Redacción .6 septiembre

Definiciones y etiquetas hay muchas, al igual que diversidades sexuales. La más reciente describe a los cashsexuales, los hombres que tienen sexo gay por dinero.

Además, la palabra describe la necesidad que tienen de sentirse poderosos. ¡Qué descaro!

A algunos la plata les cambia las preferencias sexuales. Foto: AFP. Imagen ilustrativa.
A algunos la plata les cambia las preferencias sexuales. Foto: AFP. Imagen ilustrativa.

Según Joe Kort, autor de “¿Is my husband gay, straight or bi?”, (Es mi esposo gay, heterosexual o bisexual) una guía para mujeres preocupadas por sus maridos, ya que se refiere a hombres heterosexuales que intiman con otros hombres porque han erotizado el dinero y la sensación que genera el ser admirados y pagados por otros, de acuerdo con el medio SDP Noticias.

En dos platos a los cashsexuales les excita recibir dinero a cambio de sexo. Algo que para muchos es sorprendente, pero que en esta época puede resultar muy normal para otros.

Recibir elogios los transforma. Los hace sentir importantes, deseados y valorados. Es por ello que su ego crece y comienzan a pedir cada vez más dinero por hacer “reales” los encuentros eróticos. Después regresan con su esposa y familia a una burbuja de heterosexualidad", explica Kort.

Su premisa se basa en que es muy difícil tener sexo con alguien que no te excita, así que los costos tienen que ser elevados. Sin embargo, no lo hacen únicamente por dinero, sino porque recibir esa compensación económica los enciende.

Esta clasificación es similar a la de los “highsexuales”, aquellos hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres cuando se encuentran bajo los efectos de la mariguana.

Aunque también se considera como una manera de disfrazar la homosexualidad, la población LGBTI ha aceptado la palabra como un proceso de apertura.