El cantante contó que estuvo saliendo con un joven, pero que la relación se volvió muy tóxica por lo que decidieron terminar.

Por: Redacción  23 agosto

El cantante e influencer Alex Badilla hizo un video en las historias de Instagram para contarles a sus seguidores por qué ha estado tan alejado de las redes sociales.

Alex Badilla. Instagram

El maquillista mencionó que se quería “sincerar” y que todo lo que le había ocurrido en este último mes estaba apenas para escribirlo en un libro o que era digno de un libreto de película.

Y es que Alex contó que estuvo saliendo con un joven, pero que la relación se volvió muy tóxica por lo que decidieron terminar.

“Él nada más se fue y empezó su vida con otra persona y adivinen a quién le tocó levantarse de las cenizas, a mí como siempre. Como siempre me cambian por un chico que es masculino, ese que no se ve femenino, que no usa tacones. Obviamente lloré y me rompí en mil pedazos (...) ahora entiendo cuando la gente dice: me duele hasta el alma”, dijo.

Alex mencionó en el video que, a raíz de la ruptura con su pareja, empezó a tomar unas pastillas antidepresivas que eran tan fuertes “que volvieron a activar el virus de mi hígado. Empecé a ponerme otra vez amarillo, a tener comezón en mi cuerpo, se me cayó parte del pelo. Fue un infierno”.

También contó que, para terminarla de hacer, se enteró que su casa disquera había vendido su música a otra compañía y que actualmente no está recibiendo ni una tejita por las reproducciones de sus videos o de sus canciones en Spotify.

“Simplemente fue como que agarré mis sueños y se los entregué a una compañía y cuando ya alcanzaron lo que quisieron, Alex Badilla ya no importa, ya sacamos de él lo que queríamos y adiós. Y así fue como quedé sin música”, agregó.

Alex Badilla. Instagram

Para rematar, su abuelita, quien fue quien lo crió en San Ramón, se enfermó y por eso decidió irse a vivir con ella varias semanas para cuidarla.

El cantante además reveló que empezó a ir a un centro de rehabilitación mental para tratar su ansiedad y los ataques de pánico que ha estado experimentando en las últimas semanas.

Alex dice que ha empezado a entender que no tiene por qué sentirse mal por ser auténtico y que la música es lo suyo, por lo que no se dejará vencer.