Erick Quirós.2 diciembre
Alonso Solís y Deborah Soto en redes parecían muy felices. Instagram.
Alonso Solís y Deborah Soto en redes parecían muy felices. Instagram.

El divorcio de Alonso Solís y Deborah Soto ya tiene tintes de telenovela.

Por un lado ella lo acusa de agresor y lo tiene con orden de alejamiento ante el Ministerio Público. Por el otro, el exfutbolista respondió diciendo que más bien él era quien sufría abusos físicos al punto que lo llegaron a amenazar de muerte.

“Me dijo que me iba a pegar un balazo”, aseguró Solís en entrevista exclusiva con La Teja.

Al preguntarle sobre lo que sucedió el día en que se separaron comentó que no había hecho público lo que pasaba porque en el país es muy difícil que entiendan que un hombre también puede sufrir de violencia.

“He sido agredido constantemente, lo que pasa es que: ¿cómo un hombre aquí en Costa Rica va a llegar a decir que lo agredieron? Es muy difícil para uno como hombre, mis hijas han visto agresiones, tengo amigos que han visto también, amigos de ella que también han visto agresiones físicas. La relación siempre ha sido de mucha explosividad de ella y yo respondiendo”.

También dijo que los amigos de Soto eran testigos de lo que se vivía, pero que no se atreverían a decir lo que pasó.

“Lástima que los amigos de ella no se van a atrever, pero ojalá que si ven esta entrevista y son honestos y gente de bien que digan que vieron cuando me pegaba, cuando se me tiraba encima”, agregó.

Por esa última sugerencia de Solís buscamos a uno de los amigos más cercanos de su todavía esposa para que nos contara de primera mano la realidad de la relación y soltó detalles bastante fuertes.

Este amigo de Debbie accedió a hablar con La Teja, pero nos pidió guardar su identidad.

–¿Qué piensa al leer la nota de La Teja en que Alonso Solís asegura ser el agredido y no Debbie?

A todos los amigos de ella nos dio mucha cólera leer la entrevista porque no es cierto. A Deborah la conozco desde hace muchos años, incluso antes de que empezara a salir con Alonso y he tenido acceso, de primera mano, a audios y mensajes y he visto actitudes por lo que puedo decir que todo lo que les dijo es completamente falso.

Él dice que tiene miedo de que Deborah lo mate y yo le puedo jurar por lo más preciado que tengo, que es mi familia, que no es así. Alonso dice que ella tiene problemas mentales y es él el que los tiene.

–¿Por qué lo dice?

Con nosotros era la persona que vemos en tele, cantaba y hacía chistes, pero una vez que nos íbamos empezaba el problema con ella; agresiones, insultos y celos, que por qué se le sentó a la par a alguno o por qué se reía tanto con un chiste de otro.

–¿Cómo sabe eso?

He visto mensajes y escuchado audios y además, ella me había contado que vivía en una constante amenaza, no podía acercarse ningún hombre a ella, incluso, podían ser compas de él de Conexión y ya había pleitos y con los peores insultos que uno se podía imaginar.

–¿Algún día ustedes fueron testigos de alguna pelea así?

De ninguna, Deborah nos había contado que a todos los del círculo de amigos nos quería pegar, pero no nos decía nada, tampoco vimos nada porque él sabía que si veíamos algo nos íbamos a meter, pero sí pasaba que por algún comentario o broma se ponía incómodo y al rato se iba a acostar o se iba del todo, le preguntábamos a ella que qué pasó con él y solo nos decía que se enojó y ya.

–¿En qué momento se dieron cuenta de que la relación era tan complicada?

Todo iba bien hasta lo de Denny’s (supuesta agresión en el parqueo) él le pegó y le rompió parte del labio, ella me lo contó y yo vi como lo tenía, ese día se volvió histérico por celos y le dio muy fuerte. Ella lo terminó, pero luego él la manipuló diciéndole que estaba teniendo una vida muy dura y que por eso había pasado pero que iba a cambiar.

Todo se agravó el día de la primera boda. Todo fue muy raro porque se pensaba que era una fiesta de cumpleaños para ella y fue algo bonito, pero muy extraño porque ahí mismo le propuso matrimonio y como ella dijo que sí, ahí mismo le llevó a los abogados, o sea, firmaba o firmaba.

–¿Se casó por presión, entonces?

Ella sí estaba enamorada y sí había visto un cambio, pero firmó por compromiso.

–¿Qué pasó después?

Ahí empezaron los problemas más graves, mucho control. Nosotros tenemos la costumbre de reunirnos y notábamos que había tristeza en ella, cuando había alguna fiesta ella inventaba algo para no ir porque él no la dejaba o le decía que iban para otro lado y al final él sí salía.

Él buscaba pretextos tontos para insultarla, algo tan simple como cambiar el canal del tele ya era motivo suficiente para una pelea y que se fuera de la casa, volvía como si nada hubiera pasado, hecho un amor con ella. Debbie se dio cuenta que se iba a ver con otras mujeres porque esto no es solo por agresiones sino por infidelidades, las cuales ella va a publicar en su momento.

–¿Qué dicen esas pruebas?

Con solo un audio todo el país se puede dar cuenta de que Solís no es como se muestra, ella tiene horas de insultos grabados que en su momento van a salir a la luz, pero por temas legales ahora no se pueden compartir. Todo mundo sabe que no respeta a la mujer, no lo hizo con Amalia, la exesposa, y menos con Deborah. Usted va a Desamparados, de donde es Amalia, y pregunta y todo mundo sabe lo que es él y lo que le hacía a ella.

