de los que permiten el matrimonio igualitario, entre ellos Australia, Malta y Alemania.

Otras naciones mencionan de forma explícita en su constitución la prohibición de la discriminación en razón de la orientación sexual. Este grupo lo integran Ecuador, Bolivia, Sudáfrica, México y Portugal, entre otros.

El número de países que castigan con pena de muerte las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, no ha disminuido; se mantiene en seis: Arabia Saudí, Irán, Yemen, Sudán, Nigeria (12 estados) y en algunos lugares de Somalia.

Además, hay lugares en los que la homosexualidad puede alcanzar como pena máxima la muerte: Mauritania, Emiratos Árabes Unidos, Catar, Pakistán y Afganistán. De este grupo de la muerte salió Irak, pero continúa siendo un país que criminaliza y persigue a los homosexuales bajo acusaciones de escándalo público y prostitución, entre otras.

Además, 26 países penalizan hasta con entre 10 años de prisión y cadena perpetua a las personas homosexuales; y en 31 alcanza una pena de hasta ocho años. Esto significa que uno de cada tres países (35%) castiga el hecho de ser gay.

El caso más notable de avance es el de India que despenalizó la homosexualidad en septiembre del 2018 haciendo que el número de personas sometidas a leyes homofóbicas disminuyera a 27 % de la población mundial.