Erick Quirós.18 julio

Pese a que cuesta verlo serio, Alonso “el Mariachi” Solís tiene más de un motivo para sonreír durante este mes, gracias al bonito presente que vive.

Mientras su brete en “Conexión fútbol” y en “VIS10N” va viento en popa, en el lado sentimental cada día está más enamorado de su esposa, Debbie Soto, al punto que se volverán a casar el 28 de julio.

En los últimos días la pareja ha mostrado en redes sociales todos los preparativos de su segunda boda. La anterior, hace casi un año (el 29 de julio del 2018), el Mariachi tuvo un detallazo con Soto, pues hubo propuesta y matrimonio al mismo tiempo, algo que es muy pocas veces se ve.

Hace un año Debbie pensó que solo celebraría su cumple. Instagram.
Hace un año Debbie pensó que solo celebraría su cumple. Instagram.

Sin embargo, a los dos les quedó la sensación de que les faltó sentir los nervios y la adrenalina que muchos experimentan días antes de caminar al altar.

Es por eso que se pusieron manos a la obra y juntos organizaron una ceremonia bastante bonita para agradecerle a Dios lo bien que los ha tratado durante este año de amor. También para que la esposa tenga la boda que siempre soñó.

La ceremonia será en un salón en Turrúcares de Alajuela y allí los acompañarán todos los familiares y allegados de la pareja. Tampoco pueden faltar los compañeros de Alonso en los dos programas de televisión en los que cada semana se le ve muerto de risa mostrando la felicidad que vive esta linda etapa de su vida.

El día de la primera boda, ni la novia sabía que se casaba. Instagram.
El día de la primera boda, ni la novia sabía que se casaba. Instagram.

–¿Cómo vive estos días antes de la segunda boda con Debbie?

Muy contento, es difícil porque siempre se sienten nervios, pero trato de estar tranquilo. Lo que queremos es agradecerle a Dios por este año de matrimonio que hemos tenido y poder acercarnos más a Él. También quería que ella tuviera una boda como se la merece.

–En sus redes se siente mucha ilusión, ¿de verdad lo está viviendo así?

Sí, me siento muy emocionado porque nunca tuve una boda así, la primera vez que me casé tenía 20 años y no fue algo grande o especial. Esta la veo como si fuera la primera vez, ver a Debbie tan emocionada me hace muy feliz.

–¿Qué pasó la primera vez que se casó con Debbie?

La historia de la boda nunca la he contado en medios y fue así: Ella cumplía años y quería hacer algo en un lugar diferente, así que le dije que tenía un amigo que me alquilaba la quinta en La Garita de Alajuela que tenía piscina, un rancho, cancha de fútbol y que se prestaba para hacer algo bonito. Le pedí que le dijera a sus amigos y yo a los míos para hacer una fiesta ahí.

–¿En qué momento se dio lo de la boda?

Yo le conté a las dos mejores amigas de ella, a Daniela y a Yerlin, para que me ayudaran. Ya Debbie me había dejado claro (sin saber lo que vendría) cuál era el vestido que quería para casarse y fui y se lo compré, también los anillos, hablé con la abogada, contraté a la hermana de mi esposa, que tiene un catering service, y les dije a mis amigos músicos.

–¿Qué pasó después?

Todo empezó como un cumple normal y luego me puse a tocar con el grupo, le dediqué unas palabras y de una vez le propuse matrimonio. Ella me dijo que sí, le di el anillo y le dije que a mí me gustaba hacer las cosas de una vez, por lo que entró la abogada y Debbie se sorprendió. Le comenté que tenía un ratito para alistarse porque ya las amigas le tenían todo arreglado. Nos casamos con mariachi y todo.

–¿Qué dijo ella en ese momento?

Para ella fue una sorpresa porque llegó soltera y sin compromiso a la fiesta y salió casada. Ahora, un año después quisimos hacer las cosas con más tiempo, para disfrutar de esto tan bonito con nuestras familias.

La pareja pasa vacilando y se nota que se llevan muy bien. Instagram.
La pareja pasa vacilando y se nota que se llevan muy bien. Instagram.

–A simple vista se ve que se llevan muy bien, ¿es así?

Sí, no nos gusta fingir, somos un par de locos enamorados, a los dos nos gusta hacer bromas y vacilar, nos disfrutamos mucho. Ella ha sido una bendición en mi vida, que llegó a levantarme de la tierra y por eso siempre le voy a estar agradecido a Dios porque me dio a alguien que guardo como un tesoro.

–Ella también se ganó muy rápido a sus hijas...

Claro, parte del cambio y del milagro que tuve en mi vida fue gracias a ella. Me ayudó a unirme de nuevo con mis hijas y a tener un nuevo aire en la vida, eso es algo por lo que siempre le voy a agradecer.

Los compas del Mariachi en Conexión estarán presentes en la ceremonia. Foto Jeffrey Zamora
Los compas del Mariachi en Conexión estarán presentes en la ceremonia. Foto Jeffrey Zamora