El amigo de Soto dice que Solís es muy diferente cuando no hay cámaras encendidas. Jorge Navarro.
El amigo de Soto dice que Solís es muy diferente cuando no hay cámaras encendidas. Jorge Navarro.

Nos dio mucha cólera porque él dijo en VIS10N que ante Dios la verdad siempre saldrá a la luz y yo la verdad no sé cómo hace para jurar ante Él así, si sabe que hay pruebas que lo pueden despedazar. En un principio ella no quería hacer nada público, pero él está diciendo cosas que la van a obligar a hacerlo.

–¿Cómo está llevando Debbie este proceso?

Ella le tiene una denuncia puesta en el Ministerio Público, también en el Inamu está llevando acompañamiento. La Policía fue por lo menos tres veces a la casa de ellos en Curridabat por problemas de agresión.

–¿Qué fue lo que ocurrió el sábado que se separaron?

El problema fue que Deborah salió a comer con una amiga y él se volvió loco, le dijo de todo, que sabía que todavía se veía con el ex y eso es falso, los que la conocemos sabemos que ella era casa-trabajo porque él no la dejaba ni moverse, imagínese que si duraba en contestarle un mensaje ya había problemas.

Hay audios y llamadas en que él dice: “eso que me está haciendo se lo voy a cobrar”. Por eso ella llamó a la mamá para que la acompañara a la casa y él ese día hizo las de siempre, agarró las cosas y se fue, y ya el domingo estaba en la casa como si nada. Cuando ella llegó le dijo que se fuera y él le dijo que no, entonces ella llamó a la policía, cuando llegaron ellos querían evitar sacarlo arrestado y fue ahí cuando se puso a insultarla en frente de la ley y de la mamá de ella, por eso Deborah se fue a poner la denuncia.

–¿Cómo está ella?

La presión para ella es enorme porque él llega y sonríe en uno de sus programas y todo bien, después dice que él es el agredido y le creen porque todo el país lo ama, aunque Deborah tenga pruebas de que no es así. Ahora hemos estado con ella siempre, le pedimos que cambie de apartamento y que no ande sola, queremos que siga adelante con su vida porque una vez que se divorcien le va a costar porque el daño moral que tiene es muy grande, para eso estamos los amigos y el Inamu ayudándola.

–¿Ustedes como amigos qué hicieron para ayudarla?

Es un tema delicado porque por más que intentamos persuadirla es difícil porque ellos son pareja y también por las reacciones de Alonso ha habido temor de que si alguno sale a decir algo nos pueda pasar cualquier cosa. Además, cuando una mujer está enamorada es difícil, cuando empezaron él estaba en la ruina y lograron salir adelante juntos, eso nos gustaba, de hecho en los votos de la boda él lo dijo y hay videos de eso, si Deborah lo agrediera él jamás va a decir eso; ella lo ayudó a reconciliarse con las hijas, pero cuando empezó de nuevo a tener plata y a estar en los medios fue donde empezó todo lo malo.

–¿Cuando se dieron cuenta que el asunto estaba tan grave?

Desde siempre, ella no nos contaba muchas cosas por miedo, pero eso es de siempre. La boda fue simbólica, pero el ambiente ha sido tenso, los amigos de ella sabíamos que estaba mal. Cualquier amigo de él sabe que es infiel, incluso si usted ve VIS10N ahí hace bromas de eso porque saben como es. Buscaba enojarse para irse solo, cuando tocaba en bares nunca la llevó porque siempre tenía a otra mujer esperándolo.

–¿Sintieron miedo de que algo peor ocurriera?

Recuerdo que cuando pasó lo de Eva Morera ( joven asesinada por la pareja) les dije que me preocupaba por Deborah porque estaba triste y retraída.

Hemos deseado salir corriendo a los medios al ver lo que él dice y mostrarles todo, con un audio la imagen que tiene se pierde, se van a quedar con la boca abierta de todo lo que dice, yo tuve acceso y es muy fuerte, pero estoy seguro que va a salir a la luz y es lo mejor porque hay gente que hace y deshace solo por ser figura pública, a mí como hombre me insulta saber que alguien como Solís nos representa.

–Alonso asegura que también tiene pruebas...

Creo que siempre hay dos versiones, pero tienen que ser creíbles, en una discusión se dicen cosas fuertes, pero no es como él lo dijo, si se investiga se le cae la mentira porque ¿quién va a meter una orden judicial por puro rencor? El problema es que la mujer lleva las de perder porque si no lo dice la critican porque calló y si se empodera y lo dice todo el mundo opina que es culpable por haberse metido en eso. Yo pagaría por ver pruebas de infidelidad o de agresiones por parte de ella a él.

–¿Por qué ella se involucró con él sabiendo que tenía fama de infiel?

Las razones por las que estuvieron juntos son muy de ellos, ella no sabía quién era al principio y ya después se enamoró. Al tiempo se dio cuenta de las infidelidades que él trataba de ocultar con insultos y control mental que eso también es agresión, aparte de golpes que también había.

–¿Ustedes le advirtieron antes de empezar?

Nosotros le dijimos a ella que tuviera cuidado porque él era perrillo, pero la verdad es que ella y todos le creímos que no, uno lo ve en tele y piensa que es incapaz de agredir a una mujer o ser infiel, pero ya cuando se está dentro del núcleo familiar es muy distinto, por eso trataba de mantenernos alejados.

El Mariachi y su todavía esposa están en el ojo del huracán. Instagram.
El Mariachi y su todavía esposa están en el ojo del huracán. Instagram.