Erick Quirós.20 diciembre, 2020
Álvaro pudo al menos ser parte de los programas especiales del 6. Cortesía.
Álvaro pudo al menos ser parte de los programas especiales del 6. Cortesía.

Álvaro Zamora tiene 20 años de ser el animador oficial del redondel de Zapote y este año debutaba como comentarista en los toros de Repretel, sin embargo, la pandemia lo dejó sin una ni otra.

El moncheño, único que lleva estadísticas de toros en el país, había encontrado consuelo por no trabajar en estas corridas, por ausencia del público en Zapote, en integrarse al elenco de la televisora, pero la cancelación de la actividad, el viernes anterior, lo dejó viendo pa’l ciprés.

El fiebre de los cachudos afirma que si bien respeta completamente la decisión, le duele en el alma porque era la oportunidad de cumplir un sueño.

“Era como la novedad de Repretel y es una ilusión que tenía hace mucho, creo que podía aportar con la experiencia acumulada en el redondel, aunque a mí la animación me encanta. Tenía muchas ganas de contarle al país toda la información que he recogido por tanto tiempo y para mí, vivirlo de una manera diferente”, contó.

Ya se había comprado varios pantalones para verse bien y tenía una pila de papeles lista para utilizarla en cada transmisión.

La montaña de papeles quedó sin usarse en la mesa de Zamora. Cortesía.
La montaña de papeles quedó sin usarse en la mesa de Zamora. Cortesía.

“Tengo la mesa de mi casa llena de archivos, papeles y notas que estaba estudiando. Desde que me dijeron que iba a ser parte del seis había estado preparándome, ahora tocará guardarlo para el otro año, esperemos que todo mejore”, señaló.

El animador dice que participar en las corridas de toros era para él una gran ayuda en el plano económico en un año en que ha tenido muy poco brete.

“En años anteriores yo en diciembre no tenía un solo día de descanso, pasaba con agenda llena y esta vez si acaso tres actividades y ahora esto también se me fue. Es una situación difícil no solo para mí, sino para todos los que trabajamos en eventos”, agregó.

Zamora guarda la esperanza de que lo llamen para estar en el programa Todos desde la barrera, que tendrá la televisora de La Uruca para sustituir las corridas.

“Voy a ser parte de los especiales que va a tener Repretel para el 25 de diciembre y el primero de enero y espero también que me tomen en cuenta para el otro programa”, explicó.