Por: Redacción .   5 noviembre, 2019
“La homosexualidad no es una enfermedad. Por lo tanto, incluso el término terapia es engañoso”, dijo Spahn en un comunicado. Foto: con fines ilustrativos

Las terapias dirigidas a “curar” la homosexualidad y transformar al “enfermo” en una persona heterosexual serán prohibidas en Alemania, gracias a un proyecto de Ley.

Así lo informó el medio Hoy.es, el cual informó que el ministro germano de Sanidad, Jens Spahn, dijo que los homosexuales y lesbianas no están enfermos, sólo tienen otras preferencias sexuales.

El ministro, quien es abiertamente homosexual, está empeñado en luchar contra todo tipo de discriminación y mencionó que estas terapias provocan un grave sufrimiento físico y psíquico.

"Esas presuntas terapias enferman y no curan”, aseguró Spahn.

Según la propuesta del ministro, las llamadas terapias de conversión o reorientación sexual serán prohibidas absolutamente para menores de edad y solo autorizadas cuando el interesado sea consciente de las consecuencias físicas y psicológicas de ese tipo de tratamientos.

También los jóvenes de entre 16 y 18 años podrían someterse a esa terapia siempre que el profesional pueda demostrar que el paciente, pese a su edad, posee la capacidad de comprender las implicaciones y los riesgos del tratamiento.

“Pero de ninguna manera si la persona afectada muestra en su decisión una falta de voluntad por engaño, error, coacción o amenazas. De registrarse este caso, quienes fuercen a una persona a someterse a una terapia de conversión podrán ser castigados a penas de hasta un año de cárcel o multas de hasta 30.000 euros (unos ¢20 millones)”, dice el documento.

El rango de terapias de conversión en Alemania va desde el asesoramiento hasta la hipnosis o la terapia de descarga eléctrica, las cuales han sido ampliamente condenadas por asociaciones médicas de todo el mundo por ser ineficaces y perjudiciales para la salud mental.